Segundo encierro de San Fermín: Los toros de Fuente Ymbro protagonizan una carrera de 3 minutos y 10 segundos.

Se registran varias caídas, pero ningún herido por asta. Un toro rezagado alarga el segundo encierro de San Fermín a 3 minutos y 10 segundos

Los toros de la ganadería Fuente Ymbro han protagonizado el segundo encierro de los Sanfermines 2022 este viernes, cuando Pamplona conmemora el Día de Bayona y de las Ciudades Hermanas, con un recorrido en 3 minutos y 10 segundos. Estos toros gaditanos regresaron a las fiestas de San Fermín después de cuatro años ausentes. Procedentes de una finca en San José del Valle, son toros que suelen arrancar pronto y que en los encierros hasta ahora han corrido rápido y sin dejar heridos por asta. Por la tarde, serán lidiados por los diestros Daniel Luque, José Garrido y Álvaro Lorenzo. No se han registrado heridos por asta.

Tras los tradicionales cánticos a San Fermín y el lanzamiento del cohete a las 8.00, la manada ha partido de los corrales de la cuesta de Santo Domingo, arropada y encabezada por los cabestros a escasa distancia de los astados. En la llegada a la plaza, la mayoría del grupo se ha introducido sin mayores incidencias, mientras que el último toro, que se había quedado rezagado desde la curva, se ha resistido a entrar e incluso cuando ya se daba por finalizado el encierro ha vuelto a salir a la arena.

En lo que se refiere a los encierros, el sistema de atención a los heridos está formado por nueve puestos de atención sanitaria a pie de vallado, con personal médico y de enfermería, y por otros ocho puntos de apoyo con socorristas, a lo que hay que añadir la propia enfermería de la plaza de toros. El encierro tiene un recorrido de 848 metros y dispondrá así de un punto de socorro aproximadamente cada 50 metros. Todo el dispositivo de atención estará coordinado desde el centro 112-SOS Navarra.

Cada año, un amplio sistema policial y sanitario trabaja por la seguridad de los participantes. A pesar de ello, el encierro entraña un riesgo alto. En total, 16 personas han perdido la vida desde 1910, la última de ellas el madrileño Daniel Jimeno, que murió el 10 de julio de 2009 a causa de una cornada en el cuello.

Ayer jueves, el primer encierro de las fiestas fue un calco de las carreras habituales en las últimas fiestas: muchos mozos, carreras limpias (ningún herido por asta de toro) y veloces, atropellos, caídas, la manada compacta hasta el tramo de Telefónica y un amago de montón en la entrada a la plaza. Solo hubo seis traslados a los centros sanitarios: un brazo roto, contusiones en la cara, un pisotón en una pierna y dos traumatismos.

Con información de El País.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s