Opinión: Ortodoxia y heterodoxia.

Para la mayoría de los asistentes a una plaza de toros en nuestros tiempos, sin duda resulta algo novedoso y altamente atractivo. Cuestión de gustos y sobre todo, de conocimiento taurino.

Por Juan Carlos Sámano.

No es muy frecuente el escuchar las palabras de Ortodoxia y Heterodoxia en el lenguaje de la vida diaria. Sin embargo dentro del léxico taurino, es muy usual el citar a estos conceptos refiriéndose a diferentes tipos de Tauromaquias, conceptos relacionados principalmente a la lidia o algunos otros menesteres. Entiéndase por Ortodoxia,  lo tradicional, lo generalizado, lo clásico, lo ya aceptado, y por Heterodoxo, la disconformidad, desacuerdo o el estar en contra de lo que se entiende por Ortodoxo.

Estos dos conceptos retomaron importancia en el ámbito taurino a raíz de la encerrona que tuvo en Badajos el diestro Antonio Ferrera el fin de semana pasado, tarde en la que lidió un encierro bien presentado de Zalduendo, el cual quedó a deber únicamente en el rubro de raza y bravura. Sin embargo, los detalles que queremos resaltar en esta ocasión, están relacionados con aspectos que se dieron durante toda esta tarde, principalmente en la lidia del 6º. Iniciamos comentando la manera de arribar al coso por parte de Ferrera. Desde hace tiempo ha acostumbrado llegar solo, en un Renault de modelo no tan reciente, pero lo relevante es que lo hace en solitario sin hacerse acompañar de su cuadrilla como lo indica la tradición. Otro punto digno de comentar es lo que se le ha dado por llamar “las estocadas al paso”, una forma de ejecutar la suerte suprema completamente fuera de lo que las normas y tradiciones taurómacas han marcado durante años. Independientemente de la efectividad, la colocación y dirección de estoque, creo que se pierde la pureza y la ritualidad que este momento tiene durante una lidia. Momento en el que toro y torero ofrecen la muerte en aras de trascender. Y otro detalle más, los naturales con ayudado y los derechazos sin él. Los clásicos y la tradición indican que eso es una aberración, que estamos fuera de lo concebido por esos grandes diestros que han hecho grande esta bella fiesta, sin embargo, creo que lo importante de todo esto es que mientras siga existiendo temple, fondo y transmisión en cada pase, las formas serán lo de menos.

Podrá gustar o no todos y cada uno de los detalles que pudimos ver en esa tarde. Para los aficionados clásicos o puristas, esto parecerá un desagravio, algo fuera de lo normal. Sin embargo, para la mayoría de los asistentes a una plaza de toros en nuestros tiempos, sin duda resulta algo novedoso y altamente atractivo. Cuestión de gustos y sobre todo, de conocimiento taurino.

Publicado en AM Querétaro

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s