Córdoba: Morante ha toreado.

Por Ignacio Sánchez Mejías.

Hemos tenido que esperar hasta el 12 de octubre para ver el primer festejo, y parece que será el único, en una plaza de primera. Vaya por delante nuestra felicitación a la empresa “Lances del futuro” por haber arriesgado donde nadie lo ha hecho. Y la felicitamos también por la magnífica organización. Desde la entrada, con toma de temperatura y gel obligatorio, todos los asientos separados según las distancias de seguridad, y gran cantidad de acomodadores, personal de seguridad y policía, que llamaban la atención de cualquiera que se quisiera sentar donde no debía, o se bajara la mascarilla. Además, por megafonía en cada toro nos recordaban las normas. Perfecto.

Morante de la Puebla, ha estado por encima de sus tres toros, muy valiente y decidido toda la tarde, y toreando como sólo él puede hacerlo. Su primero no quiso embestir desde el primer lance, se paró y escarbó con el capote, y en la muleta dejó 200 y 300 cabezazos. A pesar de estas condiciones Morante estuvo queriendo agradar, y muy por encima del toro. Su segundo fue incierto y peligroso, un cinqueño con unas embestidas muy irregulares. Morante estuvo muy valiente con él y le compuso una faena de mucho mérito.

Pero lo mejor vino en el quinto, el único toro potable de una descastada corrida de Jandilla. Una faena torerísima, llena de detalles artísticos. Faena ligada y exponiendo, con el público y el torero entregados. Las manoletinas de remate, homenaje a “Manolete” en su córdoba natal, resultaron antológicas. Toda la faena tuvo el empaque y la reunión de toreo grande. Lástima que nos pinchazos se llevaran las orejas, pero no se podrán llevar nuestros recuerdos.

Mención aparte merece el toreo de capa. Morante de la Puebla y Juan Ortega son, probablemente, los dos mejores matadores que interpretan el toreo a la verónica en la actualidad. Las hemos visto, y muy buenas. Quizás sueltas, sin rematar una serie completa, pero de esas que te levantan del asiento. También hemos visto chicuelinas, con esa gracia que las hace Morante, varios quites y alguna réplica.

Juan Ortega no ha tenido su tarde. Su primero era muy sosito en la muleta, con la cara alta. Faena sin rematar, eso sí, con varios naturales de categoría. La espada se le fue a los bajos. El 4º lo brindó al público y suponemos que algo le vería, pero se dobló con él al inicio de faena y ya se le puso imposible. Ni un pase. El último manseó ya de salida y se pasó toda la faena de muleta queriéndose rajar. El torero tampoco le encontró solución. Mala en conjunto la corrida de Jandilla.

Nos quedamos con los argumentos de Morante de la Puebla. Sus ganas, su disposición, su valor, su torería, y las condiciones únicas que atesora. En resumen, Morante ha toreado.

Publicado por @isanchezmejias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s