José Tomás no viene a salvar nada. Ni a acrecentar su leyenda, ya indestructible y cerrada.

José Tomás, de vuelta (de todo): «Hay que explorar fórmulas nuevas en el toreo»

Por Zabala de la Serna.

«Te cuentan y hablan de la fuerza de José Tomás, pero hasta que no lo vives en primera persona no entiendes su transcendencia», contaba este lunes Alberto García, cabeza visible de Tauroemoción, el empresario que apenas unas horas antes había anunciado la contratación del mito de Galapagar el 12 de junio en Jaén para lidiar cuatro toros como único espada. Es la reaparición de José Tomás tras dos años en blanco; la vuelta de un torero único que parece, con esta estrategia, estar de vuelta de todo.

¿Cuatro toros sin más preámbulos? «Es directamente así. Hay que explorar fórmulas nuevas. Un evento exclusivo que va a durar lo que tiene que durar frente a los festejos que se dilatan en el tiempo hasta las tres horas. Hay que probar cosas en la tauromaquia mientras se respete la liturgia», comenta García, que escucha atento que de ese modo ya no se respeta stricto sensu.

Desde hacía tiempo se venía rumoreando el regreso de José Tomás. Sus últimas tardes se remontan a las plazas de Granada (2019) -cuatro toros pero al menos, pese a lo extraño, con un rejonador por delante- y Algeciras (2018) -mano a mano con Perera-. Ambas comparecencias estuvieron rodeadas con otros carteles que formaron abonos. No seguirá la misma fórmula en Jaén, donde la corrida se anunciará aislada en la plaza de la Alameda que pisará José Tomás por vez primera como matador de toros [«ya toreó como novillero en un festival en 1995», aporta Luis Miguel Parrado]. Las fechas taurinas jiennenes caen por las fiestas de San Lucas, allá por octubre, pasado El Pilar. «Este fin de semana de junio, Jaén celebra la Virgen de la Capilla», retoma el empresario de Tauroemoción, que amplía la información: «Hace muchos años [1971] se dio la Corrida del Siglo, con El Viti, El Cordobés y José Fuentes. La verdad es que lo de José Tomás va a ser una inyección para la ciudad, donde a estas horas ya es difícil encontrar un hotel. Todavía nos faltan por definir los precios de las localidades en unas negociaciones que comenzamos antes de irme a Cali».

José María Garzón, el último empresario con el que toreó, en Algeciras y Granada, recuerda la velocidad -ocho horas- a la que se vendieron todos los abonos y apunta: «José Tomás podría ganar más en un abono que en una corrida suelta». Las plazas mencionadas tienen en común el aforo de 12.000 espectadores; Jaén baja a 10.800 localidades, pero también es un buen taquillaje.

La pandemia arrasó con la contratación de JT en Nimes, dos tardes, en la temporada devastada de 2020. Desde entonces nada se había vuelto a saber de él más que no ha dejado de prepararse. La tauromaquia ha pasado por la crisis más grave de su historia en este tiempo, desangrándose por el Covid. Otras figuras se ajustaron para sacar adelante la temporada 2021, aún mermada de aforos. LOC recientemente desveló que el empresario Juan José Hidalgo le había ofrecido un cheque en blanco por torear 20 corridas: «El maestro se quedó pensativo». Choca la estrategia tomista con el desatado planteamiento de reactivación de Morante, que ya tiene firmadas 100 corridas para 2022.

JT ha elegido las ganaderías de Victoriano del Río, Juan Pedro y Álvaro Núñez para Jaén. El 12 de junio será la cosa, nada más acabar la Feria de San Isidro, que enlaza con la de Sevilla, plazas donde todas las figuras se batirán el cobre. Cobrará visos lo suyo de acontecimiento. Pero JT no viene a salvar nada. Ni a acrecentar su leyenda, ya indestructible y cerrada.

Publicado en El Mundo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s