Puebla: ¿Qué falta para reactivar los festejos?

Por Luis Miguel Martínez.

Amigos, Puebla capital no ha podido reactivar su tauromaquia al ritmo que tenía hace un par de años. Es plausible lo realizado en POLIFORUM por llevar a cabo corridas y novilladas, dándole a la afición un respiro en medio de la emergencia sanitaria.

Es cierto que la ola de contagios continúa, pero también es cierto que los cuidados están en la responsabilidad de cada uno. Ahí está el caso de Teziutlán, cuyas entradas lograron el aforo permitido con todas las medidas que la contingencia implica y las autoridades solicitaron.

Pero lo que sucede en plazas como El Pinal, o en el vecino estado de Tlaxcala como la recién concluida feria taurina de Huamantla, son garbanzos de a libra y esfuerzos a los que no se han sumado más empresas.

Este año ha llegado al estado de Puebla una cantidad importante de remesas, estamos en plena celebración de los 200 años de la invención del tradicional chile en nogada, ¿por qué no reactivar la tauromaquia en muchos otros municipios de la región? Cuando las ligas de futbol varonil y femenil están en plena actividad, cuando recién terminó la temporada de beisbol de la liga del sur, ¿qué pasa con la tauromaquia?

Aún recuerdo aquellos entusiastas ganaderos el año pasado que decían: se vale estar con sana distancia, pero no se vale estar quieto. Este mes de septiembre se antoja sombrío, sin festejos en poblaciones menores donde se pueda ver una reactivación económica y una tauromaquia sin hacer enlaces con muchos municipios de esta región poblano – tlaxcalteca.

El día de ayer sábado, El Sol de Puebla publicó un estupendo trabajo sobre la mucha actividad que tuvo El Toreo de Puebla, una plaza para 14 mil espectadores, una monumental. Que vio sus inicios en 1936 y fue derribada en 1974, por donde desfilaron las figuras de la época.

Un inmueble que le hizo competencia a la propia plaza de toros México. Puebla no solamente tenía un gran escenario, adelantado a su época, sino que además había mucha afición. Con peñas taurinas, charlas, tertulias, toreros.

Una población para esta ciudad angelopolitana que no rebasaba las 200 mil almas, pero que se hablaba de toros en los parques, en los cafés, las calles. Detractores siempre ha tenido la fiesta, pero era más el deseo de vivir con cierto romanticismo.

Y en ello bien cabe la fiesta brava. ¿Cuántos festejos se siguen perdiendo por plazas cerradas o municipios que no han llevado a cabo sus fiestas patronales?

En unos días tomará protesta la nueva gobernadora de Tlaxcala, la Lic. Lorena Cuéllar y desde luego será muy emotivo conocer su plan de trabajo y el acercamiento que lleve con la parte taurina ya que la fiesta brava está directamente relacionada con el turismo, la ecología, las tradiciones y costumbres.

Hace unos meses se hizo una marcha para que no se prohibieran las corridas de toros en la Angelópolis y ahora, ¿qué nos falta para reactivar los festejos?

Pública en El SOL de PUEBLA

1 comentario »

  1. Para eso querian que la Fiesta no fuera prohibida en ese lugar ???.. Ahi esta prueba irrefutable de que los ” TAURINOS” de ahi valen para puritita madre… Luego no paran de quejarse que les hacen y les tornan todo el tiempo, la verdad ya cansan con su pinche actitud señores. Ojala y en verdad hubiera quedada prohibida de una buena vez por todas para que ya asi dejaran de estar mamando…

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s