Simón Casas y Manuel Amador, únicos aspirantes a la plaza de toros de Albacete.

La UTE ha sido la única licitadora después de que otras empresas dieran marcha atrás a última hora y una vez que el ayuntamiento tuviera que sacar la plaza a concurso, tras desestimar la oferta que presentó el año pasado Juan Reverte al no cumplir la solvencia económica requerida.

La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por el francés Simón Casas y Manuel Amador han presentado la única oferta para gestionar la plaza de toros de Albacete los próximos cinco años, una vez finalizado el plazo de licitación fijado por el Ayuntamiento de la ciudad.

De esta manera y si cumplen con los requisitos reflejados en el pliego de condiciones, el actual empresario de la plaza de toros de Las Ventas (Simón Casas) se convertirá en el nuevo gestor del coso de La Chata junto a Manuel Amador, torero de la tierra y, en los últimos años, al frente de varios cosos castellanomanchegos.

La UTE ha sido la única licitadora después de que otras empresas dieran marcha atrás a última hora y una vez que el ayuntamiento tuviera que sacar la plaza a concurso, tras desestimar la oferta que presentó el año pasado Juan Reverte al no cumplir la solvencia económica requerida.

Para poder gestionar la plaza de toros de Albacete había que acreditar una solvencia económica cercana a los tres millones de euros (en concreto, 2.729.838), afrontar el pago de un canon de 49.709 euros, IVA incluido, y comprometerse a la organización de diez festejos correspondientes a la feria de septiembre.

También hay que tener experiencia en gestión de ferias importantes, ya sea por haber explotado en los últimos ocho años al menos cinco ferias en plazas de primera categoría o en los últimos diez años como mínimo diez ferias taurinas en cosos de segunda clase.

Entre las novedades de este pliego estaban las denominadas cláusulas COVID para hacer frente a las reducciones de aforo relacionadas a las restricciones por la crisis sanitaria y en el que se prevén tres escenarios posibles.

Si el aforo se reduce hasta en un 30 %, el contratista dará la feria con una disminución de gastos directos e indirectos y del canon en un 50 %, mientras que, si la reducción es de entre un 31 y un 50 %, el adjudicatario contará con una rebaja de los gastos directos e indirectos y el canon en un 100 %.

Sin embargo, si la reducción del aforo es en más de un 51 %, la empresa podrá renunciar a la celebración de la feria taurina no computándose ese año como ejecutado a efectos de la duración del contrato.

Publicado en CLM24.ES

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s