Madrid: Víctor Hernández, la primera y exagerada puerta grande del año.

Por Carlos Ilián.

Por fin se inicia con normalidad una temporada en la plaza de Madrid después de dos años casi en blanco. A pesar del dato oficial de 5.768 asistentes el aspecto de la plaza no aparentaba más allá de un generoso cuarto de entrada. En todo caso lo importante es que la empresa haya abierto las puertas de la plaza y esto haya echado a andar. Y miren por donde en la primera del año tenemos también la primera puerta grande, para Víctor Hernández, y también la primera bronca al palco por conceder esa segunda oreja que a todas luces era un premio exagerado, más generoso que justo y que empieza a dejarnos lo que tanto tememos: que con la pandemia se haya abierto el todo vale en Madrid.

En todo caso la faena que le valía al chaval de Santos de la Humosa tan suculento premio ha tenido la virtud del temple. Este chico ha llegado a Madrid muy puesto y se ha notado en sus dos novillos. En el excelente ejemplar lidiado en quinto lugar Hernández siempre pisó con soltura lo terrenos comprometidos y gracias a ello siempre estuvo centrado para ligar por ambos pitones, especialmente en los muletazos sobre la mano derecha en el final de la faena. El horrible espadazo en los bajos que tumbó al novillo no podía ser el pasaporte para salir en hombros por la puerta grande. Mal empezamos presidente.

Otro buen novillo se lidió en sexto lugar a pesar de su poca fuerza. Uceda Vargas alternó los enganchones con algunos momentos más reposados muy especialmente en la segunda parte de su labor. Una estocada delantera y desprendida de efecto letal terminó de calentar a la gente y se pidió con fuerza una oreja. Esta vez el palco, que ya era prisionero de su manga ancha en las dos orejas anteriores no atendió la petición mayoritaria. O sea Uceda se queda sin premio por la generosidad con su compañero Hernández.

Carlos Aranda que ya es un novillero veterano anduvo de aquí para allá en una larguísima faen al primero de la tarde. Entre tantos muletazos algunos le salieron de buen tono, especialmente los derechazos, pero la cantidad no estuvo a la altura de la calidad. Y en el cuarto, que se defendía, compuso lo más meritorio de su labor fajándose con decisión.

Plaza de Madrid. Primera de la temporada. Asistencia: 5.769 espectadores. Novillos de Los Chospes (5), con más movilidad que casta, el quinto de muy buen juego. Carlos Aranda (5), de grana y oro. Estocada delantera y caída. Un aviso (división de opiniones). Bajonazo y descabello (silencio). Víctor Hernández (7), de lila y oro.Tres pinchazos y estocada ( (saludos). Estocada corta, delantera y cíida (dos orejas muy protestadas). Uceda Vargas (6) de verde botella y oro. Bajonazo. Un aviso (silencio). Estocada delantera y caída (vuelta).

Publicado en Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s