Héctor Gutiérrez se lleva «el gato al agua»

El toreo es impredecible, toda la semana los medios se enfocaron en un solo nombre, para que al final llegara un recién alternativado, le cortara dos orejas a su segundo toro tras una faena vibrante y se fuera de la plaza en hombros con una cornada cerrada.

Por Juan Carlos ValadezDe SOL y SOMBRA.

La afición que se reunió el pasado domingo en el Nuevo Progreso de Guadalajara llegó con la esperanza de ver en plenitud al español Emilio de Justo y se fue de plaza con el nombre del mexicano Héctor Gutiérrez en la mente.

No era un día para escatimar recursos y con esa actitud salió Emilio de Justo al ruedo del Nuevo Progreso, pero no contaba con que el ganadero de Villa Carmela había seleccionado un encierro que no permitiría lucimiento alguno a la tercia en cuestión, salvo el sexto.

Tanto nadar para terminar ahogados en la orilla pensarán en estos momentos Emilio de Justo y su gente. Y es que el torero español llegó con tiempo para su compromiso e hizo un gran esfuerzo en los medios de comunicación, así como en el campo, que era digno de ser correspondido con la materia prima esencial en este arte: el toro. Pero para su mala suerte no fue así. El destino le jugó a la contra en Guadalajara.

De Justo habrá pensado que le habían tomando el pelo cuando terminó de lidiar a su segundo toro. Tanto esfuerzo para nada. Dos toros tan mansos como débiles. Pero como la exigencia era fuerte en el tendido, decidió regalar un sobrero del hierro de Guanamé sin poder, sin raza y sin calidad para al menos destacar en muletazos de uno en uno. El telón de la decepción caía seco sobre el diestro español, mientras en el callejón esperaba pacientemente el recién alternativado para abandonar el coso en hombros.

Mi balance final es el siguiente:

La afición que hizo una entrada regular en el Nuevo Progreso y que fue a ver a la figura de ultramar, se llevó en la mente el nombre de Héctor Gutiérrez, un torero a tener en cuenta en el futuro si se le dan oportunidades y claro, el hombre las aprovecha.

Junto a los antes mencionados hizo el paseíllo Diego Silveti, del cual no voy a decir nada en esta ocasión, para no hacer más leña del árbol caído.

Twitter @Twittaurino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s