Las referencias a los toros en Dune: ¿por qué hay tanta simbología taurina?

La novela en la que se basa el film explica quién es el hombre que sale en un cuadro y por qué está vestido de torero.

La nueva versión cinematográfica de Dune, dirigida por Denis Villeneuve, ha sorprendido a algunos espectadores al incluir varios elementos relacionados con la tauromaquia. La película de ciencia ficción, ambientada en un futuro lejano, muestra un cuadro en el que aparece un hombre con traje de luces.

Dicha obra aparece en los primeros minutos del largometraje, cuando Paul (Timothée Chalamet) se encuentra en el planeta Caladan, sede de la Casa Atreides, en el año 10191. También salen en la cinta una estatuilla de un torero con un toro y una cabeza de dicho animal colgada en una pared.

La persona representada en el cuadro es Paulus Atreides, abuelo de Paul y padre del duque Leto (Oscar Isaac). La novela en la que se basa el film, escrita por Frank Herbert, explica que era un aficionado al torero y que fue precisamente un toro el que lo mató.

El libro ofrece más detalles sobre los objetos, describiendo así el retrato: «Lo había realizado un afamado artista, Albe, cuando el Viejo Duque era de mediana edad. Lo había pintado vestido de torero, con una capa magenta colgando del brazo izquierdo».

En sus páginas se puede leer cómo Lady Jessica (interpretada por Rebecca Ferguson en la película) charla con Shadout Mapes (Golda Rosheuvel) en Arrakis y le indica: «El cuadro del Viejo Duque que está allí hay que colgarlo en una de las paredes del comedor. Y la cabeza del toro en la pared opuesta».

El ama de llaves comenta que habría que limpiarla: «La suciedad se ha incrustado en los cuernos». La madre de Paul le contesta: «No es suciedad, Mapes. Es la sangre del padre de nuestro duque. Esos cuernos fueron rociados con un fijador transparente pocas horas después de que este animal matara al Viejo Duque«.

LA HISTORIA DEL TORO EN LA PRECUELA

La novela Dune cuenta con varias precuelas desarrolladas por Brian Herbert, hijo de Frank Herbert. Se basó en notas dejadas por su padre para dar forma a algunas de sus obras. Una de ellas es Dune: La Casa Atreides, que relata la historia de la muerte de Paulus Atreides a manos de un toro. En el libro Helena Atreides trama una conspiración para acabar con la vida de su marido.

El duque fallece en una corrida de toros salusanos, criaturas modificadas y que tienen dos cerebros conectados por un chip. En los espectáculos taurinos solían administrar a través de las banderillas un componente químico a estos animales, de manera que dicho chip quedaba anulado y era más sencillo que los matadores pudieran darles la estocada final. La esposa del duque impidió que lo hicieran, haciendo que el astado fuera más feroz y atacara a Paulus por la espalda, matándolo rápidamente.

Publicado en EL Mundo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s