Feria de San Isidro: Victorino siempre vuelve y Serrano despilfarra el triunfo de su vida.

La tradicional Corrida de la Prensa sirvió para poner fin a la Feria de San Isidro 2022.

Por Carlos Ilián.

Victorino siempre vuelve, aunque en dósis, pero unas dósis que nos alivia de tanta mediocridad, de tantas embestidas moruchas. Ayer la dósis fue generosa, la dósis de un victorino, de nombre Garañuelo, haciendo el avión por el pitón izquierdo, con un temple bravo y encastado, de ensueño. Un pitón izquierdo que le sirvió a Sergio Serrano para ligar tres tandas de naturales que se pueden codear con los mejores muletazos de este San Isidro. Serrano es un torero modesto al que le faltan las tablas de quienes dominan la escena por su repetida trayectoria, y eso da muchos resortes escénicos.

Serrano bordó en algunos momentos el toreo sobre la mano izquierda, especialmente en la segunda tanda de su faena.. Toreo rotundo y sin ventajas. En otras manos se habría condimentado el recital con esos resortes como los cambios de mano tan efectistas. En todo caso el toreo fundamental ya se hizo realidad en la muleta del chico de Albacete. Tenía en la mano el triunfo de su vida y en unos segundo se fue por el desagüe o lo que es lo mismo: el sumidero de los fallos con la espada. Él mismo no se lo perdonará en lo que le resta de vida

Intentó el lance a portagayola en ese primer toro de su lote y fue cogido. Milagrosamente salió ileso. Repitió la misma suerte en el quinto aunque esta vez sin apuros, pero con apuros trasteó al durísimo victorino, al que nunca encontró la solución para ligarle dos tandas seguidas.

Tampoco Antonio Ferrera pudo meter en la muleta a su primer toro, paradísimo. En el cuarto desperdició las embestidas del toro empeñado en efectismos. Con más sobriedad y menos teatralidad habría conseguido mayor apoyo de un público dividido por su exceso de escenografia. Ni los naturales a pie junto muy toreros convencieron a una parte de los tendidos.

Román recurrió al unipase en su primero que pedía los papeles. El valenciano se lo pensó mcho antes de intentar dois muletazos seguidos. La faena tuvo seriedad pero no uniformidad. En el sexto pisó el acelerador para una labor encimista que no obtuvo frutos por la embestida sin ninguna codicia del toro.

Plaza de Madrid. Vigésimonovena y última corrida. Tres caurtos de entrada. Toros de Victorino Martín (6), muy serios, con movilidad y juego desigual siendo notable el toro Garañuelo lidiado en 2º lugar. Antonio Ferrera (5) de blanco y oro. Pinchazo y media estocada (silencio). Bajonazo y descabello. Un aviso (división de opiniones). Sergio Serrano (6), de burdeos y oro. Dos pinchazos, estocada trasera y 4 descabellos. Un aviso (saludos). Pinchazo y estocada trasera y caída (palmas). Román (5), de verde botella y oro. Dos pinchazos, pinchazo hondo y tres descabellos (silencio). Estocada corta y descabello (silencio).

Toros Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s