Solo para villamelones: Lenta recuperación.

La plaza de toros de Ubrique (Cádiz) durante la segunda novillada de selección del XXVI Ciclo de Novilladas de las Escuelas Taurinas de Andalucía celebrada durante este mes.

Por Manuel Naredo.

Tras la dolorosa sequía, finalmente, tanto en España como en Francia están anunciadas corridas de toros, en lo que pudiera ser el inicio de una lenta recuperación de un sector, como otros, profundamente afectado por la pandemia que aquejó al mundo.

Pero ¿quiénes son los toreros que podrán actuar en los primeros festejos, programados desde ahora y hasta finales de agosto? ¿Quién puede considerarse el protagonista de este anhelado regreso?

Con mucho, liderea el escalafón de las contrataciones primeras el valenciano Enrique Ponce, que hará el paseíllo en seis oportunidades, y que, más allá de los ruedos, ha acaparado las noticias tras el mediático rompimiento matrimonial por él protagonizado; un rompimiento aderezado por su noviazgo con una jovencita, presa suculenta para la llamada prensa del corazón.

Luego de Ponce, apenas con la mitad de sus festejos, viene un pequeño grupo de toreros, algunos de ellos ya acostumbrados a ser anunciados en las principales plazas del debilitado ámbito europeo: Pablo Aguado, el triunfador sevillano del año pasado; Miguel Ángel Perera, que hizo lo propio, con todo y violentas críticas, en Madrid; el francés Sebastián Castella, siempre sólido y persistente en sus temporadas; y un torero especializado en corridas duras: Manuel Escribano.

Aparecen poco otras figuras españolas, como Morante de la Puebla, con dos, o el Juli y Manzanares, con una por cabeza, destacando también la presencia de una rejoneadora francesa como Lea Vicens, quien también actuará en tres tardes.

Es de destacar que el triunfador de la temporada anterior, el recio torero murciano Paco Ureña, apenas aparece en un festejo, incluso por debajo de otros diestros que, aunque conocidos, tuvieron menores logros en el 2019. Es el caso de David Fandila, “El Fandi”, Juan Leal, Finito de Córdoba o Octavio Chacón, que han sido contratados para participar en dos festejos taurinos cada uno.

Juan Pedro Domecq y la de los Hermanos Jiménez son las únicas ganaderías españolas que verán lidiarse sus toros hasta en dos ocasiones durante este reinicio de actividades, aunque otras varias, como Victoriano del Río, Vellosino, Núñez del Cuvillo, Baltasar Iván, Jandilla o Victorino Martín, al fin podrán colocar, tras el difícil ayuno, al menos una corrida.

Pero para los mexicanos lo que destaca de los anuncios de corridas tras el largo parón es la presencia en un cartel, concretamente en Ávila, de un diestro nacional: Ernesto Javier, “Calita”, quien, en ese coso, el próximo 18 de julio lidiará un encierro de Vellosino, al lado de Finito de Córdoba y Alberto López Simón, convirtiéndose así en el primer mexicano, y único hasta ahora, que participará en la triste temporada española del 2020.

Con Enrique Ponce como protagonista, dentro y fuera del ruedo, la Fiesta retoma el vuelo. En todo caso, nunca como ahora hay que apelar a la frase de siempre: Que Dios reparta suerte. Mucho la necesitamos.

Publicado en El Sol de San Juan del Río

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s