Multa para la empresa ‘Protoro’ tras los lamentables hechos ocurridos en Motul.

Lamentable hechos, una verdadera burla para el público.

Por Alejandro Collí.

La corrida de toros que estaba programada en Motul el pasado domingo 18 de diciembre, se suspendió, luego de dos intervenciones por el mal estado de los astados que llegaron desde Tlaxcala y San Luis Potosí, pues todos estaban deshidratados.

La plaza de toros Monumental Avilés nuevamente se rehabilitó para celebrar una corrida, después de que hace un tiempo no había una actividad taurina en las instalaciones, por lo que se programó un cartel de lujo para las actividades.

Todo transcurría con normalidad pero en cuando apareció el primer astado este se desplomó en el ruedo; el segundo ejemplar sufrió una lesión, por lo que también acabó desplomado en el ruedo.

En el cartel se encontraba Diego Ventura, Cuauhtémoc Ayala, Jesús Colombo y el Zapata. Con la caída del segundo astado, el juez de plaza, Ariel Avilés Marín, decidió suspender la corrida de toros, pues “no había condiciones para brindar un espectáculo de calidad”, según indicó. Los presentes intentaron retenerlo para evitar que se retire, por lo que fue necesaria la intervención de las fuerzas policiales.

Las autoridades municipales apoyaron la decisión del juez de plaza, pues ante el alto costo del boletaje se esperaba un espectáculo taurino de calidad; situación que no ocurrió, por lo que los empresarios y toreros decidieron incorrectamente continuar con lo programado y nombrar a un nuevo juez de plaza, sin el consentimiento de las autoridades.

Ayer, en una rueda de prensa, el juez de plaza, Ariel Avilés, indicó que en los años que lleva siendo la autoridad taurina de la Entidad no había visto una situación similar, por lo que optó por suspender la corrida y evitar que se le brindara un mal espectáculo al público presente.

“Un total de 40 horas de viaje o más realizaron los toros desde Tlaxcala y San Luis Potosí. Cometí el error de permitir que a tan solo un día de haber llegado los toros a la ciudad se realizara dicha actividad. Sé que hice mal, pero no quería arriesgar a los que ya habían pagado sus boletos. Pedí que les brinden agua con sal y azúcar a los toros de lidia, pero no lo hicieron, no cumplieron con esa disposición y estas fueron las consecuencias”, indicó.

Autoridades intervienen en la situación

El presidente municipal, Roger Aguilar Arroyo, en breve entrevista expresó estar de acuerdo con la decisión que tomó el juez de plaza dada las condiciones de los toros que eran pésimas, pues no se podía garantizar el espectáculo.

Informó que habrá una multa para la empresa Protoro, quienes son los responsables de los animales de lidia de las ganaderías de la Venta del Refugio y Gómez Valle. Además, indicó que los que acudieron al festejo pueden guardar sus boletos, pues serán válidos para una nueva corrida de toros que se está programando para resarcir la mala experiencia del pasado domingo, en la que se garantizarán las óptimas condiciones de los astados.

Esperemos.

Fuente: Por Esto!