Las Ventas: Alejandro Adame da una vuelta el ruedo.

Un concurso de ganaderías de ínfimo nivel.

Por Carlos Ilían.

La llamada corrida concurso de novilladas apenas congregó un cuarto de entrada. Y el espectáculo tampoco justificaba una mayor asistencia de público. Los novillos apenas pelearon en varas y solo el que abrió plaza, de Los Bayones empujo en el caballo aunque luego saliera suelto y llegara a la muleta perdiendo las manos. Del resto si acaso el juego del ejemplar de Montealto en la muleta, dejándose hacer el toreo pero sin aportar otra cosa que docilidad.

Rubén Fernández, que ha sido campeón nacional de recortadores anda pues mucho mejor saltando y esquivando embestidas a cuerpo limpio que menejanado la muleta. Sobrepasado por sus dos novillos, embarullado y atropellado el chico salió como piudo de sus dos ejemplares. El mexicano Alejandro Adame, el menor de la familia, anduvo bullidor y muy decidido con su primero, un novillo de Alejandro Vázquez que nunca humilló. Adame se dió por su cuenta una protestada vuelta al ruedo.

En el de Quintas, totalmente parado y al que Adame tuvo que obligarle con sacacorchos, el mexicano las pasó muy duras con la espada después de un bajonazo alevoso y 14 descabellos. En un detalle reprobable tuvo un feo gesto porque el público, con razón, protestó por su labor en la suerte suprema. Cuidado muchacho con estos arrebatos.

Y Fernando Plaza, que ya sabe lo que es cortar una oreja en Madrid, ha esto por encima de su lote, con un serio planteamiento de ambas faenas, siempre a la búsqueda de lo bien hecho, lo mejor con la mano izquierda, especialmente en el sexto novillo, el sobrero de Rekagorri, en el que ligó los muletazos más serios de la tarde.

Al final el jurado dejó en blanco los premios al mejor ejemplar, al mejor lidiador y al mejor picador

Plaza de Madrid. Novillada concurso de ganaderías. Entrada: 4.913 espectadores (un cuarto del aforo). Novillos de Los Bayones (4), Alejandro Vázquez (4), Montealto (4), Brazuelos (3), Quintas (0) y Rakagorri (sobrero) (4), ninguna ha dado la mínima nota para el aprtobado en una corrida concurso, la falta de casta ha sido predominante y solo el de Los Bayones empujó en varas, pero saliendo suelto. Rubén Fernández (0), de verde inglés y oro. Tres pinchazos y siete descabellos. Un aviso (silencio). Media estocada trasera y tendida y siete descabellos. Dos avisos (silencio). Alejandro Adame (3), de lila y oro. Estocada desprendida (vuelta por su cuenta con muchas protestas). Pinchazo, bajonazo y 14 descabellos (bronca). Fernando Plaza (5), de violeta y oro. Dos pinchazos y bajonazo (silencio). Estocada (palmas).

Publicado en Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s