Mérida: Cuando hay toro, todo es mejor.

Lleno en los tendidos de Mérida. Foto Diego Ventura info.

Amigos aficionados… Eso del toro es como se lee: del toro.

De allí parte lo vivido ayer en la tradicional corrida de rejones de Año Nuevo en la Plaza Mérida. Una tarde que, a fuerza de ser sinceros, resultó espectacular. No hubo un triunfo grande, lo que quizá pueda hacer mella en eso de espectacular.

Pero precisamente por eso abrimos con el toro como base. Porque cuando hay toro, todo es mejor.

Diego Ventura se lamentó el no haber sido certero con el rejón de muerte con su primero. Porque bordó el toreo. Se vio en plan maestro, entregado. Me comentó justo antes del paseíllo que quería resarcirse después de irse sin fortuna en dos tardes seguidas a inicios de 2019. Y que Mérida le brinda un cariño especial.

Salió por toriles “2020”, un cárdeno de muy fina estampa del hierro de San Martín. Se deleitó Diego toreando, montando como maestro. Saltaron a la arena los forcados armadores de Aposento da Moita, Portugal, y vaya… ¡qué empaque para la suerte! La pega fue grande.

Fue ese el preámbulo de la tarde del toro. Los otros cinco astados de la legendaria divisa morada y verde, con presencia y peso, brindaron espectáculo. Eso es, en varios conceptos, emoción, peligro y prestancia para el arte y valor ante los caballos de Ventura. Toros con toda la barba, como los de Rancho Seco en la corrida previa. Y un torero a caballo que tiene un sitio privilegiado en el arte de Marialva.

Perdió Diego quizá las dos orejas en ese primero. Y con su segundo salió a por todas. Encantó y se encantó. La famosa frase que a veces no se conjuga (vale con valor) nos vino a la mente porque pudo el multi triunfador de Las Ventas y la Maestranza torear a gusto, llegarle a la afición con mucha fuerza. O sea, vales lo que vales.

Ventura en Mérida. Foto Info Diego Ventura.

Esa forma de irse a dos manos con “Dólar”, su caballo estrella, sin cabezal, cimbró los cimientos de la vieja casa donde nos deleitamos viéndole. Pero aquí hay que señalar que “Agradecido”, le exigió. Los toros con edad son así de duros, como debe, no peritas en dulce como se torea en muchas plazas. Pero si el toro pide cartas credenciales y tú se las presentas, la sinergia llega y encandila.

Grandes triunfadores

Los forcados fueron los grandes triunfadores de la corrida que abrió el “veinte veinte”. Igual, volvemos a lo mismo, porque con toros así, las pegas lucen más. Las dos primeras fueron de poder a poder y la tercera, al sesgo, junto a tablas. La fortaleza de los astados hacía los impactos más crueles. Pero el valor de un forcado lo quisiera tener cualquier persona. Uno terminó en la clínica por un fuerte corte en la cara y otros con contusiones, pero… nada los para. Ni el toro verdadero.

Emiliano Gamero venia de una tarde de indulto en la Plaza México tres días antes. Pero las cosas no le sonrieron en la Mérida como en Insurgentes. Se esforzó en todo momento, fiel a su estilo. En su segundo fue feamente trompicado y entre el caballo que se le fue encima en la caída aparatosa y la embestida del toro terminó con una soberana paliza. Pero continuó en la lidia, cumpliendo con decoro.

Gamero nuevamente en la arena, como en su pasada actuación en la Plaza México.

Santiago Zendejas venía igual de una tarde de grato sabor en la México, pero ayer no las tuvo todas consigo. Quizá la presencia de los dos toros que le tocaron en suerte (el segundo, de 630 kilos). Se esforzó el joven queretano intentando agradar y se lo reconocieron.

Algo me queda claro (o nos queda claro): los aficionados que casi llenaron el aforo (habrán faltado unas 300 o 400 para reventar), se fueron contentos, emocionados, saboreando cada gota de intensidad que se vivió en esta primera tarde de nuestro “veinte veinte”.

El calor humano de la Plaza Mérida y el calor climático, mezclados con sensaciones que solo dan el toro y el toreo, hicieron de este Año Nuevo algo que deja sonrisas.— GASPAR SILVEIRA.

Publicado en El Diario de Yucatán

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s