Mérida: En el toro todo se puede mejorar. Detalles de gran interés tras la primera corrida.

Por Gaspar Silveira.

Amigos aficionados…

Preguntaron varios aficionados al final de la corrida inaugural de la temporada si el festejo nos había gustado. Claro que sí, fue la respuesta. Nos gustó.

Y que si hubo cosas que no me gustaron. Desde luego, algunas cosas no fueron del agrado, pero en gustos se rompen géneros. Evidentemente que nunca se van a ir satisfechos cinco o muchos más miles de espectadores en un acontecimiento en que todos tienen criterios distintos, pasiones diferentes.

¿Jusef? Mejorable, en todos los sentidos. El yucateco hizo muchas cosas bien, pero, lo sabe él, algunas no. Le aplaudo desde aquí a José Alberto Granados porque tuvo la valentía de pararse, entre los manifestantes antitaurinos, con su cartelera de “sí a los toros”, sin ofensas ni nada, como hacen ellos.

¿Jesús Enrique Colombo? No hay duda que el torero venezolano puede ser uno de las más fuertes apuestas de la tauromaquia americana al mundo. La lidia completa la trae en su espuerta. De verdad, ya queremos verle en Xmatkuil. Nos preguntamos igual el por qué no darle la segunda oreja de su segundo toro, en medio de una actuación que rayó en lo épico y lo dramático.

¿El resto del cartel? Cumplieron, si se puede decir de esa forma Andy Cartagena y Leo Valadez.

¿La afición? De todo un poco, como suele suceder siempre. A veces da cosa escuchar que hay gente que va a los toros siempre y sigue pidiendo música en la lidia de a pie, cuando se sabe que en la Mérida, acordado está desde décadas atrás, no se toca cuando se torea, salvo en festejos de rejones.

Anuncios

¿Los toros? Desigual el encierro de Begoña, San Miguel de Mimiahuapam y Santa Teresa en presentación (chicos los castaños, grandes y aparatosos los negros). Pero algunos metieron la cara bien y, sobre todo, en la segunda parte, causaron emoción, derribando picadores, siendo celosos en sus embestidas a los matadores. Lo que se espera es que el toro propicie adrenalina. No una carnicería, claro, pero sí que se sienta la presencia del drama y la adrenalina.

La siguiente semana tocamos otros puntos. Todo lo que sirva de abono en beneficio de la Fiesta, trataremos de comentarlo.

Publicado en El Diario de Mérida

Deja un comentario