La mentira de Pablo Aguado en México.

Por Juan Carlos Valadez. De SOL y SOMBRA.

Pablo Aguado llegó a México como un ídolo sin siquiera haberse vestido de luces y lo hizo trayendo bajo el brazo un gran aparato publicitario, pero lamentablemente aquello sólo era una ilusión o más bien era la nueva versión de ‘Casi el Paraíso’, aquel célebre libro de Luis Spota en su versión 2019 que nos cuenta la historia de un falso aristócrata europeo que llegó a Mexico con todos los honores y que nos reflejaba un retrato de la burguesía mexicana del siglo pasado.

Y así llegó Pablo Aguado a México, como un aristócrata del toreo y con toda la prensa rendida a su pies, algo que ya hubiera envidiado el gran Paco Camino en su momento o el mismísimo Antonio Chenel Antoñete, que cuando llegó a nuestro país por primera vez descubrió que nadie sabía quién era.

Pero Pablo Aguado es un hijo de la modernidad y gracias a la televisión en vivo y a las redes sociales, pudimos apreciar sus tardes épicas en Madrid y Sevilla las cuales nos hicieron soñar y pensar que estábamos frente a un torero fuera de serie. Por esta y otras razones de peso, su llegada a Mexico no paso desapercibida y lo recibimos como a un ídolo, lo que no sabíamos es que el sevillano traía en su equipaje una colección de espejitos para sus anfitriones.

Tan solo toco suelo mexicano la alta sociedad taurina se volvió loca y le pidieron que los aceptara como amigos, invitándolo a sus tientas en donde le prodigaron toda clase de caravanas, honores y servilismo. Pero el momento de la verdad tenia que llegar y fue ahí cuando en la narrativa de esta historia la falsa ficción fue alcanzada por la realidad.

El breve sueño que vivía en México Pablo Aguado era fabuloso e increíble, pero pronto tendría que terminar, porque ya sabemos que el toro siempre pone a todos en su lugar.

Y con toda esa expectación se presentó en Juriquilla en donde jugó al toro con unos indecentes animalitos, de embestida aborregada y pitones inexistentes. De esta forma, y sin que se le cayera la cara de la pena, Aguado se aprovechó junto con sus apoderados de la inocencia y del eufórico comportamiento de un público noble y cursi que enloqueció con su toreo en una bella plaza ‘boutique’ que más que una plaza de toros tradicional, se asemeja más a un coto privado en donde se celebran fiestas camperas con amigos e invitados.

Aquello fue de verdad algo indecente por la falta de seriedad, pero Aguado salvo su cuello en Juriquilla. Al día siguiente se encaminó rumbo a la Monumental de Aguascalientes en donde tendría su siguiente prueba y fue ahí precisamente en donde en donde se les cayó el teatrito.

Todo estaba predispuesto para que en Aguascalientes triunfara ante una afición que ha encumbrado en el pasado a muchos toreros españoles, pero las faenas que la concurrencia esperaba por parte del sevillano nunca llegaron. El colmo fue que nuevamente lidió un par de bichos impresentables y mostró muchas indecisiones, al grado que le sonaron tres avisos en su segundo toro y el público con toda la razón del mundo le fue hostil.

Aquel alegre acontecimiento que había sido la jornada previa a su presentación en Juriquilla, se derrumbó en Aguascalientes como una torre dé naipes y así fue como el sueño y el objetivo de Pablo Aguado en México que sus apoderados -los Vázquez– le hicieron creer que podía alcanzar, acabó sepultado por sus errores administrativos.

Ellos, Antonio y Fran Vázquez son los principales responsables de esta catástrofe del torero sevillano en México, ese país al que llegó con aires de aristócrata, pero del que se va como un plebeyo.

Afortunadamente en el toreo nada está escrito definitivamente y deseamos que hayan aprendido de esta lección Pablo Aguado y sus apoderados, quienes seguramente ya se dieron cuenta que el público mexicano ya no se chupa el dedo y que está cansado de que le sigan viendo la cara con abusos y engaños.

La próxima corrida de Pablo Aguado en nuestro país será el primero de diciembre en la Plaza México y ahí esperamos que pueda ofrecernos otra cara de su toreo ante toros de verdad y no con becerros como lo hizo el pasado fin de semana en Juriquilla y Aguascalientes. Porque de no ser así, seguramente será su despedida de la Plaza México y un trágico final para su temporada invernal por ruedos mexicanos.

Que triste pero con Pablo Aguado se cumplió aquel refrán que dice: Más rápido se coge al mentiroso que al cojo. Nos vemos el primero de diciembre en la Plaza México.

8 Comentarios »

  1. Aguado es un torero producto de la propaganda, que, en ocasiones, hace honor a su apellido . El articulista tiene que seguir un curso intensivo de ortografía y cuando escribe” falsa ficción “ está perpetrando un pleonasmo .

    Me gusta

  2. Con todo respeto y objetividad mi comentario.

    No sólo es él. Pasa con varios españoles y toreros mexicanos que cada fin de semana presumen de cortes de oreja y salida en hombros ante novilladas y no verdaderas corridas.
    Culpables muchos (no puedo generalizar): empresarios que buscan solo el negocio, ganaderos que venden lo que les piden, toreros con falta de vergüenza torera, y la afición que lo permite.
    Leo un desprecio en sus palabras como reportero o cronista taurino, ante un torero en su primer temporada en México, cuando hay “figuras” que lo vienen haciendo por años.

    Me gusta

  3. ¿Por qué le siguen dando espacio a este cobarde para que siga destilando amargura? Con las buenas plumas que hay en México seguirle dando coba a este mentecato. Que bajo ha caído este blog.

    Me gusta

    • Pero nunca tan bajo como la sección taurina de La Afición en su edición nacional. Deberían de buscar esas plumas que mencionas y darles la oportunidad para ver si así levantan un poco el rating.

      Juan Carlos Valadez.

      Me gusta

  4. La critica no la veo del todo mal , como bien dices en el Toreo no hay nada escrito .
    Pablo no es un mal torero es muy bueno como todos los buenos , hay momentos buenos y momentos malos .
    El estuvo bien en uno y mal en otro .
    Les y te recuerdo que en Mexico no hay Toros como en España , ni del tamaño ni de la casta .
    Tan simple como aqui hay toros Mexicanos y alla Españoles .
    Bien dices , Nos vemos el primrro de Diciembre.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s