TARDE TRIUNFAL DE EL CORDOBÉS, CAYETANO Y MARTÍN MORILLA EN MORÓN.

Tarde triunfal la que se ha vivido esta tarde en la plaza de toros de Morón con la salida a hombros de los matadores de toros El Cordobés y Cayetano y a los que ha acompañado el joven novillero Martín Morilla, la tarde que se presentó ante su afición.

El Cordobés paseó las dos orejas del primero, un toro descastado pero noble, al que entendió en una faena de muleta medida y donde tiró de oficio y recursos. Un toro que brindó de manera emotiva a su padre Manuel Benítez El Cordobés, la primera vez que acudía a ver a su hijo Manuel Díaz.

Donde formó un lío fue en el cuarto Manuel Díaz, un buen toro de Núñez de Tarifa. Noble y con transmisión. Faena con buenos pasajes por el pitón derecho. Estocada. Dos orejas y rabo.

Cayetano paseó la oreja del segundo de la tarde. Un toro desrazado y sin fuerza. Estuvo por encima del animal. No le apretó Cayetano, lo cuidó en cada una de las series. Muletazos sueltos con gusto. Paseó una oreja.

El quinto fue un toro con más transmisión. Lo entendió desde el principio Cayetano. Toreó con gusto con el capote. Brindó a Manuel Benítez El Cordobés. Faena importante, series templadas por el derecho. Muletazos con empaque y torería. Pinchazo y estocada.

El novillero sin caballos Martín Morilla triunfó en su presentación. Un torero que demostró tener temple y gusto en su toreo. Cortó cuatro orejas en una actuación completa, ante dos novillos los de Chamaco. Demostró que quiere ser torero y el oficio aprendido, a pesar de su corta trayectoria. Tiene el toreo en la cabeza.

Resumen del Festejo

Plaza de toros de Morón. Tres cuartos de entrada.

Se lidiaron cuatro toros de Núñez de Tarifa, bien presentados y de juego variado. Bueno el 4º y dos novillos de Macandro (3º y 6º) bien presentados y buenos.

Manuel Díaz El Cordobés, dos orejas y dos orejas y rabo

Cayetano, oreja y dos orejas

Martín Morilla, dos orejas y dos orejas

Tras finalizas el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del ganadero Daniel Ruiz y del matador de toros de Morón, Antonio Oliva.

Deja un comentario