Las Ventas de Madrid – Corrida Goyesca: Poco público y poca casta.

Uceda Leal da una vuelta al ruedo, y Francisco de Manuel es ovacionado ante una mansa y descastada corrida de El Cortijillo

Por Alejandro Martínez.

Engalanada para la ocasión, con el callejón adornado con guirnaldas y los palcos y andanadas cubiertos por una imitación de escudos y tapices, la plaza de toros de Las Ventas lucía bella para una de sus fechas más tradicionales. 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid. Festivo en la capital y en media España. Los tendidos, sin embargo, casi desiertos.

Apenas un cuarto de entrada para la Corrida Goyesca que cerraba la miniferia de la Comunidad. Nunca la plaza de Madrid había registrado tan pobre entrada un 2 de mayo. Es verdad que el día no acompañaba en lo climatológico, con amenaza de lluvia y un fresquito más propio del invierno; pero deberían sonar las alarmas. Con un cartel más rematado e interesante, quizás, el panorama no habría sido tan desolador.

Poco público en los tendidos y aún menos casta y emoción en el ruedo. Y nadie podrá esta vez echarle la culpa al tipo y las hechuras… La corrida de El Cortijillo, segundo hierro de la familia Lozano, cinqueña toda ella, fue una hermosura. Toros bajos, bien hechos, con remate por delante y por detrás, y serias caras, pero nada ofensivas ni desproporcionadas. Incluso hubo alguno excesivamente engatillado por delante.

Bellos e imponentes por fuera, pero vacíos de casta brava por dentro. Solo el segundo, un cuajadísimo sobrero del hierro titular, albergaba en su interior un fondo de nobleza y calidad merecedor de ser aprovechado.

Lo aprovechó, por momentos, Uceda Leal. El torero madrileño, con más de veinticinco años de alternativa a sus espaldas, volvió a dejar constancia de su buen concepto en una faena llena de altibajos, pero que contó con momentos de gran calidad. Con la figura vertical y la muleta en la mano izquierda, ejecutó un puñado de naturales preñados de temple y clasicismo. Habría cortado la oreja, pero emborronó la obra con un feo bajonazo.

Pese a sus esfuerzos, una templadita tanda en redondo fue lo único que sacó en claro ante el soso cuarto.

Un cuarto de siglo de carrera separa a Uceda Leal y Francisco de Manuel, que confirmó la alternativa tomada el pasado mes de agosto en la localidad madrileña de Colmenar Viejo. El toricantano, novillero puntero en las temporadas previas a la pandemia, demostró que, pese a su juventud e inexperiencia, debería contar con más oportunidades. Sus formas lo merecen.

Siempre bien colocado, haciendo alarde de una pureza casi desconocida en la actualidad —y, más, entre los que empiezan—, puso todo de su parte y anduvo muy por encima de un lote nada propicio para el triunfo. Fijo y pronto, el primero tuvo, sin embargo, el acusado defecto de salir siempre con la cara alta, lanzando derrotes por encima del estaquillador. A pesar del corto viaje de su oponente, De Manuel se puso en el sitio, citó con la panza de la muleta, cargó la suerte y dejó algún natural suelto de mucho mérito. Y se tiró a matar por derecho.

De nuevo lo intentó de veras frente al sexto, un manso de embestida muy deslucida y descompuesta, que no le permitió más que justificarse.

Provisto del horroroso capote azul que ya usó recientemente en la Feria de Abril de Sevilla, Antonio Ferrera se mostró pinturero, dejó detalles sueltos, pero el conjunto de su actuación fue un compendio de probaturas y suertes desperdigadas, especialmente en su segundo, al que no quiso ni ver.

EL CORTIJILLO/UCEDA LEAL, FERRERA, DE MANUEL

Toros de El Cortijillo (el 2º como sobrero), bien presentados, de bellas y armoniosas hechuras, pero mansos y descastados en conjunto.

Uceda Leal: bajonazo (vuelta al ruedo tras petición de oreja); pinchazo hondo y un descabello (palmas y sale a saludar).

Antonio Ferrera: pinchazo, bajonazo delantero y dos descabellos (silencio); estocada (silencio).

Francisco de Manuel, que confirmaba la alternativa: estocada trasera aviso, 2º aviso (saludos); aviso estocada desprendida (saludos).

Plaza de toros de Las Ventas. 2ª y última corrida de la Feria de la Comunidad. Corrida Goyesca. Alrededor de 1/4 de entrada (6.463 espectadores, según la empresa).

Publicado en El País

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s