Ganado serio en el festejo taurino de Apizaco transmitido en línea por pandemia.

Angelino de Arriaga. Foto NTR Toros.

Por Borja Ilián.

México, 30 ago.- El segundo festejo taurino sin público, exclusivamente en línea, celebrado este domingo en el estado mexicano de Tlaxcala, resaltó por el buen juego de las cuatro ganaderías que concurrieron al concurso en la Monumental Rodolfo Rodríguez “El Pana”, ubicada en la localidad de Apizaco.

En cuanto a los matadores, Joaquín Angelino de Arriaga cortó cuatro orejas y Antonio Romero solo toreó un astado debido a una oclusión intestinal.

La seriedad ofrecida por los cuatro toros, de distintas ganaderías, que saltaron al ruedo se vio contrarrestada por los excesivos premios dados por el juez de plaza de este segundo festejo en línea.

El gobierno de Tlaxcala apoya este ciclo de encierros sin público garantizando el cumplimiento de las normativas sanitarias.

Un problema de salud sin relación alguna con la pandemia de la COVID-19 marcó el evento.

Y es que Antonio Romero, uno de los dos matadores anunciados en el mano a mano, pasó la noche en el hospital por una oclusión intestinal.

Un problema derivado de la dura cornada que un toro de piedras negras le propinó en el 2017, en la Plaza México.

A pesar de los dolores acudió vestido de corto a su compromiso. Los médicos viendo su estado le aconsejaron no torear.

Así el festejo empezó con el otro espada afrontando una encerrona inesperada.

Angelino de Arriaga con su primer rival, un toro de Piedras Negras, se vio desbordado a partir de la tercera media verónica que ejecutó.

El astado, aunque encastado, demostró poco recorrido y fondo, a pesar de ello su casta puso emoción y permitió que Angelino dejará algún pase largo y con temple.

Mató con eficacia, su tónica de la tarde, pero dejando el acero caído. Una oreja fue su primer trofeo.

El centro del ruedo de la plaza lucía un cuadrado de tiza blanca, desde allí el toro debía tomar la segunda puya con el objetivo de valorar cómo acudía en la distancia al caballo.

Si el primero demostró casta desde el principio pero embistió con dudas de lejos, el segundo de la tarde, del hierro de Coaxamalucan, saltó al ruedo con ademanes de manso y en cambio desde la primera puya sacó la casta.

Acudió con alegría al varilarguero, desarrolló fijeza y desarmó Angelino de Arriaga. Este se acopló al animal sin llegarlo a mandar, igual sucedió con los otros cornúpetas que lidió.

El torero se empleó con fijeza en chiquelinas y logró ligar tandas con ritmo pero sin quietud, siempre al paso.

Otra estocada desprendida y suficiente facilitó la segunda oreja al mexicano.

Con el tercero de la tarde se dio otro momento de seriedad y responsabilidad en este festejo sin público en los tendidos.

Los actores del festejo. Foto NTR Toros.

Antonio Romero finalmente no acudió al hospital y solicitó poder torear.

Enfrentó a un toro de Tenexac, serio pero de poco recorrido.

Romero salió firme acompañando al animal, con mucha cadencia en la muleta, hasta el centro del ruedo.

Ya plantado citó de frente, con clara intención de mandar quieto la embestida del animal que pronto mostró su escasa movilidad.

No pudo completar Romero, por esta razón, las buenas tandas que ejecutó con un toreo erguido y puro.

Mató al segundo intento de una estocada en lo alto aunque levemente trasera. Las dos orejas finales que cerraron el festejo fueron un excesivo premio para Angelino de Arriaga.

Ante un noble toro se sintió cómodo y con una lidia en paralelo al menos mostró la calidad del de De Haro, sin en ningún momento dominarla.

La mejor estocada de la tarde sirvió de colofón. Las facilidades que dio el que cerró plaza, decantó a su favor la tarde en detrimento del áspero y emotivo segundo.

El segundo evento en línea de Tlaxcala ofreció una ágil retransmisión en cuanto a los tiempos de lidia, un correcto aprovechamiento de los mejorables recursos técnicos y una muestra de cómo y por qué la seriedad en el ganado debe marcar la línea de esta modalidad de oferta taurina, con tanta oportunidad de desarrollo por delante.

Publicado en La Vanguardia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s