Opinión: Más que una explicación.

Corridas de Toros y palomas por Pablo Picasso.

A Triana por lo que significa.

Por: Luis Alberto Villarreal García*

En su último libro “Los toros explicados a mi hija” editado por ESPASA, el extraordinario matador de toros y figura en retiro José Miguel Arrollo “Joselito” define y defiende con claridad a la fiesta de los toros. En él da cuenta de cómo hoy las modas han construido fobias en contra de nuestra fiesta.

Si hoy resulta complejo explicarle a los anti taurinos la razón por lo que a millones de personas en el mundo nos apasiona y mueve la fiesta brava, lo es aún más complicado explicárselo a una hija cuando el bullying, los medios de comunicación y las redes sociales no están de nuestra parte. No pretendo con estas líneas que mi hija u otras personas se apasionen por los toros si de verdad no les atraen, pero si me gustaría, sinceramente, que pudieran valorar más y mejor el mundo que a esta fiesta rodea y que con toda libertad pueda elegir.

Creo en la libertad, valor que genera respeto y tolerancia para una mejor convivencia social. Creo que todos tenemos derecho a disentir, pensar distinto a los demás no nos divide sino por el contrario nos hace más fuertes. La defensa de la fiesta empieza por defender y respetar a los animales y eso hacemos justamente los taurinos. Los criadores de toros de lidia cuidan con esmero, dedicación y sobretodo, muchísimo amor a esta especie animal. Para el ganadero el cuidado de los toros va desde buscar los terrenos más propicios para los animales, aquellos que les permitan vivir en su hábitat bajo un estado semi-salvaje; donde el ganadero y los vaqueros estaran ahí para auxiliarles en todas sus necesidades sanitarias, alimenticias, etc., y durante más de 4 años reses bravas viviran sin molestia alguna, como pocos seres humanos podrían presumir en este mundo lleno de odio y violencia.

¿La raza de ganado de lidia existiría sin las corridas de toros? No, en lo absoluto, sin la fiesta esta raza hace siglos se hubiera extinguido. Afirmar lo contrario sería una completa negación a una verdad natural. Como la negación en la que viven los que comen carne, usan ropa y calzado de piel, pero poco o nada les importa la vida y el trato que le dieron a ese animal, si estuvo hacinado en un potrero o encarcelado en una jaula donde quizá nunca vio la luz solar y solo le prendian y apagaban un foco para acelerar su metabolismo; ni tampoco se preocupan por cómo se llevó a cabo su matanza, pero eso sí, se declaran defensores de los animales y piensan que se expían manifestándose contra nuestra fiesta.

Los hay peores, aquellos que defienden a los animales y no empiezan por defender a los humanos, resulta inconcebible, vergonzoso que haya deshumanizados que celebren la muerte de un torero, como quienes lo hicieron barbárica y ofensivamente con la muerte del torero Víctor Barrio, hace unos años. Esos son los que alegan que “nosotros” los taurinos somos “los agresivos o los violentos”. La incultura, la hipocresía y la ignorancia con la que se manejan, dan grima.

Nuestra fiesta y a su protagonista principal “el toro de lidia” lo ha defendido el pueblo en todo momento, contra quienes han pretendido abolirla de un plumazo, porque ha sido el pueblo a través de sus expresiones populares y artísticas quienes han promovido la tauromaquia.

Seria muy importante tambien, afirmar con verdad, que además de los toros y de la cultura popular, la tauromaquia ha influido en otras artes al más alto nivel. Son muchos los escritores y artistas que han sacado conclusiones muy profundas de las corridas de toros y que se han inspirado precisamente, en la tauromaquia para dejarnos algunas de sus mejores obras. A primer golpe de memoria pienso en Goya, Zuloaga, Picasso, Dalí, Miró, Manet, Botero, Van Gogh, López Monreal, entre muchos otros pintores. Pienso en músicos como Georges Bizet, Agustín Lara e incluso jazzistas que en ella se han inspirado. Escritores como, Ortega y Gasset, Valle Inclán, Alberti, Hemingway, Camilo José Cela, Vargas Llosa, Blasco Ibáñez, López Velarde, Gerardo Diego o García Márquez, por citar algunos.

Si tuviera que elegir a alguno de todos estos, tan importantes y celebres personajes del arte y la cultura para explicárselo a mi propia hija, seguramente elegiría a Federico García Lorca, fusilado por rojo, comunista, homosexual y republicano cuando afirmaba “el toreo es, probablemente, la mayor riqueza poética y vital que tenemos, increíblemente desaprovechada por escritores y artistas, debido principalmente a una falsa educación pedagógica que nos han dado y que hemos sido los hombres de mi generación los primero en rechazar. Creo que la de los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo”.

Al final pienso, que mas que una explicacion, lo que quiero es que mi hija por si sola aprenda a decidir, a respetar y que si puedo dejarle un ejemplo, entre otros, sea promover y defender con pasion las cosas que valen la pena, aquellas en las que uno cree o con las que uno sueña, sin importar lo que otros piensen, pero respetando siempre a todos los demás.

Twitter @VillarealGTO

* Luis Alberto Villarreal García es ganadero de bravo y político por vocación.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s