Puebla: Emotiva la despedida de Jerónimo y el homenaje al «Soro» 

Por Jaime Oaxaca.

Nuevamente hartos premios en El Relicario el pasado viernes, orejas que sólo son parte de las estadísticas, sin valor taurino. Ahora “la nueva normalidad” exige que los toreros corten las orejas como si fuera lo único relevante en una corrida. 

¡Importa el qué, no el cómo! 

En resumen, en la cuarta corrida del serial de invierno que ofrece el empresario Pedro Haces se concedieron cuatro orejas. Eso sí, con sus asegunes. 

Se anunció un concurso de ganaderías. La verdad es que algunos ganaderos aprovecharon para limpiar corrales, mandaron el más feo que tenían, como si lo hubieran vendido a la mitad del precio. 

Abrió plaza uno de Atlanga, Emilio Rodríguez, mandó un toro bien presentado que tuvo pocas embestidas. El de Rancho Seco tenía una cornamenta como guantes de box, por si fuera poco, el cuerno izquierdo era exageradamente pequeño, es vergonzoso lidiar un animal así, el torete sólo embistió en una buena tanda, después intentó huir. Los hermanos Muñoz, propietarios de Zacatepec, mandaron un toro serio, con trapío, inclusive hubo algunas palmas cuando apareció en el ruedo, también se acabó pronto. 

El de Juan Huerta una rayita abajo de trapío y se la pasó huyendo, El Zapata lo anduvo correteando por todo el ruedo. El quinto fue de Torreón de Cañas, peleó en el caballo, la lidia fue en los medios, pero tenía una cornamenta muy fea que le restaba trapío, como de toro de jaripeo. El que cerró plaza era cariavacado, escurrido, “parecía una vaca”, me dijo un matador de toros en retiro a la salida de la corrida; el burel fue a la muleta, sin transmisión, por su fea apariencia la gente no tomó en serio lo que hizo Arturo Macías. Vaya, ni la “Pelea de Gallos ayudó. 

El subalterno Gerardo Angelino estuvo muy bien, especialmente en un par de banderillas al quinto de la noche, al que le dio todas las ventajas, tanto que el toro, llegó primero a la reunión, el torero no se amedrentó, clavó el par, Angelino ya no tuvo apoyo
en el piso, cayó a la arena, afortunadamente sin consecuencias; se llevó una fuerte ovación cuando salió a saludar al tercio. Fernando García hijo y Héctor García, también se lucieron con los garapullos. 

De los varilargueros, aunque fue una corrida de concurso, sólo Othón Salinas colocó un buen puyazo. 

Una parte emotiva del festejo fue el homenaje que se le rindió al torero valenciano Vicente Ruiz Soro “El Soro” quien fue el tercer espada en la corrida inaugural de El Relicario en noviembre de 1988. Primero, en el patio de cuadrillas, se develó una
placa, dijo unas palabras y que se arranca el diestro a interpretar con su trompeta el Ave María de Schubert. Nos enchinó la piel. 

A la mitad del paseíllo se rindió un minuto de aplausos al matador español Ángel Teruel, al ganadero tlaxcalteca Manuel González, propietario del hierro de Darío González y a la artista de la lente Lizi García. Al término del despeje de cuadrillas, los matadores
actuantes fueron al patio de cuadrillas por El Soro, lo acompañaron en la vuelta al ruedo. Fue conmovedor ver al diestro hispano en la arena de El Relicario, ahora desplazándose con dificultad, cuando en aquella tarde de la inauguración, con 26 años
de edad, hacia gala de sus facultades en el tercio de banderillas. El Soro no pisaba el albero poblano desde el 1 de enero de 1989. Recibió dos brindis, uno de Jerónimo y otro de El Zapata, el matador español les correspondió tocando la trompeta. 

Otro brindis significativo fue el del primer toro de la noche, de El Zapata a Jerónimo, fue muy emotivo. Ignoro lo que se dijeron, quizá algo de lo que vivieron en El Relicario, ambos se hicieron matadores en esa arena; ufff, ambos el siglo pasado. De
las 17 alternativas concedidas, Uriel tomó la sexta en 1996 y Jerónimo la octava en el 99. 

Por lo que respecta al público hubo buena cantidad de asistentes, quizá tres cuartos de los tendidos, tenía rato que no había cola en la taquilla. Cuesta trabajo llevar a la gente a la plaza y ahora que lo lograron, la decepcionaron con tres toros, infames de trapío. La gente paga completo, no da tres billetes buenos y tres falsos. 

Actuaron Uriel Moreno “El Zapata”; Jerónimo, en su despedida y Arturo Macías “El Cejas”. Le aseguro que los diestros estuvieron esforzados, a ratos parecía que sacaban agua de una piedra. Sudaron la gota para tener entretenido a los asistentes. No estuvieron mal, de verdad que no. Aunque de eso a premiarlos por cualquier cosa… 

El público quiere que se conceda premios a diestra y siniestra. Que el torero meta la espada donde se pueda, estamos en una época de “orejitis”, asusta y lo peor es que los propios toreros han provocado esos triunfos apócrifos que los medios de comunicación magnifican. 

Uriel le cortó una oreja a cada uno de los de su lote, no por faenas extraordinarias, sólo tesoneras. Simplemente el público no quiere “empates a cero”, le gustan “los marcadores abultados”. 

Jerónimo cortó dos a su segundo, yo creo que una fue por su despedida; al de Torreón de Cañas le cuajó muletazos muy buenos, muy sentidos, como es su toreo. La vuelta al ruedo con las peludas fue tardada, el torero y el ´publico la disfrutaron. 

Macías se trajo la espada chata, no entró con facilidad. Para colmo le tocó el animal con apariencia de vaca, ni la música calentó el cotarro. 

Dos toreros salieron a hombros, en estricta teoría fue una corrida apoteósica, la realidad es otra. Fue emotiva, conmovedora, eso es innegable, pero no por lo sucedido en la lucha de toro y torero. Lo que son las cosas, ya estaba decidido a narrarle la acción a detalle y que se acaba mi espacio. 

***

Los que reclamaron, pero no fueron escuchados, fueron los animalistas que se manifestaron la noche del viernes 17 de diciembre frente a la plaza de toros El Relicario, a fin de evitar que se llevara a cabo la corrida.

Tal fue el desaire, que la fiesta brava se llevó a cabo sin contratiempos para más de tres mil espectadores, y al final salieron en hombros los matadores Jerónimo y Uriel Moreno “El Zapata”, lo que demuestra que Puebla está lejos de ser un municipio donde se prohíba el maltrato a los toros, como demandan los activistas.- De SOL y SOMBRA.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s