El Bardo las llama Chimoleras Por Bardo de la Taurina.

El Toro y los Toreros deberán de ser siempre los  primero, incluso por arriba de que se les utilice cómo entrenadores de salón, en un mundo de cartón que no por ser interactivo, dejara de ser corrugado, ante el riesgo de no solo perder el tiempo sino de reafirmarse en el oficio satanizado de ser taurinos malignos, ante los ojos de los anti taurinos, que cierto es, que si no son de dinastía cuando menos no están disfrazados de protectores y benefactores de un cuento chino más mocho que un pitón rasurado, por cierto que mal trabajo están realizando hoy los burdo peluqueros, ¡caramba! hasta en ese rubro la fiesta ya se vino en picada.

No denunciarlo y sí, ocultarlo por los chambeadores, escribidores, y decidores de los micrófonos, que bien untados son la voz callada, que en los mudos silencios de los alberos practican el ocultismo del toreo muerto, que es el del pantalón largo, el de los jugadores invasores de un rito, que de bravo, lo llevaron hasta el extremo de haber provocado ‘La Rebelión en la Granja’, donde el escenario les es propicio como parapeto al desencanto del aficionado, que está atónito entre el pensar si esto es verdadero o es puro llevar agua a su molino, porque creamos o no hoy en el toreo los defensores de oficio y los de los medios  ganan más que los toreros en el trueque de los espacios publicitarios, en las componendas, en los subliminales, en ocultar los fracasos, los graderíos, de por sí desolados, en hacerse de la vista gorda  ante las basculas más prostituidas que una golfa de Sullivan, en fin, siempre la ordeña de un comunicador será mayor a la de un torero que solo tiene sus honorarios o si le sale por ahí una padroteada pues se empareja, pero luego viene  el   periodista y lo sangra  además de las rémoras que  se  le  pegan  y les terminan disparando todo, total un verdadero y desastroso desastre por decir lo menos.

Y si a ello le sumamos los enemigos del caño y de la coladera como quedó demostrado en la sede poblana, donde un una chimolera (alcaldesa) de los camotes usándolos pa’ su conveniencia partidista y publicitaria, se tiró al ruedo pa’ calmar sus ansias hormonales, (¿Que les hubiera costado? a los defensores de oficio llevar a su lado o formando parte del buró defensor a unos guapos como ‘El Payo’ o José Mauricio y entonces sí la chimolera o la otra que es su representante o la anti taurina hubieran brindado un tsunami de orgasmos y asunto arreglado). Pero en fin, así es esto, donde en el gobierno se añora a Don Porfirio Díaz y en los festejos a Don Maximino Ávila Camacho, el que a la regidora y a su representante ya las hubiera empinado como chivas en precipicio  y pa’ celebrarlo al momento hubieran montado una corrida de toros con puras figuras, en vez de lamentar que en la mesa de las disertaciones, ni ciudadanos poblanos asistieron, y ¿pa’ que iban hacerlo?, si el defensor de oficio también es capitalino, total que meter las narices donde no nos llaman, no se hubiese tratado de una gobernadora y su cónyuge, porque los bajan a la de ¡ya!!!  

Y si en cambio alguien se quejó que no se diera un minuto  de aplausos  antes de empezar por el difunto ‘Dandy’ que con su vestimenta colorida confundió el ruedo con el circo, así como los del ‘toroton’ que con todo y que son muy ‘Ases’ confundieron la cantidad con la calidad y al ‘Curro Plaza’ con Don Lorenzo Garza, que si bien es cierto que los dos peinan canas el ‘Curro Plaza’ está más pa’ una canita al aire que pa’ chutarse un rosario de espera, pues siendo el turno número uno por antigüedad los primeros  tuvieron que fletarse a más ilusos que unas cartas de Santa-Claus.

En Cinco Villas reforzaron con un ‘Gigante Pequeño’, que lo mismo torea becerros que da coba. Don Luis y Doña Lucero; Pa’ cuando termine la pandemia, si es que no termina primero con nosotros, ¿Qué tal un cartel con toreros de la legua?, con hambre, con enjundia, que aunque no retraten bien ante las cámaras y no tengan ternos de focos de aguja, son capaces de cortar las orejas a mordidas, aunque tengan caries, ¿Se imaginan ustedes ahí?, a  Juan Luis Silis, a Paulo Campero, a Luis Conrado a los que no habrá que anunciarlos con sus glamorosos carteles sino con esos de papel de estraza los que se pegan con engrudo en las paredes y que digan ‘Tarde de perros de caza…’ donde el Dr. Uribe lleve el alcohol en cubetas pa’ lavarles las tripas, y en verdad que hasta por conocimiento histórico ojala le den al público la oportunidad de conocer lo que es un torero de la legua, con todo y convite, apestando a ‘Siete Machos’ y refrescándose el buche con un trago de mezcal, ya sé que van a necesitar llevar seis pavos y aparte de su staff de comunicación, requerirán llevar periodistas y comentarista no del Twitter ni del Facebook sino de los que le hallen al lenguaje apropiado, alguien así como Valeriano Salceda “Giraldés”…¿y quién más podría ser? ¡Ya sé! Hay una extraordinaria taurina con muy buena voz, un sentimiento a flor de piel para transmitir, que chanela de esto más que un trompo con cuerda nueva que se llama Nohemí Miranda y la llaman “Miss Sarajevo”, se trata de esas señoronas que van a la tertulia a casa del Bardo y si se tiene suerte que no ande en España, siguiendo a José Tomás, hay que convencerla pa’ que describa cuando estos gallos copetones empiecen con ‘El Tancredo’ o  ‘La Mojiganga’, luego con los trapos desgarrados por astas de toro, a hacer el ‘Plato’ después del triunfo y que no se les olvide Joaquín Gallo el único rejoneador charro que torea a pelo haciendo la suerte del ‘Sarape…’ y si no fuera mucho pedir manden que embarquen a unos de Atenco, con unas puntas de esas que ni las moscas se les paran.

En ‘La Florecita’ al que más hambre de triunfo tiene que es Paulo Campero le descuartizaron un brazo pero como él, aparté de ser enjundioso es cojonudo será  ‘El Caballo Negro’ del esfuerzo por ‘Buscado un Torero’ pues ahí sí, el matador Mario Zulaica y el ejecutivo Mariano del Olmo, van en caballo de Hacienda Grande con éste, que sí se tutea con el diablo, y al que además por arte de magia el Dr. Daniel Zimbrón López que es una eminencia ya lo tiene más fino que un natural en los medios, bien despatarrado y buscándole cinco hojas al trébol del triunfo.

Y en “Los Ibelles” se armó un serial disque mundial, todo pa’ que el chaval de la casa resultara triunfador, lo cual no sucedió, y es que a este joven por su bien torero ya es tiempo de que lo alejen de la zona de confort y abreve de nuevos aires pa’ que madure en todos los sentidos, empezando por que se le quite de la cabeza esa idea prematura de una alternativa, pues sería injusto que a él y al joven Cristian Antar, (que tan buenas maneras tiene),  los quieran encoger ahora que están creciendo con ascenderlos de grado, primero pregunto empresarios; ¿Sí todos  los novillos que les han echado estrictamente lo son?, ¿y los toros, que disque por ahí han visto?

Y permítaseme un anécdota de ‘Gitanillo de Triana’, que sucedió una tarde que llegó al patio de cuadrillas, un torero al que titularían y se le quedaba viendo el gitano que no paraba de señalarse el ojo, cuando ya el novel no aguantó y desde su 1.50 o 1.60 m (altura que pa’ torero valen cacahuate) se animó a preguntar qué ¿Qué pasaba, que por que lo miraba tanto?, a lo que ‘Gitanillo’ le pregunto escuetamente ;  ¿Que si ya había visto la altura del toro de su alternativa? el chaval enmudeció y solo alcanzo a decir  brevemente; -No lo he visto-, a lo que el gitano le contesto maliciosamente, – Na’más te estaba midiendo la altura, pa’ ver por donde el toro te va sacar el ojo, sobra decir que el  debutante de matador, primero se orino, luego vomitó, luego le dio diarrea y finalmente se regresó a labrar la tierra, ‘a echar a remojar los pelitos de la barba, y es que ya lo dijo ‘Juncal’; Las prisas pa’ los delincuentes y pa’ los malos toreros’ y ustedes son buenos nada más que incipientes, lo cual les debe bastar pa’ darse cuenta que tal vez la ilusión los esta engañando con ese cuento de la borla de matadores, ¡Aguzados Toreros del mañana!, primero acaben su Servicio Militar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s