Opinión: La tarta de los derechos de imagen.

Por Diego Humanes.

Todo empezó en la década de los 90 cuando se rompe el monopolio televisivo de RTVE y entran a escena en libre competencia las cadenas privadas. Antena3 y Telecinco empezaron a emitir corridas de toros ya que sabían que era un buen inicio para medirse en audiencias. Así fue como en el periodo que duraron las retransmisiones en estos operadores, Telecinco emitió un total de 102 festejos y Antena3, 114 retransmisiones. (1)

Empezaba el principio del fin, el periodista Carlos Ruiz Villasuso ya lo auguraba en el año 1993 que con esta disputa por copar la franja televisiva taurina en abierto el espectáculo taurino se mancebía: “Se produce así un fraude mayor que el del afeitado, pues este es irreversible: el fraude del desencanto para el que no existe mula ni reglamento que lo ampare (…) Y no nos olvidemos: muerta la magia de la Fiesta, sólo nos queda repartirnos el pastel mientras este no se pase de fecha. Porque, que nadie lo olvide. Todo caduca.” (1)

El sector taurino fue una marioneta en manos de Valerio Lazarov y Antonio Asensio, sufrió la mercantilización del espectáculo, la disminución de asistencia de público a las plazas, y lo que vino para quedarse; los conflictos en relación con los derechos de imagen.

Este «modus operandi» de utilización y uso del toreo que realizaron en su época las cadenas privadas lo realiza en cierta medida en la actualidad la cadena autonómica Castilla-La Mancha Televisión, que sabe que al reclamo de los ingresos por derechos de imagen acuden ciertos empresarios que necesitan de este medio para poder organizar sus festejos, incluso hay algunos que sólo los organizan si la ayuda económica del ente regional está presente. (véanse las estadísticas de años anteriores).

Castila-La Mancha Media sabe que la tarta de los derechos de imagen es muy jugosa para el toreo, pero a diferencia de lo que podamos pensar, ya que siempre que se habla de derechos de imagen echamos la vista en los picadores y banderilleros, -estamento mas acuciante en este conflicto al enfrentarse por ellos entre las dos asociaciones sindicales existentes-, los llamados derechos de imagen son el cebo perfecto que la cadena castellanomanchega utiliza para poder retransmitir festejos todos los fines de semana independientemente de cual sea su resultado artístico.

Con el pretexto de que las audiencias lo respaldan, más aún en una región tan longeva como Castilla-La Mancha, se televisan festejos de dudable reputación, en el que ya no solo existe el fraude del afeitado, -asumido ya por muchos taurinos- sino que también existe el fraude económico, es así como a principios de año pudimos ver como se suspendía un festejo en la localidad conquense de San Clemente por este motivo. El festejo iba a ser televisado por el ente público castellanomanchego. (2)

La BURBUJA taurino-televisiva

Este modelo de toreo creado por Castilla-La Mancha Media es una burbuja con fecha de caducidad. Se amparan festejos que si no tuvieran el respaldo económico del ente público no se llevarían a cabo, es por ello que éstos están supeditados a la partida presupuestaria que el gobierno regional de turno destine cada año, lo cual, se crea una dependencia absoluta de la administración pública, si ésta decidiera en algún momento menguar la bolsa, estos festejos disminuirían.

La retransmisión de un festejo debería de ser un valor añadido sobre un cartel ya publicado, ya en la calle, que fuese la televisión la que según el interés que pudiera generar en su audiencia la que negociase con el empresario los derechos de su retransmisión. Porque si se dice siempre que el toreo es grandeza, lo que se exporta, es decir lo que se televise, debería ser extraordinario, un evento único, considerar un motivo como para que las cámaras estén presentes, es así como se generaría una expectación general con la finalidad de que el festejo lo siguiera, además de los televidentes habituales, el mayor número de aficionados posibles consiguiendo así una mayor divulgación de la Tauromaquia.

Pero según está concebido este matrimonio de conveniencia y en el circuito taurino por el que se mueve, interesa que dure muchos años; a Castilla-La Mancha Media porque rellena su parrilla de programación en las tardes de fin de semana y al toreo porque la tarta de los derechos de imagen económicamente es muy golosa para todos los integrantes, tanto es así que incluso llegan a disputárselos en los juzgados.

Por el contrario, hay quien pueda decir que es la televisión mas taurina, la que mas apoya, la que más festejos retransmite, pero los números son buenos según el prisma por el que se mire, Julio Salinas tuvo muy buenos registros en la selección de Javi Clemente, fue el máximo goleador, pero esa selección no logró ganar ningún titulo. Háganse las siguientes preguntas, ¿Qué aporta este modelo televisivo a la Tauromaquia? ¿Cuántos toreros o ganaderías se han relanzado hacia las grandes Ferias?

Entiendo que para el equipo taurino de Castilla-La Mancha Media, -autodenominado «Equipazo»- desde sus directivos hasta el asesoramiento técnico de su personal, puede que les sea difícil cambiar su modelo televisivo-taurino, pero prueben algún año sin conveniencias a elegir calidad sobre cantidad y comparen audiencias.

A continuación vamos a ver, gracias al Portal de Transparencia de la web de Castilla-La Mancha Media (3) y la sección de vídeos taurinos (4) un resumen en estadística de los festejos televisados del pasado año, saber donde se han celebrado, cuál ha sido su cuantía en derechos de retransmisión, el tipo de festejo emitido y así como la procedencia de las ganaderías lidiadas.

LA CORRIDA DE TOROS, la predominante en los tipos de festejos emitidos

Históricamente es el tipo de festejo que Castilla-La Mancha Media le da mas importancia. En esta temporada el 34% de los festejos emitidos han sido corridas de toros. Seguidamente, y gracias a los Certámenes de Novilladas, sin picadores «Promesas de Nuestra Tierra», y con picadores «Alfarero de Oro», un 17% pertenece a las novilladas con picadores, y un punto por debajo las novilladas sin picadores.

En cuanto a los derechos de retransmisión obviamente la mayor parte corresponde a las corridas de toros (42%) , le siguen las novilladas con picadores (16%), estando en tercer lugar las novilladas sin picadores con un 14%.

Publicado en Clarines y Timbales.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s