Daniel Luque abre una Puerta del Príncipe apoteósica.

Derroche de valor auténtico del diestro sevillano en La Maestranza

Daniel Luque abre la Puerta del Príncipe. Este es el titular, pero para entender lo que desarrolló en La Maestranza hay que escudriñar en los conceptos básicos del toreo, o sea, el valor, el poder y la técnica. Este torero tantas veces esperado y tantas que no aparecía, otras veces infravalorado y siempre con el cartel de un carácter nada fácil, lleva ya mucho tiempo empeñado en ser una figura del toreo. Poco a poco ha ido convenciendo y ya muchos que le negaban el pan y la sal admiten que Luque lleva dentro un torero importante. Ayer, por fin, logró un triunfo espectacular en Sevilla y La Maestranza se rindió.

Su faena al tercero fue un modelo de ligazón sin necesidad de utilizar un solo ventajismo. El toro exigía y Luque no se echó atras, ni siquiera cuando fue cogido en un derrote certero del animal. Una estocada y una oreja unánime. El sexto, un toro muy serio, le apretó de lo lindo al principio de la faena pero Luque, en estado de gracia, lo sometió en los muletazos por ambos pitones. En la distancia corta no hubo una sola renuncia y luego llegaron las infalibles luquesinas que, la verdad, le salieron explosivas. Faltaba rematar con la espada y allí se fue por derecho para enterrar todo el acero arriba y cortar dos orejas que le abrieron definitivamente la puerta de la gloria en Sevilla, la del Príncipe.

Miguel Ángel Perera, con el mejor toro de la tarde, el segundo, se explayó en una faena que tuvo un principio muy torero en los muletazos de trinchera. Luego se espesó hasta que muy al final aprovechó el pitón derecho, gloria pura, y cuajó tres muletazos irreprochables que le valieron la oreja después de la muerte lenta del toro, con alguna protesta por esa agonía exagerada. El quinto, un sobrero tremendo de presencia, no se empleó y Perera aburrió en un largo y tedioso quiero y no puedo.

El Fandi hizo lo de siempre en banderillas y luego con la muleta trasteó con algún momento templadito pero sin brillo.

Segunda corrida. Media entrada. Toros de El Parralejo (5), el quinto, sobrero, que tuvieron gran movilidad y de muy buen juego el 2º. El Fandi (4), de azul pavo y oro. Pinchazo hondo y descabello (silencio). Estocada (saludos). Miguel Ángel Perera (6), de nazareno y oro. Estocada delantera. Un aviso (una oreja). Pinchazo hondo y descabello. Un aviso (saludos). Daniel Luque (9), de verde botella y azabache. Estocada trasera (una oreja). Estocada (dos orejas).

El cartel de hoy: Toros de Jandilla para Morante de la Puebla, Diego Urdiales y José María Manzanares.

Publicado en MARCA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s