Crónica: Palillo asesta palo a Tlaxcala.

Por Jaime Oaxaca. Fotos Jaime Oaxaca y Juan Ángel Sainos.

No se mostró una sola fotografía de los toros que se jugarían ayer domingo en Tlaxcala, el hecho representaba una señal de alerta. Se olfateaba el sabor de engaño. La sospecha de convirtió en realidad. El empresario Pablo Álvarez «Palillo», de común acuerdo con algunos ganaderos, llegaron a Tlaxcala a asestar un palo a los aficionados.

De los seis animales que se lidiaron tres tenían presencia y tres, no. Recibieron la aprobación del público, el abreplaza de García Méndez, el cuarto de De Haro y el sexto de La Joya. Tres fueron protestados, el segundo que fue de Reyes Huerta, el tercero de Rancho Seco y el quinto de Montecristo.

Actuaron Uriel Moreno El Zapata al que le concedieron dos orejas pitadas, Morante de la Puebla, abroncado y Sergio Flores quien cortó una oreja que, a mi entender, no procedía. 

No fue un concurso de toros, pero al lidiarse seis de diferentes ganaderías y todos de Tlaxcala, todo mundo hizo su evaluación. El triunfador fue el de De Haro, que se llamó, aprovechando la H de la casa, “Haromático”. Y vaya que tuvo fragancia, olía a calidad y emoción, dos cualidades difíciles de amalgamar. Fue el cuarto de la tarde, al que Uriel le dio un lance de rodillas y tres o cuatro verónicas, el toro acudió al caballo, peleó, hasta que provocó el tumbo del picador Víctor Moreno. Después se soltó una agüita fuerte, dejé de hacer mis anotaciones. Recuerdo a Uriel colocando el par que llaman monumental y un violín, no evoco el otro. 

En la faena de muleta el toro fue con calidad y transmisión todas las veces que lo citaron. Uriel le instrumentó tandas por ambos lados, citando de esa forma de hace medio siglo, que se llamó la sicodelia, como lo hacía
Curro Rivera. Uriel cuajó pases en su peculiar manera de hacerlo que a muchos gusta. Dejó una buena estocada y, creo que una oreja hubiera sido suficiente, cuando entregaron las dos orejas, la gente protestó. A Mario Sosa, juez de plaza, se le olvidó que a los toros también se les recompensa. Haromático olía a premio, usía no se lo dio, el público sí, ovación al burel en el arrastre. 

A su primero El Zapata lo bregó con torería, Paco Salinas picó bien, fue aplaudido. El Zapata quitó por chicuelinas. Luego, con los palos, dos cuarteos y un violín. Inicia el último tercio con un péndulo y unos muletazos, otra tanda del lado derecho y se acabó el toro. Pinchazos y descabello. Silencio al toro y al torero. 

Sergio Flores tuvo la mala suerte de lidiar al de Rancho Seco, que fue protestado, lo más pronto que pudo, para acallar los pitos, el apizaquense toreó bien a la verónica, llevó al toro al caballo, lo dejó fuera de los círculos concéntricos, el torito se arrancó con alegría Daniel Morales ejecuta un buen puyazo. Como pueden Fernando López y el aspirante Gustavo Escobedo colocan los palos, suena el cambio de tercio con dos pares de banderillas, la gente protesta y se coloca el tercer par. Una acción francamente inusual. 

Sergio logra dos tandas por el lado derecho, por el izquierdo “Centenario” sencillamente no va al trapo rojo, el toro se defiende, luego se raja. Sergio cita para la estocada, el burel se arranca, el matador aguanta y le conceden la oreja. Pitos en el arrastre al de Rancho Seco

Con el cierra plaza la gente estaba molesta por el morantazo, gritos de broma, poco interés mostró el público ante un toro con pitones serios. Hay varias tandas que no dicen gran cosa al respetable. 

Morante de la Puebla, evidentemente provocó la expectación. Nadie sabe si se sortearon los toros o se repartieron como más convenía. Espero que Morante le reclame al baboso que le escogió su lote, si se hace el sorteo y al de la Puebla le toca el De Haro, todavía lo andarían paseando por las calles de Tlaxcala, pero como son torpes y carecen de materia gris, le ponen todo para que fracase: cero trapío, nada de casta; así que nos quedamos con ganas de paladear la clase de Morante.

Ahora bien, el de la Puebla del Rio, podría decir que así no, pero no lo hace, su pasividad lo convierte en cómplice. 

El caso es que al español le toco el de Reyes Huerta. El torito fue pitado porque era un novillo. Nada le hizo el hispano. Es cierto que le porfió, puso voluntad hasta le robó algunos pases al torito, que la gente jaleó con ganas, querían verlo, aplaudirlo, pero fue imposible ante el huidizo “Inspirado” de Reyes Huerta. Lo mejor que sucedió en ese toro fue la brega impecable de Fernando García hijo, siempre con el capote abajo, también un quité de Pablo Hernández «El Pool» cuando Fernando García padre, salía de clavar los palos. En varas, un breve puyazo de Rodolfo Carmona.

No hay quinto malo, dice el refrán.

Quién lo acuñó, no conoció a German Mercado Lamm, el propietario de Montecristo y presidente de todos los ganaderos. La gente se molestó por el novillito que mandó Mercado Lamm. Pedían que se cambiara el animalito, lo que no sucedió. Pedro López da un puyazo, la bronca crece. 

Por la pandemia no hubo venta de cerveza ni dejaron de meter las botas, no había ebrios en el tendido, la bronca fue tranquila, hasta palmas de tango, como en España. 

Ya ni llorar es bueno. Con el montecristito volvió a destacar Fernando García hijo, de Morante ni vale la pena hablarle. El descastado animalito se llamó “Recuerdo”, su cabeza debió disecarse y obsequiársela a Palillo, como un recuerdo de la forma en que le metió la espada a la gente de Tlaxcala.

Ojalá haya ganado mucho dinero con Morante, al menos para mitigar la embarrada de lodo que le dio a la tauromaquia.

A la salida de la plaza se soltó el aguacero, como si de un castigo se tratara, porque es notorio que al público que asiste a los toros aguanta todo. 

2 Comentarios »

  1. Muy certero y centrado en el nucleo de lo que fue el festejo su analisis, que suscribo al 100%. Pero al margen de eso, no debe omitirse que la fiesta no tiene futuro celebrando eventos como el del Domingo, con mentes aterrorizadas por desquiciados gobernantes (noveles) que desconocen no solo las Leyes, el marco juridico y el estado de derecho, sino que sirven sin chistar a intereses supranacionales que imponen dictaduras sanitarias, en detrimento del interes nacional. !!! Ojo !! a los empleados de trato directo al publico. El Delito de discriminacion es federal, y lo comete quien condiciona o niega un bien o sun servicio a alguien por diversas cuestiones o motivos. Includidos los motivos o condiciones de salud. EL delito lo comete no solo el que lo manda, sino quien lo ejecuta y colabora en ello. Artículo 149 Ter
    Se aplicará sanción de uno a tres años de prisión o de ciento cincuenta a trescientos días de trabajo a favor de la comunidad y hasta doscientos días multa al que por razones de origen o pertenencia étnica o nacional, raza, color de piel, lengua, género, sexo, preferencia sexual, edad, estado civil, origen nacional o social, condición social o económica, condición de salud, embarazo, opiniones políticas o de cualquier otra índole atente contra la dignidad humana o anule o menoscabe los derechos y libertades de las personas mediante la realización de cualquiera de las siguientes conductas:
    I. Niegue a una persona un servicio o una prestación a la que tenga derecho;

  2. Es una pena! Que Tlaxcala siendo un símbolo en la cría de reses bravas, sigan pasando, porque desde hace años ocurre lo mismo y las autoridades???? Ya que el municipio designa al juez de la plaza, es el responsable de aceptar o rechazar la corrida, pero como siempre!!!! Las autoridades de uno o de otro partido, actúan igual!
    Parte de la culpa la tiene el titular de la dirección de fomento taurino del Estado (creo así se llama) el no se si matado o ex. Angelino! Por qué con estás situaciones, dónde queda el fomento taurino??? Esto hace que los aficionados se alejen de las plazas! Gracias y olé!!!

Deja un comentario