43 años de la Monumental Plaza de Toros «Vicente Segura» de #Pachuca.

Cumple la Monumental plaza de toros Vicente Segura 43 años. El coso de la colonia Juan C. Doria es considerado una de las más importantes del país.

La monumental plaza de toros Vicente Segura, en Pachuca, cumplió el 11 de noviembre 43 años de historia.

Reactivándose en los últimos meses tras estar cerrada por la pandemia, la plaza ubicada en Juan C. Doria es considerada una de las más importantes del país.

A finales de los 70, en medio del gobierno de Javier Rojo Lugo, fue cuando se decidió dejar de lado al Lienzo Charro Nicolás Romero, que su ubicaba en el predio que hoy es Plaza Bella, y tener un sitio propio para la fiesta taurina.

A partir de ahí, se comenzó con un proyecto, del cual estaría encargado Jorge Rojo Lugo, hermano del entonces jefe del Ejecutivo de Hidalgo, quien, de acuerdo con fuentes especializadas, se inspiró en los cosos españoles luego de un viaje a tierras ibéricas.

Fue el matador regio Lorenzo Garza quien se encargó, pocos meses antes de su muerte, de colocar la primera piedra del recinto para festejos taurinos, mismo que se terminaría de edificar en 1978.

En ese mismo año, el 11 de noviembre para ser exacto, la tercia integrada por Manolo Martínez, Francisco Curro Rivera y Jorge Gutiérrez cortó el listón de inauguración de la plaza, con toros de la ganadería Garfias.

A partir de ahí, el gigante de C. Doria tuvo una época dorada, en la que recibió hasta 10 festejos en un año.

Fue hasta 1981 cuando se le otorgó el nombre de Vicente Segura, en honor a un militar pachuqueño, quien también se desempeñó en la tauromaquia.

A partir de ahí, el coso tuvo un auge en el medio taurino y se ganó gran popularidad entre los matadores y ganaderías; sin embargo, siempre tuvo una deficiencia: el drenaje.

Debido a que su construcción se dio a poco más de 10 kilómetros a las afueras de lo que en esa época constituía Pachuca, los servicios básicos eran escasos, por lo que, en caso de una fuerte lluvia, los pasillos se inundaban a tal grado de complicar la entrada y la salida del graderío. Dicho problema se resolvió apenas este siglo.

Fue también con la llegada del nuevo milenio cuando surgieron los problemas para la plaza y vivió uno de sus momentos más álgidos, ya que el 28 de noviembre 2009, media hora antes de que se iniciara un festejo, la empresa encargada suspendió el evento, lo que representó la tercera ocasión que acontecía algo similar.

Días después, el 1 de diciembre, la Dirección de Reglamentos y Espectáculos del estado determinó clausurar el recinto e imponer una multa de 51 mil pesos por la cancelación del evento.

El vacío de la Monumental no duró mucho, pues en abril del siguiente año un evento político reabrió las puertas de la plaza.

A partir de entonces, las entradas, aunque regulares, no han tenido la misma afluencia como en épocas doradas y aunado a su capacidad, de 10 mil espectadores, ha desencadenado en una presencia de semivacía en algunos festejos.

MULTIUSOS

El coso y sus inmediaciones han sido usados para fines ajenos a la fiesta brava.

CONCIERTOS

El espectáculo ha llegado al gigante de C. Doria, pues además de la fiesta brava, su interior ha recibido a artistas como Miguel Bosé, Gerardo Ortiz, Banda MS, Cartel de Santa, entre otros.

ELECCIONES

La Monumental Vicente Segura ha sido parte de la democracia: en tiempo de elecciones alberga casillas.

PROSELITISMO

La política se ha adueñado en varias ocasiones de la plaza y su interior ha servido para que distintos candidatos realicen cierres de campaña y visitas de aspirantes presidenciales, entre otros.

SOLIDARIDAD

En 2017, luego de los dos sismos que sacudieron a México, el estacionamiento de la plaza se convirtió en un centro de acopio de víveres.

Grandes recuerdos

Si alguien conoce una buena parte de la historia de la Monumental, ese es Pablo Samperio, matador hidalguense y quien es hijo del fallecido Rodolfo Samperio, quien fue médico de la plaza durante 25 años.

Para el torero, el gigante de C. Doria atrae recuerdos especiales, no solo por lo vivido a la par de su padre, sino también por las 25 apariciones y dos cornadas que acumula en aquel lugar.

“Ahí tomé la alternativa y prácticamente me hice hombre. Recuerdo que cuando era niño y tenía el sueño de ser torero me salté, porque creía que ahí vivían los matadores o que habría ganado.

Al final, me descubrieron y me entregaron a las autoridades, quienes al final me dejaron ir, pues entendieron las razones por las que lo había hecho”, rememoró.

Por Luis Carlos León I Criterio Hidalgo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s