El toro hasta en invierno cobra peajes.

Román Collado.

Por José Luis Benlloch.

El invierno taurino va desde el Pilar a las Fallas como quien dice. O más exactamente justo el tiempo en que no hay toros, que este año más que un invierno ha sido una travesía esteparia que ha dejado tiritando de pasta y triunfos a toda la grey torera. Nada que haya impedido que las enfermerías, sobre todo en lo que afecta a Valencia, apareciesen rebosantes. No ha habido tregua. Ni necesidad de que haya temporada para que el toro cobrase su crudo peaje. Román, Polope y Ponce están heridos de distinta consideración. El maestro se repone en su casa de Almería, en reposo absoluto tras la intervención quirúrgica de una hernia inguinal fruto de años de esfuerzos frente al toro, que le agobió y molestó a lo largo de toda la extraña temporada que hemos vivido, en su caso la más extensa entre los que visten de luces. Comenzó en Olivenza allá por marzo y la remató en Jaén por San Lucas. Dieciséis paseíllos y una vez más líder del escalafón, en la pandemia como en la normalidad. Es como su sino.

«Me venía molestando con anterioridad pero no quise operarme hasta que no acabase la temporada para no tener que suspender las corridas que tenía. Era muy importante para el futuro de la tauromaquia que hubiese toros y no quise que faltase mi colaboración. Sentí que era mi obligación, que me necesitaban y aguanté hasta el final de la temporada en Jaén aunque en las ultimas corridas ya era muy molesto incluso doloroso pero quise aguantar. Era una cuestión de responsabilidad en unos momentos difíciles para el toreo», declaró a LAS PROVINCIAS el maestro, que se mostraba muy satisfecho con la evolución médica. «Ayer me quitaron las grapas y por lo menos me quedan todavía tres semanas de reposo. Ando, pero despacio y poco», señaló.

Román

Román, por su parte, está ingresado desde el jueves en el hospital Reina Sofía de Córdoba tras sufrir una cogida mientras tentaba en la ganadería de Las Monjas, en Lora del Río. Aunque no hubo cornada, el golpe en la zona lumbar fue tan tremendo que en principio los médicos llegaron a contemplar extirparle el riñón. Por otra parte, Miguel Polope sufrió la fractura de la cúpula radial mientras toreaba un toro de Torrealta en la finca de Zacarías Moreno, percance que ha cortado momentáneamente la intensa puesta a punto que llevaba los últimos meses.

Los percances de Román y Polope vienen a recordar los riesgos que se asumen, aunque no se les preste atención, en los tentaderos y faenas de campo, lejos de los centros de asistencia sanitaria con el agravante, en muchos casos, de que esas distancias hay que recorrerlas por caminos rurales que retrasan la asistencia. Román, pocas horas después del percance, relataba en Aplausos las vicisitudes que tuvo que pasar antes de ser atendido. Todo comenzó con una espectacular voltereta que le propinó uno de los toros a los que se enfrentó -«sentí un golpe seco y muy doloroso»- que no le impidió seguir toreando llevado por el amor propio y esa sensación que acompaña a muchos toreros que en situaciones semejantes eligen pensar que no pasa nada. Acabado el tentadero, en el que participaba también El Cid, Román se desplazó al Hospital de Alta Resolución Sierra Norte de Constantina, donde solo le apreciaron un dolor muscular en la espalda.

«Después de que me vieran en Constantina, volví a la finca, y allí, tras cambiarme, oriné sangre, pero no se lo dije a nadie y me puse en camino a Ciudad Real, donde tenía que tentar el día siguiente». A la altura de Palma del Río recuerda que el dolor se hizo más agudo y recurrió al matador cordobés José Luis Moreno, amigo personal, para que le ayudase, el cual le llevó al Hospital Reina Sofía de Córdoba. «Allí me hicieron varias pruebas y vieron que tenía roto el riñón y dos costillas», esto último como consecuencia de una voltereta sufrida con anterioridad en su actuación en la corrida televisada de Cabra.

Esa primera noche la pasó en la UCI con un pronóstico de los que quitan el sueño. «Me dijeron que me tendrían que extirpar el riñón la mañana siguiente. Me quedé impactado, muy mal. Afortunadamente el día siguiente experimenté una gran mejoría y me dijeron que el riñón estaba recuperándose satisfactoriamente y no habría que extirpar», señaló.

El valenciano, que en un principio tendrá que estar diez días ingresado, se encuentra con molestias pero su evolución es favorable. «El susto ha sido grande al punto que me acojoné, lo reconozco. Imagínate que pasé de que me dijesen que era una contractura muscular a decirme que tenía roto el riñón. Yo que no suelo quejarme mucho, sabía que si me quejaba era por algo», concluyó.

Polope

El novillero de Torrent resultó cogido al entrar a matar en uno de los entrenamientos que está llevando a cabo. Sucedió en la finca de El Beato, en Morata de Tajuña, y tendrá que llevar la escayola las próximas semanas. «Después de la cogida volví a entrar a matar y esta vez sí cobré una estocada pero momentos después ya sentí que no podía rotar ni estirar el brazo y comprendí que lo tenía roto. No es la primera vez que sufro una fractura, tengo experiencia», declaró a LAS PROVINCIAS. «Lo que más me anima es que en cuanto me recupere volveré a Madrid para continuar la preparación», añadió el joven torero, que se ha trasladado a la capital, donde tiene el apoyo de Nemesio Matías, hombre de mucha experiencia en el apoderamiento, y del ganadero turolense Juan José Ríos como ya explicó Pedro Toledano en LAS PROVINCIAS. Polope es uno de los novilleros con más expectativas de las últimas hornadas, a quien que el coronavirus ha aplazado su lanzamiento que estaba previsto en las Fallas que no fueron. Será en las próximas.

Publicado en Las Provincias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s