Obituario: Don Óscar Domínguez Escobar.

Don Oscar junto al Zotoluco.

La tauromaquia en Mexico nuevamente está de luto luego de darse a conocer la tarde de ayer el fallecimiento del ganadero de reses bravas, propietario de la dehesa nuevoleonesa de Golondrinas, Don Óscar Domínguez Escobar, quien estuvo al frente enalteciendo el prestigio de la afamada casa ganadera por poco más de 45 años ininterrumpidos.

La ganadería, una de las más antiguas del país, fue fundada por Don Pascual Lecea en el año de1870. A su muerte, su hija doña Blasa Lecea se hizo cargo de 1900 a 1925, superando la terrible época de la Revolución Mexicana, después, sus hijos Don Jacobo y Don José María Domínguez condujeron la ganadería; al fallecimiento de Don Jacobo en el año de 1972, su hijo del mismo nombre quedó al frente y por completo de la dehesa al adquirir la porción de su tío.

A lo largo de su historia, las más importantes figuras del toreo mexicano de diferentes épocas, desde Lorenzo Garza hasta Joselito Adame, pasando por Eloy Cavazos, que durante su carrera cortó más de 40 rabos, han triunfado en todas las plazas de México con los toros de la emblemática ganadería, bajo la dirección de Don Óscar, quien generosamente siempre brindó la oportunidad a matadores, novilleros y aspirantes en sus tentaderos.

En la década de los 80 del pasado siglo, Don Jacobo -junto con don Pedro de la Serna- formaron una escuela taurina de donde surgieron una camada de chavales entre los que tiempo después lograron destacar los matadores Hernán Ondarza, Alfredo Ferriño, ´Chuy´ Torre, Germán Garza, Alberto Galindo ´El Geno´ y muchos otros más que formaron parte de una época importante del toreo regiomontano en las filas novilleriles.

Su incansable y destacada labor como ganadero fue reconocida en mayo del 2016 con el otorgamiento de la Medalla Presidencial al Mérito Ganadero de manos del propio presidente de la República Mexicana, gracias al sacrificio y el fervor por el trabajo desarrollado luchando no sólo por preservar, sino por incrementar el prestigio y enaltecer este legado histórico de la cabaña brava mexicana. Descansa en paz, Don Óscar Domínguez Escobar.

Publicado en El Horizonte.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s