“Tengo gratitud con los que han estado y los que no, los que han abierto y cerrado puertas”: José Mauricio.

Por Jaime.

Hace 48 horas el colosal Embudo de Insurgentes vibró de la mano de José Mauricio ante una muy seria corrida de Barralva. Un torero que ilusionó y que quedó en el ostracismo por las cosas que tienen los despachos taurinos. Hoy hablamos con él con los ecos de una tarde que debe ponerle a funcionar.

¿Cómo se encuentra?

Dolorido pero contento. Estoy ahorita con los golpes, las contracturas y el esguince pero bien.

Fue una cogida muy violenta, por el pecho.

El toro tenía violencia y tiraba cornadas a cada momento. Fue una de esas cogidas que, cuando te ocurren, no te suelen perdonar. Afortunadamente me perdonó.

Un toro, el de Barralva, muy serio.

Sí y complicado. Tenía una gran cualidad como era la transmisión, algo que hace que llegue lo que le hagas al tendido.

Un animal que imponía, muy por encima de lo habitual.

Aquí se lidian toros hechos pero tenía más cara que de costumbre. Lo que he toreado en mi carrera son toros serios, hace poco en Tlaxcala toreamos una muy seria y grande con Finito y Jerónimo. El encaste mexicano Santa Coloma Saltillo es más chico que el Atanasio y lo hace menos impactante. Los toros con trapío y edad imponen.

Antes de entrar en profundidad en el pasado domingo, ¿por qué desapareció tras el gran nombre que tuvo en 2009?

Tuve una época muy buena pero cuando despegaba falleció mi apoderado Pepe López Hurtado y me vine abajo anímicamente. Me apoderó el Quitos, cogí fuerzas, me fui a España buscando suerte y contratos pero no la tuve. Al ir a España perdí el ambiente en México y tras un año en España desaparecí y empezar de abajo es complicado. Terminé con El Quitos y me cogió Adolfo Guzmán sin lograr entrar en plazas de primera pero estando bien en plazas de tercera. Cuando no puedes pasar a plazas de primera todo es complicado. Con Alejandro Peláez y Tauroespectáculos me abrieron las puertas. Hace dos años estuvimos solos y hace uno se unió Tauroespectáculos. Así se fue abriendo el panorama pasando de 4 a 12 y luego a las 22 de este año.

Clave para poder ver la dimensión del domingo ese rodaje.

Claro, se ve la diferencia de llegar toreado a no. Empecé a torear en plazas a las que llevaba años sin ir como San Luis (corté tres orejas) tras siete años sin ir, en Huamantla tras diez años corté dos orejas e indulto, Tlaxcala, Puebla, Texcoco, Pachuca… Esos triunfos me dieron el ambiente que tenía el pasado domingo.

Un desierto sin La México de cinco años.

Volvimos con el pie derecho y cargados de sentimientos. No he visto las faenas, no sé si fueron buenas o malas, pero los sentimientos en la plaza me generaron la tarde más emocionante de mi vida y sé que para muchos, que han apoyado mi lucha, también.

¿Por qué esa caída tras la muerte de Pepe López?

Era como mi papá, le veía todos los días, me daba fuerza en una época frágil en la que te falta madurez para un ambiente complicado y ese respaldo te da seguridad. Al morir es como perder a un padre y la seguridad que había con él se cae. Al morir, los ganaderos no me contestaban y los empresarios me decían que no tenían espacios para mí. Pepe era muy temperamental y se peleó con 2-3 empresas, cuando murió cargué con sus pleitos y no me contrataban.

Usted logra recomponerse, ¿a base de torear y madurez?

La madurez es muy importante en el torero. Cuando van pasando los años los toreros cogen poso. El toreo no es un deporte, es un ejercicio del alma, un arte y la sensibilidad del artista va a más. Va fluyendo desde el interior y se nota a base de vivencias. La madurez del dique seco, el estar picando piedra hizo que salieran los sentimientos el día 15.

Curiosamente con la misma ganadería que la que le lanza en 2009 con la gran faena a Azucarero.

Resurgí con ella y 10 años después he vuelto a hacerlo con más fuerza. Me han tocado toros buenos y la tengo aprecio.

Esa tarde de Azucarero supuso la confirmación de Miguel Ángel Perera. Usted dejó una gran faena pero se habló mucho del rabo protestado que cortó Perera, ¿le perjudicó?

No, al contrario. Fue un día bonito para la fiesta en México. Me siguen platicando de ese triunfo. Fue una tarde bonita y para mí no me afectó el rabo de Perera. Lo que necesitamos en la fiesta de todo el mundo son triunfos o tardes que el aficionado recuerde con emociones. La tarde de 2009 marcó a gente aficionada y no aficionada, para bien de la fiesta. Cuanto más triunfo mejor para la fiesta.

Triunfo pero no triunfalismo como dejó claro el rugido del domingo en base a la emoción.

Es lo importante, las orejas son retazos de toros. La emoción queda en el recuerdo. Me acuerdo de faenas de David Silveti, en las que no hubo orejas, que me emocionan. A Rey Mago no sé si se le cortó nada pero me acuerdo de ese trincherazo o las tandas del maestro Pana. La emoción no se puede perder en la fiesta de los toros, es lo único que lo defiende. Con palabras no se enamora a nadie, que salgan emocionados por lo vivido es lo que la hace perdurar.

¿Cuándo se triunfa te acuerdas de los que no cogieron el teléfono?

Ya me hablan y son mis amigos (risas). Sé quiénes siempre han estado, me tengo que interiorizar mucho pero sin perder el piso. Si me lo creo es el primer escalón para derrumbarte. El domingo fue un peldaño que subimos para llegar a donde quiero que me falta mucho. Lo del domingo fue un peldaño y tengo otra opción el que viene. Quería ganarme la corrida del 22 y ahora quiero el 5 de febrero u otra en la segunda parte de la temporada. De ahí a abrir puertas como España.

¿Se llega a ser rencoroso?

Te amarga pero rencor no. Todo lo que he pasado me ha ayudado. Los “no” que he escuchado, las groserías de empresarios y ganaderos solo te van forjando porque todo te pasa por algo. Sin esos sinsabores, sin esas amarguras no hubiera conseguido alimentar el sentimiento del domingo pasado. Tengo gratitud con los que han estado y los que no, los que han abierto y cerrado puertas. Igual que también tengo gratitud con Dios.

¿Cómo se supera la puerta cerrada de España?

Mi vida ha sido 90% ilusión, sueños y vocación. Todos los días me levantaba en España con la ilusión de un tentadero. Salvador Cortés me tendió su mano y me dio campo, es un gran amigo al que le tengo gran cariño y pude mantener la ilusión gracias a él. Antonio Alfonso Martín me mantuvo la fe.

¿Esa puerta de España la ha dejado abierta?

Es mi sueño torear en Sevilla, confirmar en Madrid. Madrid te pone en figura, es la primera del mundo y Sevilla es sensible, parecida a México. Me encantaría torear allí y desbordar mis sentimientos. Son mi ideal y tengo la ilusión por ir, es una tarea pendiente. Entregarme y ellos conmigo es mi sueño.

Eres un torero novedad con 14 años de alternativa, ¿el torero mexicano se hace más despacio?

Toda la vida ha sido así, no sé el motivo. Quitando 2-3 figuras del toreo, mejor dicho 5. Lorenzo Garza, Luis Procuna, Jorge Gutiérrez, Zotoluco tardaron muchos años en hacerse figura. En España han tardado mucho pero aquí es más acentuado. Lo único es que pone a prueba la capacidad de aguantar y la perseverancia. Dos condiciones que te ayudan a expresarte como torero.

Usted tomó la alternativa en un cartel de lujo con el maestro Jorge Gutiérrez y con Enrique Ponce, después hizo el paseíllo en tardes de lujo como la confirmación de Miguel Ángel Perera, ¿cómo sienta el verse anunciado, tras cinco años sin ir, en las fechas más flojas de la Temporada?

Si solo fueran mi mamá o mi abuela me entregaría igual. Ellos van a llevar seis a la otra semana, esos seis a veinte, esos veinte a 400 y así crecer hasta 45000. Poco a poco tengo que ir dando pasos y mi meta es llenar las plazas donde vaya cada día.

Entremos en el domingo. Salieron los dos primeros, muy complicados, ¿se piensa en que el tercero, que fue bueno, iba a salir así?

Cada toro es distinto, los toros son sensibles y no podemos juzgar por los anteriores. Al toro debes salir con tu mente en blanco para que surja todo. Si sales pensando que los 2 primeros fueron malos me hubiera desconfiado. No hubiera podido sacar lo que saqué porque el toro siente al torero. Pensé que saldría el bueno tras los malos. Hay que salir con el alma en blanco y el toro lo siente como un caballo cuando te subes con miedo te tira.

Con el capote la gente se rompe.

Desde que salí, eran muchísimas emociones pues lloré desde el patio de caballos. Tenía ganas locas de pisar mi ruedo, en el que crecí y naci como torero. Dejar de ir tantos años se resiente. Recordé llorando la lucha para esa tarde. Desde que partí plaza la gente se entregó.

Una faena muy personal, diferente.

El toreo es un arte y debemos ser auténticos buscando en nuestro interior. Ninguna figura es igual, en el toreo lo peor es parecerte a otro.

Guardo el precioso comienzo de faena.

Bonito, me encanta el toreo relajado, sin esforzarse como los Vázquez. Sin retorcimiento, sin forzarse como El Callao y muchos toreros que toreaban desmayados como Carlos Arruza. Es el toreo que me gusta y quiero interpretar cuando salgo al ruedo. Estando relajados es como salen las cosas.

¿Cree que debió de dar más sitio al toro por momentos?

Por momentos sí porque se quedaba por la falta de fuerzas y el toro me acusaba al quedarse ahí. El toro no embestía uniformemente y hay muchas cosas para corregir y para mejorar porque todo el tiempo estamos evolucionando. Hay que ver las faenas, analizarlas y mejorar.

¿Qué se le pasó por la cabeza al pinchar?

Me dio más coraje que nada. Un coraje conmigo de tantos años de lucha pero porque era de triunfo importante. Pinchar esas faenas no tiene perdón.

Una clamorosa vuelta al ruedo llegó pese a los avisos.

Señal de lo que sintió la gente. He pinchado varias veces pero desde Piamonte no había visto a nadie dando la vuelta tras dos avisos y ésta es mi segunda vez. Es bonito, una satisfacción pero frustrante ya que perdí dos orejas en una de las faenas para el recuerdo. No tengo perdón.

Le toca el toro complicado en sexto lugar.

Iba mentalizado y lo que pedía era que no me saliera uno cayéndose. Quería que se moviera, fuera bueno o malo, salí convencido de triunfar y tenía que salir a por todas. Tenía que triunfar porque no quería el ostracismo y fui por todo. Salí a entregarme y meter la espada. En todas las corridas de la República he matado y pinché sin perdón al tercero. Me entregué y conseguimos que la gente viera nuestra disposición.

El toro le prende de manera dramática por el pecho tras entregarse en la estocada, ¿pensaba en el triunfo?

Me tocaba los dientes y sentía como si estuviera rotos pero es que tenía la boca llena de arena. Llegó uno diciendo que había doblado el toro y otros que no y le dije a los médicos que me iba. El ganadero de Barralva me dijo que había doblado y saliera por la oreja. Al salir vi al juez y vi que eran dos orejas. Llegó una explosión de emociones.

¿Se esperaba las dos orejas? Yo creo que en el conjunto de la tarde no fueron precisamente inmerecidas.

No sabía ni lo que esperar, estaba en otro mundo. Salía conmocionado, esperaba el triunfo y al cortar las dos orejas del malo me sentí feliz. Al ver las dos orejas no sé como explicarlo, lloré de emoción y no esperaba más que eso.

¿Cuándo se entera de la repetición en la corrida del próximo domingo 22?

Dando la vuelta al ruedo lo anunció el juez por la megafonía.

¿No le llegaron a preguntar?

Iba dando la vuelta al ruedo y dijeron el cartel. Cuando dijeron mi nombre la plaza me pegó una ovación. No me avisaron, “palante”, para eso iba.

¿Suena mucho el teléfono?

Sí ha sonado afortunadamente y queremos que siga.

¿Ha visto la repercusión desde España?

Sí, me han llamado varios de allí. Sí tuvo algo de repercusión y eso me da gusto. Dejé pasear mi sentimientos. Creo que esta faena sí llegó a España y trascendió fronteras, me da gusto. Tengo ganas locas de ir para allá.

Aquí le esperamos, muchas gracias.

A vosotros y espero que lo hagan con un buen plato de jamón (risas).

Publicado en Patrimonio Taurino.

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s