Opinión Taurina: PCR taurino.

El orbe taurino parece haber visto en la embestida del virus una opción para remover postulados y buscar nuevos terrenos.

Por Francisco Poyato.

El orbe taurino parece haber interpretado la embestida del coronavirus como una oportunidad para remover ciertos postulados, recios como torres, y buscar nuevos terrenos en los que salvar una Fiesta a la que esta pandemia, como al resto de artes y creaciones, ha dado un auténtico estoconazo. No venía la tauromaquia por buenos derroteros en una encrucijada, además, repleta de perniciosos ataques ideológicos y con lastres económicos, lógicos en la coyuntura presente. Defensa a ultranza de sus principios y vocaciones sí. A la calle con rabia, también; pero con una dinámica interna inamovible. La batalla de los toros está fuera, pero empieza por dentro.

Y es por ello que el coronavirus ha dejado una situación tan extrema que ha forzado, en gran medida, lo que tanto se ha echado de menos durante mucho tiempo: una respuesta corporativa, una alternativa organizada, un proyecto adaptable a las circunstancias y un escudo frente al cierre fantasmagórico, la evasión al paro de centenares y centenares de personas y la muerte agónica de explotaciones ganaderas de reses bravas con un abolengo y un peso económico muy importante. No es la invención de la pólvora, pero arroja luz y patrones hacia el futuro que está por venir. Requiere de la absoluta y sincera implicación -siempre tan difícil- de todos los estamentos taurinos, jerarquizados en círculos inconexos, renuentes a las cesiones desde un estatus legítimo pero incompatible con los tiempos que corren. Van a tardar en volver las tardes de las vacas gordas -si es que vuelven-.

Sólo hay que levantar la cabeza y mirar alrededor para comprender un poco mejor la profundidad de la cornada en el fútbol profesional, el teatro, los grandes espectáculos de masas, el cine, el baloncesto profesional o las giras de las estrellas musicales y los conciertos de pequeño formato. Indudablemente, el balompié anda a años luz de todos, y bien rápido que Javier Tebas y la patronal de clubes que rige reorganizaron el gran cotarro futbolero con test continuados y protocolos exigentes que no les hiciera perder su principal vía de ingresos en estos momentos: la televisión. Da igual, en cierta manera, que las gradas estén desangeladas, o los bares perimetrados, pero «the show must go on» (Freddie Mercury dixit).

Y esa ha sido, precisamente, la piedra de toque del proyecto liderado por la Fundación Toro de Lidia, encabezada por Victorino Martín hijo, en un acierto pleno a corto plazo y aún mayor al medio y largo si sabe aprovecharse. Una bocanada de aire fresco esta «Gira de la reconstrucción» televisiva y presencial -crucial la participación de Movistar, en este sentido- en una veintena de plazas, pero que ha fijado un modelo de «manos a manos» o cruce de estilos y la posibilidad de volver a las plazas con una ramillete de figuras dispuestas a tirar del carro y a que la Fiesta Nacional, la ancestral cultura española y un arte de insuperable trascendencia, sigan en pie como ese diestro herido frente a un morlaco que sigue buscando el momento de su triunfo. Un formato extrapolable a la normalidad, sostenible en lo económico y capaz de doblegar el repliegue que se estaba produciendo hacia los grandes cosos como únicos foros de tauromaquia plena.

Termino con Córdoba, donde el nuevo empresario de Los Califas ha dado más que un paso adelante con el festejo del 12 de octubre y al que sólo con esa iniciativa, que revela sus pretensiones hacia una ciudad mítica en la historia del toreo, hay que agradecer su esfuerzo para empezar a recuperar un largo camino hacia el lugar que siempre ocupó esta ciudad y del que estamos muy lejos.

Toda una PCR taurina.

Publicado en ABC Sevilla.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s