Es lo que digo yo: La México recupera su esplendor y los triunfadores de la Temporada Grande 2019 – 20.

En los próximos días se conocerán algunos de los premios que se otorgarán a los triunfadores de la Temporada Grande 2019 – 20, una temporada que hay que señalar, finalizó con muy buenos augurios para el futuro de la fiesta brava en la capital mexicana.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Si tuviéramos que elegir un candidato de forma unánime para el triunfador de la temporada, este tendría que ser Antonio Ferrera, pero seguramente saldrán otros nombres a colación cómo el de José Mauricio, Joselito Adame o El Zapata, cada uno con sus méritos y sus matices.

Pero Antonio Ferrera no sólo fue el gran triunfador, de su autoría fue también, la faena de la temporada. Aunque para el recuerdo también quedará una faena de dos orejas que gustó, y mucho, de José Mauricio y una de “El Payo” el pasado cinco de febrero pero que malogró con la espada por poner otros dos ejemplos sobresalientes.

Fueron dos faenas muy meritorias las de José Mauricio a un encastadísimo lote de Barralva; en las que si bien hubo algún problema al principio, a base de tesón, de esfuerzo y de porfía, el diestro capitalino consiguió hacerse de las bravas embestidas de sus toros, sometiéndolos y dominándolos, para acabar toreando quizá como en sus mejores días en el coso de La México. Muy importante también fue la faena de “El Payo” ante un toro de Jaral de Peñas, aquella fue una faena de mérito y de clase que –porque por sus fallos con la espada- no tuvo la obligada recompensa.

Otras faenas, quizá más desapercibidas para el gran público, fueron las de Arturo Saldívar ante un lote muy completo de la ganadería de La Estancia. El hidrocálido no sólo no anduvo por debajo de las cualidades de su lote, sino que por momentos deletreo el toreo. Si los llega a matar a la primera…

LA CONSOLIDACIÓN DE FERRERA

La Plaza México se rindió a Antonio Ferrera la tarde del Estoque de Oro ante un gran toro de La Joya de nombre “Tocayo”. Aquella fue una faena para la historia con un imponente inicio de faena, en donde se sublevó haciendo un toreo espectacular pero a la vez clásico por ambos pitones. Para el recuerdo quedará un fenomenal cambio de mano que se nos hizo larguísimo.

Pero hubo más trofeos, incluso algunas puertas grandes de manera polémica para Joselito Adame, pero de las que apenas guardo recuerdo, si acaso algún lance aislado y la actitud del mayor de los Adame. También su paisano José Maria Hermosillo fue otro de los toreros destacados por los diestros nacionales.

Se vivieron momentos importantes de la mano de Morante de la Puebla en dos de sus tres actuaciones, en la que nos dejo -en mi opinión- la estocada de la temporada el pasado 10 de noviembre ante el toro “Agua Nieve” de Bernaldo de Quirós. Mención especial también para el toreo de Ginés Marín que en su única actuación en la Temporada se inspiró en la Plaza México, dejando sin premio una obra muy sentida, expresiva e improvisada.

Hay que trasmitirles a los nuevos aficionados el concepto de que a veces hay que olvidarnos de los trofeos, muchas veces veleidosos o excesivamente generosos. El toreo verdad no precisa en ocasiones de esa recompensa que en la Plaza México han abaratado los advenedizos jueces de plaza y los nuevos aficionados, hoy mejor conocidos como Villamillenials.

Estos nuevos aficionados que afortunadamente se han acercado a la plaza gracias al buen trabajo realizado esta temporada por parte del equipo que comanda Mario Zulaica, en ocasiones no entienden que un trozo de toro no reconoce la excelsitud del arte, la magnificencia de la técnica, los gestos de hombría y de valor, la calidad e inteligencia de una lidia adecuada, o, en palabras de José Bergamín, “la música callada del toreo”, que se impregna en el interior del aficionado y lo inunda de sentimientos cuando lo que acontece en el ruedo tiene un valor real. Todavía recordamos, los que ya empezamos a peinar canas, o las vamos perdiendo, algunas faenas que, por una u otra razón, no fueron premiadas con oreja y ni falta que hizo. Pero los tiempos han cambiado y hoy se premia todo o se le pide indulto a toros de manera inmerecida y ridícula, como sucedió en el cerrojazo de la temporada con un toro manso y geniudo del hierro de Santa Fe del Campo.

El buen aficionado no necesita que le digan cuántas orejas cortaron “El Payo”, Saldívar, Ginés Marín o José Maria Hermosillo en la temporada, porque lo realizado por estos toreros fue hecho con la ética de la verdad, de la asunción del riesgo y de la exposición. Es importante que los críticos, locutores y periodistas vayan abriéndole los ojos a los nuevos aficionados, para que estos sepan interpretar el verdadero mérito de lo que se realiza en el ruedo conforme a ciertos cánones y –sobre todo- en función del comportamiento del toro. Porque no todo vale, ni es lícito o ético delante de la cara del toro. Todos los toreros merecen un respeto, sí, pero no exento de la crítica, negativa a veces, por alejarse de la ortodoxia de la ética del toreo.

Hay que buscar siempre como aficionados la verdad y la ética que justifican el espectáculo y que en su ausencia lo denigran.

REJONEO

La temporada tuvo también grandes dosis de toreo a caballo, en donde destacaron las actuaciones del rejoneador mexicano Emiliano Gamero y de Guillermo Hermoso de Mendoza. Ambos rejoneadores dejaron el listón muy en alto y consiguieron momentos espectaculares de mucho torerísimo, siempre entregados, dominadores y artistas a los lomos de unas grandiosas cuadras de caballos que les permitieron dejar una grata impresión en la afición y las puertas abiertas para la próxima temporada.

GANADEROS

En el plano ganadero hubo algunos toros sueltos importantes de hierros como los de La Joya, Pidras Negras, Xajay, La Estancia, Vistahermosa y Bernaldo de Quirós. Siendo la corrida más completa de la temporada la del hierro zacatecano de Pozo Hondo. En el terreno torista, han sobresalido los hierros de Piedras Negras y Barralva. Hubo tres indultos polémicos durante la temporada para los toros “Tocayo” de La Joya, “Siglo y Medio” de Piedras Negras y “Gaspar” de Vistahermosa.

En el balance final la temporada nos arroja dos aspectos importantes -ambos no necesariamente positivos- en el plano ganadero. Por un lado hemos visto con agrado la uniformidad en el trapío del toro que se ha lidiado en esta temporada, siendo esto un aspecto positivo, pero por otro lado algunos seguimos echando en falta más variedad en los hierros anunciados.

Pienso que ya es momento de abrirle paso a otras ganaderías y descansar a todas aquellas que su común calificativo de cada año es: toros nobles pero escasos de fuerza y casta. Hay que entender que en la mayoría de estos hierros comerciales la emoción escasea, consiguen que muchas tardes se hundan en el aburrimiento y hasta los éxitos se devalúan.

Para el bien de la Fiesta y para que se atraiga más público a la Plaza, ¿Sería necesario cambiar esto? ¡Por supuesto! ahora ¿Hay síntomas de que eso vaya a producirse en un corto plaza? Afortunadamente esta temporada ya los hubo y pensamos que podrían consolidarse para la Temporada 2020 – 2021.

LA EMPRESA

La actual empresa de la Plaza México finalmente pudo ver una rendija de luz al final del túnel. Pese a todos los malos augurios de los falsos negativos, la empresa finalizó su temporada con mucho éxito y aunque en ocasiones prevaleció el triunfalismo sobre la exigencia y lo festivo sobre la emoción, se vivieron algunas tardes importantes para el recuerdo.

Parece ser que los empresarios Juan Pablo Baillères y Javier Sordo han encontrado nuevamente junto con sus equipos operativos, la llave que le devolverá en poco tiempo a la Monumental el esplendor de antaño.

Aprovechando esta estela de éxito con la que ha finalizado la Temporada Grande, sería muy importante que las novilladas iniciaran a la mayor brevedad posible (si el virus del coronavirus no dice otra cosa en la CDMX), para evitar el desencanto que provocó hace algunos meses en la afición capitalina que se mantuvieran cerradas por tanto tiempo las puertas de la Monumental.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

MI LISTA DE TRIUNFADORES DE LA TEMPORADA 2019 – 20:

– Mejor Rejoneador: Guillermo Hermoso de Mendoza.
Subalterno: Fernando García López
Tercio de varas: José Palomares.
Estocada de la temporada: Morante de la Puebla
Toreo de capa: Antonio Ferrera
Faena de la temporada: Antonio Ferrera.
El toro de la temporada: Siglo y Medio de Piedras Negras
Revelación de la temporada: José Mauricio
Ganadería: Pozo Hondo
Triunfador de la temporada: Antonio Ferrera.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s