Cuatro jóvenes que han sido promesa del toreo.

El mundo del toro ha tenido multitud de niños prodigio, el último siendo Marcos Pérez quien salió a hombros de la Maestranza, con apenas 15 años y un rabo y dos orejas de novillo en su poder. Pero antes de él hubo muchos otros, como repasamos a continuación.

Joselito el Gallo

José Gómez Ortega nació en 1895 en Gelves (Sevilla) y recibió durante su carrera el sobrenombre de Joselito el Gallo. Hijo y hermano de toreros (su padre fue Fernando Gómez, «el Gallo») debutó en 1908 en Jerez de la Frontera a la temprana edad de 12 años como novillero, aunque comenzó a torear desde mucho antes, y fue considerado como un niño prodigio del toreo en su época.

También es conocida su rivalidad con otro de los grandes toreros del momento, Juan Belmonte, junto con el que es considerado como uno de los fundadores de la tauromaquia moderna.

Joselito el Gallo perdería la vida en 1920, en Talavera de la Reina.

Emilio Múñoz Vázquez

Algunos de los motes que recibió el torero sevillano por parte de la prensa fueron «el niño prodigio» o «el pequeño Mozart del toreo». Debutó con tan solo 14 años en 1976 y tomaría la alternativa tan solo 2 años después, a los 16, de manos de otra de las más conocidas figuras del toreo del siglo pasado: Paquirri.

El Juli

Julián López Escobar (Madrid, 1982), más conocido como El Juli, es el torero más joven de la historia en tomar la alternativa, cosa que hizo con apenas 15 años y 11 meses en 1998 (aunque se vestiría de luces por primera vez en 1995) . Se le considera la última gran revelación de la tauromaquia del siglo pasado.

Marco Pérez

Su salida a hombros de la Maestranza de Sevilla con apenas 15 años da una idea de lo lejos que puede llegar este joven salmantino que tiene a sus pies al mundo del toro. Aunque todavía no ha tomado la alternativa, su nombre lleva ya tiempo resonando entre los conocedores de la tauromaquia, solo hay que recordar su primera aparición pública en Salamanca en 2015, cuando con unos 7 u 8 años empezó a fijar en su figura todas las miradas.

Publicado en EL DIARIO DE SEVILLA

Deja un comentario