La reventa dispara los precios de las entradas para la reaparición de José Tomás en la plaza de toros de Jaén.

La Policía Nacional rastrea las redes ante posibles fraudes en las tarifas para asistir a la corrida del próximo 12 de junio, que en muchos casos se multiplican por 50.

Por Ginés Donaire.

“Vendo garrafas de aceite y regalo seis entradas junto al palco. Precio: 4.200 euros”. “Vendo dos mecheros clipper y de regalo, por 1.200 euros cada uno, una entrada para ver a José Tomás”. “Vendo bote de miel y regalo dos entradas: 800 euros”. El ingenio y la picaresca se han desatado para conseguir, en la reventa, una entrada para la reaparición de José Tomás, el próximo 12 de junio en la plaza de toros de Jaén. Como la reventa está prohibida, son numerosos los portales que ofrecen entradas para este evento taurino. Eso sí, camuflándolas a través de la venta de botellas de aceite o aceituna, llaveros o bolígrafos y con precios que en muchos casos multiplican por 50 sus tarifas iniciales, que oscilaban entre los 90 euros de las filas más altas y los 190 euros de una barrera.

La expectación que ha generado este evento taurino que las 10.872 localidades que se pusieron a la venta el pasado 17 de marzo se agotaron en apenas dos horas, según informó entonces la empresa Tauroemoción, gestora de la plaza de toros andaluza y responsable de la contratación del diestro de Galapagar, que volverá a los ruedos tras tres años retirado.

Con todo, el furor desatado en distintos portales de las redes sociales para conseguir una entrada en la reventa está siendo rastreada por miembros de la Policía Judicial, aunque de momento no hay ninguna investigación como tal y no existe ninguna denuncia, ni por la reventa propiamente dicha (“hilan muy fino para burlar la ley”, indicaba un portavoz policial”) ni tampoco ante un posible fraude en la forma de entrega de las localidades ofertadas en portales de la Red.

No solo están agotadas las entradas, sino que desde hace tiempo no hay ninguna habitación libre en los hoteles de la capital jiennense (con algo más de 1.000 plazas hoteleras) y muchos de ellos tendrán que alojarse en provincias limítrofes. “Es una respuesta sin precedentes”, se indica desde la Asociación de Empresas de Alojamientos Turjaén. La empresa taurina dice tener constancia de que hasta Jaén llegarán aficionados desde todos los puntos de España y países como Portugal, Francia, Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela o México.

Precisamente, es el impacto económico que genera ese evento taurino el principal argumento esgrimido por el Ayuntamiento de Jaén y la Diputación Provincial (también la Caja Rural de Jaén) para subvencionar esta corrida. “Para nosotros lo más importante es el retorno económico que generará esta actividad, que será algo brutal. Y, además, hemos valorado que va a ser un evento internacional que va a poner a Jaén en el mapa y que va a relanzar su promoción turística”, afirma José Manuel Higueras, concejal de Cultura y Turismo de Jaén.

El catedrático Juan Ignacio Pulido, director de la Cátedra de Turismo de la Universidad de Jaén comentó, “es innegable es que la corrida de toros de José Tomás es un evento que genera actividad económica y dinamiza el territorio”. Recuerda Pulido que Jaén es una provincia con una larga tradición taurina (aquí están algunas de las más importantes ganaderías del país) y, por tanto, un evento como el del 12 de junio “contribuye a relanzar la promoción de la provincia”.

José Tomás, que no aparecía en los ruedos desde el 22 de junio de 2019 en Granada, lidiará esa tarde en Jaén, en solitario, cuatro toros de las ganaderias de Juan Pedro Domecq, Victoriano del Río y Álvaro Núñez del Cuvillo. La elección de Jaén para la vuelta a los ruedos de José Tomás hay que entenderla, sobre todo, por el amplio aforo del coso jiennense. Sus casi 11.000 localidades es el mejor modo de garantizarse unos emolumentos muy por encima de lo establecido para las primeras figuras del escalafón.

Para Tauroemoción, empresa gestora de la plaza de toros, la repercusión de esta corrida será “únicamente comparable a los grandes eventos culturales y deportivos a nivel mundial”.

Las apariciones de José Tomás en los últimos cinco años han sido escasas. Así, desde 2017 —cuando actuó en siete ocasiones, entre ellas una en la plaza México, en las que sumó un total de 16 orejas y un rabo― solo volvió a aparecer en dos tardes más: en Algeciras en 2018, cuando toreó mano a mano con Miguel Ángel Perera, y en la citada de Granada, donde compartió cartel con el rejoneador Sergio Galán y estoqueó también cuatro toros, ambas con resultado triunfal.

Publicado en El País

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s