“Había dejado ir muchas oportunidades pensando que siempre podían volver y no era así”: Daniel Luque.



Daniel Luque, quien el próximo Domingo de Ramos toreará en Morón de la Frontera (Sevilla) mano a mano con Ginés Marín, dijo a EFE que es “un privilegio poder estar ya anunciado” después de un año, el pasado, en el que decidió “tirar para adelante y torear con los aforos permitidos, con todas esas historias que tenemos encima”.

“Donde no hacemos nada es metidos en casa”, afirmó el torero de Gerena, quien agregó que con ello “tenía que demostrar todo lo que venía reivindicando aunque fueran pocas oportunidades” y destacó que una de las claves de esa campaña fue la rápida difusión de sus actuaciones a través de las redes sociales sin importar la categoría del escenario.

Apuntó que hasta cuando un torero está en el campo y anda bien “se corre la voz y la gente quiere verte en la plaza” y abundó en la importancia del boca a boca entre los aficionados que, según dijo, ha sido “una constante” en estos últimos años y ahora “trata de mantener una chispa, de no apagar nunca la llama para seguir al mismo nivel”.

El matador de Gerena alude a sus circunstancias personales y profesionales al reconocer que todo cambió cuando tocó fondo, cuando pudo “ver la realidad de esto, de los que estaban y dejaron de estar, de los que creían y dejaron de creer” y se vino arriba: “lo primero era encontrar a la persona y luego al torero”, apuntó.

El diestro sevillano, quien llegó a verse anunciado en plazas de escasa trascendencia creyendo que ése no era su sito, reconoció que “a lo mejor sí lo era pero en ese momento no lo comprendía” y que tuvo “que entender una serie de cosas muy distintas” a las que vivió al principio de su carrera.

“Nunca había sufrido; había gozado de las facetas más positivas de una profesión que también puede tener una cara amarga. Había dejado ir muchas oportunidades pensando que siempre podían volver hasta que me di cuenta que no era así”, se sinceró.

En cualquier caso, Daniel Luque considera que ha llegado una nueva etapa en la que “los mismos que decían que no, dicen que sí” y que eso le reconforta: “no se trata de una cuestión de orgullo ni rencor. Lo único que quiero es que me vean tal y como ahora interpreto el toreo, la madurez que he alcanzado”, dijo.

Tras Morón de la Frontera, el nombre de Daniel Luque vuelve a estar anunciado en la plaza de La Maestranza sin saber aún si los festejos preparados por la empresa Pagés podrán celebrarse.

“Soy optimista, quiero ponerme en positivo. Hay que apostar y ayudar. Ojalá que tengamos la suerte de que baje la pandemia, se pueda dar una gran feria y la gente recupere la moral y las ganas de ir a los toros. Estamos muy quemados, llevamos mucho tiempo con esto. Parece un mal sueño pero uno se levanta, mira las fechas y comprueba todo lo que se está quedando atrás”, reflexionó.

A pesar de todo, Luque se muestra esperanzado y apostó por “seguir al mismo ritmo”, ya que “esto tardará más o tardará menos pero algún día llegará la normalidad y ojalá sea pronto”.

“Lo principal ahora es la salud de la gente. Todo el mundo –toreros, empresarios, ganaderos- está loco por salir y demostrar sus posibilidades”, concluyó.

Publicado en COPE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s