Cartel del Domingo de Resurrección en Sevilla: Morante de la Puebla, Roca Rey y Pablo Aguado.

Por Jesús Bayort.

La empresa Pagés prepara un «encontronazo» para el Domingo de Resurrección, reedición del famoso viernes de farolillos de 2019: Morante de la Puebla, Andrés Roca Rey y Pablo Aguado, cambiando los otroras jandillas por toros de Victoriano del Río. El cartel, según ha podido conocer ABC de Sevilla, ya está cerrado y se celebrará siempre y cuando la situación sanitaria permita que ese 4 de abril acceda un cincuenta por ciento del aforo en la Real Maestranza.

La ruptura hace escasas fechas entre Roca Rey y Ramón Valencia no ha sido óbice para que el peruano forme parte del día más señalado en el calendario taurino sevillano; aceptando nuevamente este «cara a cara» con Pablo Aguado, circunstancia que no se produce desde el día de la eclosión aguadista. Cabe recordar que el sevillano se quedó fuera del desdichado cartel de Resurrección de 2020, cuando Ramón Valencia lanzó el famoso «¿Y por qué no Garcigrande?», esgrimiendo que Aguado rechazaba dicha ganadería y reconociendo indeliberadamente que no se le había ofrecido otra opción al máximo triunfador del ciclo anterior.

Este reencuentro entre el limeño y el sevillano podría suponer también la reaparición europea del primero, quien cortó la temporada 2019 por lesión durante los Sanfermines y se le canceló su vuelta en 2020 hasta en dos ocasiones por la situación sanitaria (Valencia en julio y Ronda en agosto). Aunque su intención es hacerlo en las primeras ferias del año de España (Valencia) y Francia (Arles), la evolución de la pandemia podría retrasar su regreso hasta el citado domingo de Pascua en Sevilla.

Contando con una hipotética flexibilización de las restricciones entrada la primavera, el planteamiento en las oficinas de la calle Adriano gira en torno a las diez, o incluso doce, corridas de toros. Además de la reapertura de la Plaza de Toros de Sevilla por Resurrección, se han escogido los fines de semana correspondientes a las fechas previstas para la preferia y Feria de Abril, cuando se celebrará este segmentado ciclo: días 16, 17 y 18; 23, 24 y 25 de abril. Y no se descarta que incluso pudiera estirarse un poco más, comenzando los jueves 15 y 22 de abril. Fechas que Pagés no dudaría en retrasar en el calendario de no alcanzarse una evolución positiva en materia sanitaria. Lo que sí parece seguro es que la Feria de San Miguel contará con tres festejos en su fecha habitual.

Bases de los carteles serán los citados Morante, Roca Rey y Aguado; además de José María Manzanares. La intención de Pagés es anunciar a estos diestros tanto en abril como en septiembre, alcanzando así tres corridas cada uno. Julián López «El Juli» es otro de los toreros con los que ya se ha alcanzado un principio de acuerdo, barajándose aún si sus dos comparecencias serán con los hierros de Garcigrande y García Jiménez (Matilla).

La reiterada acumulación de festejos entre éste reducido grupo de toreros —faltando aún el cierre de matadores indispensables como Alejandro Talavante y Juan Ortega, así como los más que probables Enrique Ponce y Miguel Ángel Perera— pondrá en jaque la participación del grueso de incipientes matadores sevillanos. Como posible solución, se ha valorado la opción de celebrar una corrida de seis espadas que daría sitio y oportunidad a la torería sevillana. Una quimérica alternativa que podría encajarse fuera del ciclo y con un carácter benéfico.

Parece casi segura la inclusión de Manuel Escribano y Pepe Moral en la tradicional corrida de Miura, así como que se le dispensará un trato especial a Daniel Luque, al que lo avalan los éxitos de su pletórica temporada 2020. Y nombres que deberían aparecer en estas combinaciones como los de Ángel Jiménez y Rafa Serna, que cortaron sendas orejas en 2019.

Uno de los temas más preocupantes es el de las novilladas. El entorno de Pagés continúa aireando su inviabilidad económica, sumándole ahora las complicaciones derivadas de la pandemia. Según han asegurado a este medio fuentes cercanas a la empresa, se le ha solicitado a la Real Maestranza una mayor flexibilización de las condiciones de arrendamiento para estos festejos, llegando incluso a valorarse la posibilidad de trasladar estas novilladas a alguna plaza de la provincia, citando estas fuentes como ejemplo el coso de Espartinas, si la corporación nobiliaria no atendiera su demanda.

Sevilla no podría permitirse otro año sin novilladas ni consentir que se celebren de manera episódica. Hay jóvenes relevantes de la provincia que necesitan proyectar sus carreras, como Jaime González-Écija, Juan Pedro García «Calerito» y Manolo Vázquez; así como otros de fuera de nuestro territorio: Tomás Rufo, Rafael González, Arturo Gilio y Diego San Román, novilleros más destacados del escalafón menor.

A diferencia de años anteriores en los que la empresa Pagés informaba a sus abonados por Navidad de las corridas que tenía reseñadas en el campo, en este mes de enero aún no hay oficialidad en este aspecto, especulándose que los hierros que formarán parte de este elenco serán los de Victoriano del Río, Garcigrande, García Jiménez, Juan Pedro Domecq, Núñez del Cuvillo, Santiago Domecq, Victorino Martín y Miura.

Publicado en ABC Sevilla

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s