«Al que no le gusten mis toros que no los toree, pero yo no voy a cambiar»: Isabel Lipperheide.

Isabel Lipperheide sueña con triunfar en la próxima feria de agosto y prefiere mandar a sus astados «al matadero antes que rebajar su casta y trapío»

Por Luis Gómez.

Isabel Lipperheide es noticia por partida doble. La titular de la ganadería que creó su madre, Dolores Aguirre, en 1977 es el único nombre confirmado en los carteles de la próxima feria de agosto, que volverá a abrir las puertas tras tres años cerrada por la pandemia. Supondrá, de paso, el regreso de sus astados, ausentes en Bilbao desde hace dos décadas. «Aquí se lidiaron por última vez en 2002», recordó. Lipperheide, en un coloquio organizado por el Excelentísimo Club Taurino, no soltó palabra sobre qué día saltarán sus hierros ni la terna que los lidiará -«nadie me ha dicho nada. Se lo tendrían que preguntar a la gente de la plaza», remarcó-, pero dejó unas cuantas ‘joyas’ que cautivaron al público.

La ganadera se arrancó con una confesión que provocó las primeras carcajadas de los aficionados tras interesarse acerca de dónde sacan «tanta fuerza y poderío» sus históricos toros: «No lo sé. Esto no es como hacer un pastel. Son los mismos padres y las mismas madres. ¿Por qué entonces un año dan fenomenal y otro asquerosamente mal?», se preguntó. «Tiene que ver la suerte», deslizó. Desveló cómo se llevan a cabo las tientas en su finca y destacó, especialmente, el «rigor» en la selección. «Si de cien vacas me tengo que quedar únicamente con dos, me quedo con dos», se sinceró.

Ahora bien, recalcó, como «los principios son los principios, y yo tengo los míos», confesó que no hay cosa «más triste» que «rebajar el trapío y la casta para seguir en esto». «Antes prefiero mandarlos al matadero», reconoció, aunque espera «no llegar nunca» a este extremo.

Sí asume que ha tenido que pagar «un peaje muy grande» por la fama de duros que acompañan a sus animales, a los que cría y «cuida» como si fueran sus «hijos». «Hay muchos toreros que no quieren torear mis toros. ¿Qué le voy a hacer? No puedo hacer nada. ¿Voy a cambiar yo? Por supuesto que no. Eso lo tengo superclaro. Nunca he buscado un toro fácil. Al que no le guste que no los toree, pero jamás me impondrán un tipo de toro», reiteró.

«Falta de emoción»

No obstante, el rechazo de muchos matadores a lidiarlos le sigue provocando, igual que le pasaba a su madre, una fuerte desazón. «Un torero sin toro no es torero ni es nada», razonó, para justificar la «falta de emoción» que sacude a muchas plazas y que, en su opinión, está detrás del despoblamiento de muchos tendidos. «Ha echado a más gente de las plazas que los antitaurinos», subrayó.

Expresó su añoranza por «los gestos» que mostraban antaño diestros como Antonio Ordóñez y Paco Camino, que cada temporada se batían con «tres o cuatro ganaderías duras para demostrar que eran figuras de época. Si tienes 80 corridas, no todas tienen que ser duras, porque les puede dar un soponcio, pero tendrían que ser lo suficientemente generosos con el público y sus seguidores y hacer gestos de este tipo todos los años».

Tampoco se anduvo por las ramas al advertir que, curiosamente, muchos de los diestros que rehúyen sus corridas «son encima a los que más pagan. Pasa lo mismo con las ganaderías. ¡Tiene narices!», enfatizó, antes de exteriorizar su malestar por las «escabechinas» que provocan muchos picadores. «Hay veces que saltaría al ruedo para… ¡Casi todos los toros me los matan en el caballo! Es una cosa tremenda. No se puede aguantar lo que hacen. Un cosa es que dejen de picarlos, porque a ver quién se pondría entonces delante de mis toros, y otra que les metan hasta 31 centímetros de puya y se los carguen en cinco minutos. ¡Qué manía! Hay que picarles en el morrillo», ilustró enfurecida. «Luego tienes que escuchar ‘vaya mierda de toro’; no, vaya mierda de picador», protestó, tras reconocer que el morlaco de sus sueños ya le ha salido. «Pero siempre me salen en plazas que no ve nadie», se lamentó la ganadera vizcaína, que corrigió a los que confunden «kilogramos con trapío». «Los míos son toros de Bilbao, pero no inmensos. No son monstruos. Un toro es cabeza, cuernos y cuerpo. Es el conjunto», definió, antes de reprochar la actitud de los políticos españoles, a los que pidió que, al menos, «no incordien» y abandonen «el postureo» y aprendan de sus homólogos franceses. «Allí los toros son cultura, cosa que aquí no», se dolió decepcionada.

«Para lidiar, Vista Alegre»

En la parte final del coloquio, Lipperheide se sometió a un interrogatorio en el que desveló que Vista Alegre es su plaza preferida para lidiar. Para «ver» sus toros, se decanta por La Maestranza. Prioriza la suerte de varas, elige la verónica como lance de capote y se inclina por el natural como pase de muleta. «¿Mi pasodoble favorito? No sé el nombre de casi ninguno», descubrió, para después incluir a Morante de la Puebla, Roca Rey y Emilio de Justo en su terna favorita para lidiar sus astados.

¿Y su ciudad favorita? Tras dudar varios segundos, respondió que «me gusta Berango». Cuando uno de los ponentes le recordó que la localidad vizcaína no es una ciudad, se marcó una faena que volvió a cosechar los aplausos de los presentes: «Yo soy pueblerina», explicó, para recordar a renglón seguido la figura de su madre. «Ella se enfadó y dijo que no volvía, pero si estuvimos tantos años sin venir a Bilbao es porque no me han contratado. La primera vez que me han pedido toros para Vista Alegre fue en 2020. Pasó lo que pasó y ahora sueño con triunfar el próximo agosto», explicó, no sin antes confesar dos secretos: «Cuando me toca ver mis toros en la plaza no disfruto tanto porque siento muchos nervios y Vista Alegre ha dejado de ser torista». Eso «corresponde a otra época», detalló Lipperheide, a la que le encantan, sobre todo, los trajes de luces en tonos grana y oro.

Publicado en El Correo

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s