Feria Taurina de Salamanca: Valadez, un soplo de aire fresco mexicano.

Por Luis Falcón.

Una tarde más de toros en La Glorieta ha demostrado que no se necesita el mono encaste Domecq para ofrecer espectáculo y saltar al albero una buena corrida. Si el viernes lo hicieron los ‘patas blancas’ de Galache, en este sábado de mediados de septiembre fue el encaste Atanasio-Lisardo, de la ganadería del Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto. Es decir, Lorenzo Fraile. Y cuánto que nos alegramos por la ganadería, por la cabaña de bravo salmantina y, sobre todo, por Lorenzo padre.

Tres toros de bandera, el mejor el quinto, de vuelta al ruedo que el presidente, Carlos Miguel, muy protestado toda la tarde, no se dignó ofrecer. También fue un gran toro el sexto, y por no dejarnos ninguno atrás, el tercero. Los demás, nobles. Si los toros ofrecieron espectáculo y emoción, con muchas embestidas lamiendo la arena de la plaza, no menos interesante fue el aire fresco de la tarde que venía de las faenas del joven mexicano Leo Valadez, al que, a buen seguro, muy pocos de los aficionados en la plaza conocían. Además, pone bien las banderillas, donde se le ve sobrado y con recursos para salir de las apreturas.

Sorprendió gratamente el joven matador. Tuvo momentos de lucimiento, a la moda mexicana, con un quite en el tercer novillo. Pero lo más interesante llegó con la muleta, donde se le vio listo, seguro, técnico y, sobre todo, dominando la lidia. Arrancó una oreja en cada de sus dos toros y, a la postre, le permitieron abrir la cuarta Puerta Grande de la Feria de Salamanca. Gesto bonito, brindando el sexto toro a una de las máximas figuras que han recorrido los ruedos mexicanos, el maestro Pedro Gutiérrez, ‘El Niño de la Capea’.

Una oreja cortó al quinto de la tarde Paco Ureña. No vamos a entrar en discernir si hubiera merecido las dos, como pedían los aficionados en su mayoría. El Reglamento actual, caduco que requiere de una revisión urgente para adaptarlo a los nuevos tiempos que corren, otorga el poder de dar o no la segunda oreja al presidente. Es decir, el espectáculo que se considera más democrático deja en manos de la bondad, la mesura, el cabreo o la chulería de una persona, otorgar la oreja que abre y cierra puertas y, lo más importante para el torero, contratos. Debe otorgarse al público el derecho de dar y quitar trofeos, aunque critiquemos a las plazas triunfalistas. Pero, por favor, no echemos más a los aficionados de los ruedos y democraticemos este bonito espectáculo.

Ureña gozó de un toro bandera, ese quinto. Bravo, noble y muy bien hecho. El murciano enjaretó buenas series en una larga faena. Quizás, si tuvo un pero, es que en muchas ocasiones se notaba como asfixiado al toro, como que quería un toreo a mayor distancia -algo que sí supo ver el mexicano-. Ahí pudo flaquear la faena para convertirse en rotunda. El público agradeció las embestidas del bravo ‘Inspector‘, las del palco y las del Puerto de San Lorenzo. Qué gran toro y con qué pena se quedó la faena. En el segundo, Ureña estuvo discreto, cumplidor ante un toro muy protestón.

Por su parte, Miguel Ángel Perera, que como quién dice toreaba en casa, se fue con una fuerte y agradecida ovación de los aficionados. También escamoteó el presidente, o no concedió, una oreja en el cuarto tras una faena intensa, de mucho valor, de cercanía y toreo de mano baja. Perera estuvo de veterano, justificando con honradez su presencia en esta corta y cara Feria. En el primero no tuvo suerte con los aceros, tras otra buena faena entre los pitones, jugándose la voltereta. No mató bien, algo inusual, y ahí se le fue la oreja.

FICHA DE LA CORRIDA

Plaza de toros de La Glorieta de Salamanca. Cuarta de abono de la Feria de la Virgen de la Vega. Algo menos de media de entrada. Toros de Puerto de San Lorenzo y La Ventana de El Puerto (1º, 5º y 6º), bien presentados, de distinto tipo, con dos toros muy buenos. Sobre todo el bravo quinto y el sexto. Bueno el tercero. Nobles pero sin clase el resto.

MIGUEL ÁNGEL PERERA: ovación y ovación desde los medios tras petición y dos avisos.

PACO UREÑA: ovación y oreja con fuerte petición de la segunda.

LEO VALADEZ, oreja y oreja.

Saludaron en banderillas Curro Javier y Javier Ambel.

PRÓXIMO FESTEJO, 21 DE SEPTIEMBRE

CORRIDA DE REJONES, con toros de Sánchez y Sánchez

PABLO HERMOSO

LEA VICENS

GUILLERMO HERMOSO.

Publicado en El Español

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s