Sevilla: Adiós multitudinario a “una gran persona” y “un gran ganadero”

Foto Arjona.

Mediodía luctuoso para el mundo del toro y el caballo en Sevilla. El fallecimiento del ganadero Jaime Guardiola ha reunido en el tanatorio de la SE-30 a familiares y amigos del popular criador, que se marcha a los 79 años tras empeorar repentinamente su salud en los últimos días. La capilla no dio abasto para las decenas de personas que quisieron dar el último adiós al duodécimo hijo de Salvador Guardiola y María Luisa Domínguez. Este matrimonio dio a luz a 15 vástagos.

Una de ellos, quizá la más conocida, es María Luisa Guardiola, presidenta de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Andalucía (ANDEX). Cargo por el que recibió la Medalla de Andalucía de la Solidaridad y la Concordia. “Es un día trágico porque era encantador”, explicaba ella junto a su marido, Luis Manuel Halcón de la Lastra. María Luisa recuerda de Jaime su infancia: “Éramos muy traviesos”. Algo que no impide que coincida con los amigos de Jaime en asegurar que “era una gran persona y ayudaba a quien se lo pidiera”. Palabras que han compartido muchos de los presentes a este funeral marcado por la lluvia.

Rafael Buendía, ganadero como el fallecido, destaca “la excelente persona que era”. Buendía, que también resalta su importancia como agricultor, asegura que “siempre tenía un buen consejo que dar”. Otro ganadero presente en el funeral fue Antonio Miura, para el que la muerte de Guardiola ha sido “una gran pérdida porque era una gran persona y un gran aficionado”. Miura recuerda los muchos tentaderos y días de campo que pasó con él y la yeguada “de primera fila que tenía”.

Este amor por los animales, tanto por el toro como por el caballo, hizo que numerosos representantes de la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Ruza Española (ANCCE) estuvieran presentes en la despedida. Su presidente, José Juan Morales, alabó su “ganadería insigne” y su participación en el Libro Genealógico de la raza española. El vicepresidente de ANCCE, Gregorio Aranda, puso en valor su labor: “Crió muchos campeones, exportó mucho a otros países y fue base para otras ganaderías”. Aranda, que lo considera una “leyenda” en el mundo del caballo, añadió que fue de los primeros en utilizar el caballo de Pura Raza Española para labores en el campo.

Su relevancia dentro del sector ganadero era importante. El periodista Santiago Sánchez Traver recordaba junto a otros aficionados taurinos su buen trabajo en las fincas utreranas de El Toruño y El Pinganillo. En ellas se realizaban tentaderos, acoso con garrocha y albergaba una “cuadra espectacular”. Traver también rememoraba los años 80, “la mejor época de los toros de Guardiola”. De ellos, destaca dos: Comando Gris y Topinero. El primero, destacó por su fuerza, tomando hasta cuatro puyazos; el segundo, sinónimo de triunfo para Tomás Campuzano, presente en el funeral de su criador. “Es un buen amigo el que se va”, decía Campuzano, que conoció a Guardiola “desde novillero sin caballos”. Muchos años de relación ganadero-torero que trajeron “grandiosas satisfacciones”.

Al sepelio, además de esta ristra de personalidades, también acudieron nombres relevantes como Ramón Valencia, actual gestor de la plaza de toros de Sevilla; o Santiago León Domecq, Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería. En dicho coso tuvo especial protagonismo la ganadería de Guardiola en los añorados lunes de resaca posteriores a la Feria de Abril, en los que estuvo acartelado durante años este mítico hierro. También estuvieron presentes toreros actuales como Pepe Moral o Curro Díaz, que habló de la “época bonita” que compartió con Guardiola y alabó cómo lo atendió cuando lo necesitó en sus comienzos como matador de toros. Díaz, que definió a la casa Guardiola como “santo y seña del toreo”, también definió a Jaime Guardiola como “una gran persona”.

Fuente: Diario de Sevilla