Los carteles de Córdoba, ¿punto de inflexión?

La apuesta ha sido fuerte. La ciudad contará con toreros que son apetecibles en cualquier plaza y feria. Y además será un homenaje al último estandarte de la Córdoba taurina.

Por Salvador Giménez.

El pasado martes se presentaron en el Museo Taurino los carteles del próximo mes de mayo. Si bien no coincidirán con las fechas tradicionales de la feria en honor de Nuestra Señora de la Salud, la empresa que regenta el coso califal los ha hecho coincidir con los días en los que tendrá lugar el Festival de Patios, por lo que serán un aliciente más en el Mayo Festivo cordobés

Las combinaciones anunciadas están formadas por una novillada con picadores donde actuaran el novillero cordobés, Javier Moreno Lagartijo, el galo El Rafi y Tomás Rufo, quienes se enfrentaran con reses de Fuente Ymbro. Al día siguiente, Diego Ventura a caballo ante dos toros de Los Espartales, Roca Rey y Pablo Aguado, frente a reses de Núñez del Cuvillo, forman el primer cartel de corrida de toros y, para cerrar el ciclo, alternarán mano a mano Finito de Córdoba, quien celebra el 30 aniversario de su alternativa, y Morante de la Puebla, quienes estoquearán toros del hierro de Juan Pedro Domecq.

Córdoba ha vivido antes de la pandemia una sima profunda. La plaza y la feria iban perdiendo importancia a pasos agigantados. Precisamente, el pasado año fue la única plaza de primera categoría que abrió sus puertas, recuperando así un lugar relevante en el panorama taurino nacional. La nueva gestora, Lances de Futuro, encabezada por José María Garzón, no iba de farol cuando dijo que recuperar Córdoba era un reto y con su trabajo hasta el momento no está defraudando a nadie.

Algunas voces, las menos, se han alzado discordantes. Que si tal o cual novillero local habría que haber tenido hueco en el cartel de la novillada, que si sobra el rejoneador en el segundo festejo, que si un mano a mano no, que mejor terna, que si falta o sobra tal nombre. Las cosas de la afición. El empresario ha hecho un esfuerzo sin saber qué condiciones sanitarias habrán vigentes en la fecha de celebración de los festejos y ha puesto de nuevo a Córdoba, que falta le hacía, en boca del llamado planeta de los toros.

Nada que reprochar por tanto a Garzón y a su empresa. La apuesta ha sido fuerte. Córdoba contará con toreros que son apetecibles en cualquier plaza y feria. También ha tenido la sensibilidad de homenajear al último estandarte de la Córdoba taurina en el aniversario de su alternativa. También ha dado la cara, mirando por el futuro de la fiesta, incluyendo en el ciclo una novillada, festejo que ha ido desapareciendo de los grandes ciclos y que Córdoba recuperará en mayo. Y lo que es mejor, Garzón ha manifestado su deseo de que Los Califas siga abriendo sus puertas el resto de la temporada.

La empresa ha hecho su trabajo y lo más importante: hasta ahora está cumpliendo con lo prometido. Con dedicación e imaginación está sacando a Córdoba del ostracismo donde estaba inmersa. Ahora es Córdoba la que debe de estar a la altura. Ahora es cuando hay que acudir a la plaza y demostrar la categoría que se demanda para una plaza, que hasta la llegada de José María Garzón y Lances de Futuro, se encontraba en un momento muy delicado. Es la única manera de hacer que Córdoba y su plaza de Los Califas esté en el lugar donde debe de estar.

Es el momento de la afición cordobesa. Es hora de abandonar la crítica gratuita y sesgada. Ahora hay que arrimar el hombro. Es ahora o nunca. El futuro hay que labrarlo entre todos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s