Novilladas 2022: Felipe Castorena triunfa en Guadalajara.

Por Luis Carvajal.

Gran inauguración del Serial Novilleril 2022 en la Nuevo Progreso de Guadalajara en la que los novillos de Felipe Castorena nos regalaron una tarde más que entretenida, debido a la gran calidad del encierro lidiado. Aunque desigual en presencia y en juego, todos empujaron con bravura en el caballo y destacaron los lidiados en 1ero, 4to y 5to lugar.

Abrió cartel el duranguense Eduardo Neyra el más longevo y con mayor experiencia de la tercia que se topó con el mejor lote de la tarde. “Va por usted” se llamó el primer novillo del encierro que con ritmo y sin malas ideas ofrecía embestidas con nobleza que permitieron a Neyra trastear una faena con altibajos debido a la poca transmisión del novillo. Se puso pesado con los aceros y se fue en silencio.

Con el 4to de la tarde “Señorón” pudimos ver lo mejor de Neyra tanto con el capote como con la muleta. Inició su faena con cambiados por la espalda de rodillas que pusieron al tendido de pie y continuó su faena por derecha con tandas jaleadas por el público. Bernardinas ajustadas para concluir su trasteo y mató de una entera caidíta para llevarse la primera oreja de la tarde. Da la impresión de que ha evolucionado poco el duranguense y que no ha logrado forjar su personalidad de cara al toro. Artista o tremendista es hora de definirse.

El tapatio Julián Garibay denota su juventud y corto tiempo vestido de luces. Con el 2do de la tarde y primero de su lote se le vio sin ideas delante de un novillo que le pedía mando en su muleta para no perder las manos, desafortunadamente el tapatío jamás logró entenderlo. Con el 5to “Canasto” de nombre le vimos una gran dimensión toreando por verónicas muy ajustadas al mejor novillo del encierro.

Al igual que sus alternantes inició su faena de rodillas con cambiados por la espalda muy jaleados. Instrumentó una faena con mucha personalidad por ambas manos, con adornos preciosos y un par de trincherazos de cartel, aunque su actuación fue poco aseada por los constantes toques del novillo a su muleta. Mató de una estocada defectuosa y delantera aunque efectiva que le valió para cortar una oreja. Si el tapatío logra entender la importancia del temple puede que tengamos un prospecto a seguir interesante.

El tlaxcalteca Jesús Sosa tuvo una actuación sin brillo. Al primero de su lote lo recibió porta gayola con un par de largas y un quite por gaoneras que emocionó al tendido. Con la muleta inicia su faena de hinojos con cambiados por la espalda e inexplicablemente a penas arrancar a pegar derechazos le tocaron la música. Instrumenta una faena intrascendente por su falta de confianza a un novillo que le buscaba mucho los pies. Mata de una estocada caída, aunque efectiva. El público cariñoso con el joven tlaxcalteca lo saca al tercio y el novillero se regala una vuelta al ruedo que se le recriminó posteriormente.

Terminó su actuación lidiando un novillo de “Puerta Grande” soso y sin transmisión debido a que se despitorró el de orden ordinario. Se puso pesado con los aceros y se fue en silencio.

Más tardes para “Felipe Castorena” el hierro hidrocálido que pasó de noche para la autoridad Alfredo Sahagún pero no para el aficionado cabal. 4 de 6 novillos fueron aplaudidos en el arrastre y los ganaderos fueron jaleados por los tendidos cuando dieron la vuelta al ruedo junto a Julián Garibay. Ese es el toro mexicano que le da vida a las plazas y no el toro bobo y colaborador que nos han querido vender como “nuestro” que lo único que logra es restarle emoción al rito taurómaco e ilusión a los tendidos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s