Mérida: Héctor Gutiérrez pone la plaza de cabeza.

Una corrida que estaba a punto de terminar en un auténtico desastre en la Plaza Mérida, cerró de forma vibrante con una actuación de figura del torero del peruano Andrés Roca Rey y la revelación, con hambre de triunfo, del joven Héctor Gutiérrez, quien salió en hombros tras cortar dos orejas. Así se saldó la última corrida de la temporada en el coso de Reforma. Luis David Adame también se llevó una oreja.

Una entrada superior a media aforo se registró para esta corrida, ante toros de Villa Carmela, que, casi en su totalidad, mostraron poco trapío, fuerza y raza, que casi estropean una corrida que se iba al caño. Sin toros difícilmente se den buenas cosas. Fueron pitados casi todos su salida y el arrastre final.

Bochornoso incidente en la Plaza Mérida

Y un bochornoso incidente se dio con el quinto astado, que se rompió el pitón, y dejó todo peor. Casi media hora se tardaron en meterlo a corrales. Ante el sobrero, Roca Rey, engallado, dejó ver algunas de las cualidades que le tienen como primera figura. Expuso, buscó y encontró algunos puntos en un toro complicado, para dejar grato sabor de boca y borrar a medias lo malo que se había vivido antes.

Gutiérrez, quien entró de emergente al cartel por una lesión de Gerardo Adame, perdió algún trofeo con el primero, pero en el segundo se sublimó y le concedieron las dos orejas en premio a una actuación de torero poderoso, metido entre los pitones. Los gritos de “torero, torero” acompañaron los últimos compases de su lidia y la salida en hombros posterior.

Publicado en El Diario de Yucatán

2 Comentarios »

  1. Destacada la actuación de Antonio Gutiérrez que, cabe mencionar le tocó lo mejor del lote en el sorteo, en su primero, que lo enganchó de la pierna izquierda sin mayores consecuencias, mostró que a pesar de su corta edad tiene facultades de torero maduro, entendiendo la calidad del astado, fallando con el acero. En su segundo, un toro que desde la salida y el encuentro con el caballo mostró su calidad y fondo, Antonio lo aprovechó dando soberbias tandas de derechazos e imponiendo el mando en los naturales exponiendo el cuerpo. Mató al segundo viaje de estocada entera y el Juez Zapata tardó en soltar la segunda oreja exigida por el público. Roca Rey en su anovillado segundo bis, mostró valor y entrega y detalles como un cambio de mano por delante y un pase del desdén de pintura, exprimiéndole al toro justo de fuerzas, la gente reconoció su esfuerzo y bien merecida la oreja para el torero Peruano al que la afición desde hace tiempo pedía ver en el Coloso de la Avenida Reforma. Cabe mencionar que las rachas de viento fuerte dificultaron la lidia de los dos primeros toros. Cierre de temporada interesante en tarde calurosa.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s