Gira de Reconstrucción: La exactitud heroica de Chacón con los victorinos de Madrid en Logroño.

Octavio Chacón cortó una oreja y se mostró por encima de su lote de Victorino Martín BMF.

Una pavorosa corrida del hierro de Galapagar que no terminó de romper en el último tercio se encuentra a dos toreros curtidos y entregados a partes iguales.

Por Gonzalo I. Bienvenida.

Los cuatro toros de Victorino Martín provocaron una ovación en su salida. Cuatro toros fuertes, cinqueños, alguno de ellos rozando los seis, astifinos, con presencia de plaza de primera. Del mismo modo que en estas páginas se apuntó el trapío deficiente de algunas de las corridas de esta Gira de Reconstrucción, hay que decir que la presentación de este domingo fue una exageración. Logroño suele ser el último gran puerto de la temporada antes del cierre de Zaragoza. En una temporada diáfana de festejos, la machada de Octavio Chacón y de Rubén Pinar con una sola corrida en todo el año, fue de quitarse el sombrero. Un trago.

El matador gaditano tuvo que sacar a relucir todo su oficio curtido en mil pueblos del Perú para corregir las dificultades de su oponente. Al primero lo paro con mando sobre las piernas hasta rematar con dos soberbias medias verónicas. El terno rioja y oro con los adornos negros fue el que le concedió el Centro Riojano de Madrid como gran revelación de San Isidro 2018. Aquel primero no paró en ningún momento cuando llegó a la muleta, un agrio gazapeo que Chacón combatió con el temple de su muleta y de taparle la cara para llevarlo largo. La falta de humillación y entrega por abajo, no permitía que el toro bajara en su montada expresión. Una faena larga, con un torero muy concentrado y un toro que agradeció la suavidad del planteamiento del gaditano (saludos tras aviso).

La única oreja del festejo la cortó Octavio Chacón al tercero, que asustaba por sus dagas veletas, un punto bizcas. La humillación que mostró de salida se fue diluyendo en una embestida a media altura durante la faena. Con la capa apretó muchísimo, sin permitir al torero de Prado del Rey sacarlo más allá de las rayas de picar. Lo quiso lucir en el caballo de Manuel Jesús Ruiz ‘Espartaco’ que, aunque trasero, lo cogió echando el palo y toreando con la montura. Fue distinguido por el jurado de la Fundación Toro de Lidia. Había apuntado detalles de estar muy orientado y Chacón, heroico, aguantó miradas No rompió el toro de verdad hacia delante pese a que el gaditando se lo hizo todo con exactitud.

Rubén Pinar solventó la papeleta con el violento y falto de recorrido segundo de la tarde y expuso con mucha verdad ante el cornalón cuarto que tuvo momentos buenos pero que careció de ritmo. Buena imagen de torero albaceteño que no pudo refrendar su actuación con el acero (silencio en ambos).

Además de Espartaco, se premió a Ángel Otero por firmar le mejor par de banderillas y a Candelas por su gran brega. El trofeo al mejor toro del encierro no fue fácil de escoger por la común falta de entrega en el último tercio, finalmente el jurado se decantó por el juego del primero, de nombre Mercenario. La intención de la organización es dar las dos corridas pendientes anunciadas en Aracena en las próximas fechas, ya se verá… todo apunta a que la Gira de Reconstrucción ha llegado a su final en este 2020 con este fin de semana torista de Logroño y la aciaga temporada.

Publicado en El Mundo 🌍

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s