El Ayuntamiento de Gijón decide poner fin a las corridas de toros por lidiar a “Feminista” y “Nigeriano”

Gijón se queda sin toros. La Alcaldesa de la ciudad, la socialista Ana González, anunció esta mañana que el gobierno local ha decidido poner fin a la feria taurina de Begoña y no concederá la prórroga a la empresa Circuitos Taurinos, liderada por Carlos Zúñiga, ni volverá a sacar la plaza a concurso público para la celebración de espectáculos taurinos en la ciudad, por lo que no no volverá a haber toros durante su mandato.

De SOL y SOMBRA.

La plaza de toros de El Bibio de Gijón no volverá a albergar la tradicional feria taurina de Begoña, ya que el Ayuntamiento de la ciudad no renovará la concesión del coso por considerar que no se pueden utilizar los toros para “desplegar una ideología contraria a los derechos humanos”.

“Se ha acabado la feria taurina”, ha afirmado la alcaldesa socialista de Gijón, Ana González, en declaraciones a los periodistas, tras sostener que lo sucedido en la última corrida de la feria de este año, donde dos de los astados de la ganadería de Daniel Ruiz se llamaban “Feminista” y “Nigeriano”, lo cual ha suscitado gran malestar entre asociaciones feministas y animalistas y ha precipitado una decisión que no estaba prevista.

“Se han cruzado varias líneas. Una ciudad que cree en la integración, igualdad de hombres y mujeres no puede permitir este tipo de cosas. Hay personas que querrían que continuara, y se les ha hecho caso, ahora hay que escuchar a esa otra parte de Gijón. Y encima utilizando los toros para desplegar una ideología contraria a los derechos humanos. Se acabó el contrato de los toros”, espetó.

En menudo lío se han vuelto a meter los taurinos, todo por olvidar que estamos en el siglo XXI y que estas nuevas generaciones de cristal piden su limosna de este tipo de n para atacar y denostar a todos aquellos que hieran sus preferencias.

Es absurdo, lo sabemos, pero así están las cosas en este nuevo siglo en donde la libertad de expresión es tan ambigua y delicada como la sexualidad de un quinceañero (a).

En estos tiempos se tiene que ser muy cuidadoso hasta con los nombres de los toros de lidia, para evitar que se hieran susceptibilidades.

Increíble.

Arden las redes sociales

Las redes sociales ardieron el pasado martes de indignación contra Morante de la Puebla. El diestro participó este domingo en la Feria de Begoña en Gijón, donde compartió cartel con El Juli y Daniel Luque, festejo en el que se lidiaron dos toros cuyos nombre han molestado a los usuarios de Twitter: Feminista y Nigeriano.

El nombre de los toros los elige el dueño de la ganadería a la que pertenecen, en este caso el manchego David Ruiz. Normalmente heredan el nombre de sus madres, pero como Morante de la Puebla es un reconocido simpatizante de Vox y amigo personal de Santiago Abascal, algunos usuarios de Twitter han relacionado el nombre de los astados con sus ideas políticas. Por está razón Morante ha recibido miles de críticas en redes sociales a las que, por el momento, no ha querido responder.

Y es que desde el sector taurino no han querido mover mucho el avispero con esta polémica suscitada que, según el ganadero Daniel Ruiz, “no hubiera tenido origen de haber conocido un poco la idiosincrasia de cómo funciona una ganadería de bravo”.

Y es que las ganaderías son vacadas porque lo realmente importante en ellas son los vientres, las madres de los toros que luego se lidian en las plazas, y que heredan su nombre, de ahí que tanto “Feminista” como “Nigeriano” adquirieron sus nombres de las vacas que los parieron y por tanto no fueron escogidos expresamente para esa corrida.

“En nuestra ganadería tenemos 350 vientes y, en consecuencias, 350 nombres, que son los que luego heredan sus hijos”, como es el caso de “Feminista” o “Nigeriano“, además de los otros tres toros que lidiaron esa tarde en Gijón y que se llamaron “Finito“, “Turronero” y “Niñero“, además de “Rebujino” que fue como se llamó el sobrero del mismo hierro.

En la misma feria de Gijón se lidiaron otros 12 toros más con nombres tan dispares como “Favorito”, “Milano”, “Coronel”, “Romero”, “Cantador”, “Gavilán”, “Magosto”, “Desarmado”, “Madrugador”, “Decisivo”, “Ilógico”, y “Farolillo”, además de un “Africano“, que fue un sobrero de Fermín Bohórquez reseñado para el 14 de agosto.

La peculiaridad de cómo se ponen los nombres a los toros de bravo en ocasiones hace que algunas ganaderías o algunos encastes adquieran su fama, como es el caso de las de procedencia Núñez, con las famosas reatas de los músicos y que ha dado nombres tan dispares como “Violinista”, “Pianista”, “Fandanguero”, “Corneto”, “Bandurria”, “Guitarra” o “Tamborilero”, entre otros.

Como anécdota, el nombre del toro con el que Manolete tomó la alternativa el 2 de julio 1939 en Sevilla se llamaba “Comunista”, de la ganadería de Clemente Tassara, aunque, precisamente, para evitar susceptibilidades justo cuando habían pasado pocos meses del final de la Guerra Civil se decidió cambiarlo por el de “Mirador“.

Twitter @Twittaurino

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s