Riscle: Una gran lección de Valadez, superar la adversidad, convencer y triunfar.

Por Jean-Michel DussolLa Depeche.fr

Los toros de Camino de Santiago eran unos cromos en cuanto a presentación, pero defraudaron en su juego en lo que fue una corrida por momentos accidentada por diversas circunstancias.

La tarde había empezado complicada para el mexicano Leo Valadez que fue cogido en banderillas, pero se escapó milagrosamente de la cornada tras la fuerte paliza que le propinó el segundo toro. No sufrió ni el más mínimo puntazo. Un verdadero milagro. Ya con la muleta fue imposible sacar al animal de su querencia y Valadez se vio obligado a matar.

Pero con el quinto toro de Camino de Santiago, vimos la capacidad real del mexicano al máximo, ya que con el capote se lucio y anduvo variado, después protagonizo un espectacular tercio de banderillas con acento muy mexicano. El inicio con la muleta desembocó en muletazos lentos y profundos… Y de repente se produjo la magia con la mano izquierda que ilumino la arena de Riscle. Fueron cinco o seis naturales dibujados con mucha pureza y una estética que pocas veces hemos visto en esta plaza. Eso fue lo mejor de la corrida, la armoniosa faena de Valadez al quinto. El premio desafortunadamente no fue abultado por sus fallos con la espada, pero el mexicano demostró que sabe torear y que su toreo tiene hondura y personalidad. Sin duda fue una gran lección de toreo.

Resumen de la corrida

Riscle (Francia). Siete toros del Camino de Santiago. Difíciles, desclasados, justos de fuerza y raza. David de Miranda, silencio en su lote. Leo Valadez, silencio y oreja. El Rafi, silencio y palmas.

Twitter @Twittaurino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s