Juan Ortega: un torero de ‘Oro’ para la temporada 2020.

El emergente diestro sevillano ha ganado la prestigiosa ‘Oreja de Oro’ que concede Radio Nacional de España en una temporada atípica.

Por Álvaro R. del Moral.

El joven diestro sevillano Juan Ortega se ha hecho acreedor de la prestigiosa ‘Oreja de Oro’ que cada año –y ya van 53- pone en juego Radio Nacional de España. Se trata del premio más trascendente de cuantos se entregan en la temporada pero en esta ocasión cobra una significación especial por las peculiaridades de una campaña marcada por la pandemia que acabó cancelando, una a una, las grandes ferias del calendario taurino. No han sido las únicas singularidades de esta edición: Radio Nacional también ha concedido una ‘Oreja de Oro Especial’ a Enrique Ponce al cumplir treinta temporadas ininterrumpidas como matador de toros sin apearse de la primera línea ni dejar de competir con todas las figuras que le han salido al paso en estas tres décadas de profesión. El maestro valenciano, que ha sumado el mayor número de corridas de este año atípico para favorecer a su cuadrilla y alentar la reactivación del negocio taurino, suma así la octava ‘Oreja de Oro’ de su larga carrera, aunque tenga unas connotaciones especiales.

Los trofeos fueron fallados este domingo en la habitual votación de los corresponsales y colaboradores del programa que dirige el veterano comunicador José Luis Carabias en base a los candidatos propuestos por los propios oyentes. Ortega se impuso por 12 votos frente al propio Enrique Ponce que, con 49 años cumplidos, volvió a estar en las quinielas para ganar el preciado galardón que luego vio traducido en esa ‘Orea de Oro Especial’. Los galardones también incluyen la concesión del ‘Hierro de Oro’ que en esta ocasión ha recaído en Victoriano del Río, que obtuvo nueve votos. Le siguió Victorino Martín, con cinco sufragios. Tres obtuvo Santiago Domecq; 2, La Quinta. También obtuvieron un voto las divisas de Zalduendo y Juan Pedro Domecq. Se trata del primer ‘Hierro de Oro’ –que alcanza su novena edición- conseguido por Victoriano del Río, una de las ganaderías más relevantes del actual campo bravo español.

Un caso particular

“Seguía el programa pero la competencia era grande y más con el maestro Enrique Ponce, pero al no esperarlo la ilusión ha sido mucho mayor” declaró el joven matador sevillano al conocer la noticia y ser entrevistado por Carabias. “En una año como este, con tan sólo cuatro corridas de toros toreadas, que haya sido merecedor de la Oreja de Oro… para mí uno de los premios más importantes que puede recibir un torero a lo largo de su vida, y la categoría de los que me han votado, es una recompensa a lo que he entregado mi vida, a mis sueños, una recompensa a lo que hago y en lo que creo”, se sinceró Ortega en los micrófonos de RNE. Pero la pregunta es… ¿Por qué se ha hecho Juan Ortega merecedor de este galardón con sólo cuatro contratos cumplidos? ¿Por qué se habla tanto de él en este año atípico?

El joven diestro ya había logrado labrarse un buen ambiente con distintas actuaciones, en especial en la plaza de Las Ventas pero seguía resistiéndose ese triunfo grande que marcara las diferencias. Lo logró el pasado 30 de agosto en Linares, en una corrida salvada por los pelos gracias al concurso de la televisión que transformó aquel pronunciamiento en un suceso que habría pasado desapercibido en una temporada normal.

De ahí, a ‘colarse’ en el mano a mano de Córdoba gracias a la apuesta decidida del empresario José María Garzón sólo hubo un paso. Pero conviene rebobinar ligeramente: Ortega había estrenado el 2020 colocado –por fin- en los carteles de la Feria de Abril. Pero la pandemia dejó todo en papel mojado. Sólo unos días antes de la presentación de esas combinaciones abrileñas había pasado sin demasiado relieve por el ciclo invernal de Valdemorillo. En ese momento quedaban pocas semanas para que la temporada volara por los aires… El contador había vuelto a ponerse a cero para el prometedor diestro sevillano pero, mientras pasaban los meses, el empresario Juan Reverte tuvo el acierto de salvar una de las corridas de la feria de San Agustín, defenestrada inicialmente por las nuevas restricciones de la Junta de Andalucía.

Los anteriores toques de atención del torero sevillano en la plaza de Las Ventas desde el verano de 2018 se vieron confirmados ese 30 de agosto gracias al nombrado faenón del toro de Parladé en Linares. La escasez de festejos y las peculiaridades de esta temporada fuera de guión sirvieron para amplificar y otorgar carácter de acontecimiento a esa actuación que –con las cámaras de Canal Toros por testigo- situaron al joven diestro sevillano en la primera línea de actualidad taurina de un definitivo.

El caso es que Ortega ha convertido este 2020 –tan aciago para casi todos- en el definitivo trampolín de su contrastada calidad. Tenía el don; su nombre se repetía en las conversaciones de los verdaderos aficionados; pero necesitaba de ese empujón definitivo. Ortega hizo el paseo el 12 de octubre en Córdoba –la corrida de mayor expectación de este año funesto- reconvertido en torero de aficionados. La cosa no resolvió en triunfo pero quedaron las sensaciones y, ojo, otra bala en la recámara. La disparó en Jaén el pasado 17 de octubre cuajando la que, a la postre es la definitiva gran faena de 2020. Juan Ortega hizo un monumento al tronco más clásico del toreo con un toro de Victoriano del Río. Ahora puede compartir sus premios.

Publicado en El Correo de Andalucía

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s