Fiestas de San Fermín 2023: encierros, cartel y todo lo que necesitas saber.

Diez festejos taurinos, ocho encierros matinales, 542 actos festivos, y miles de personas ataviadas con la indumentaria blanca y el pañuelico rojo componen la fiesta de los sanfermines, con el toro como protagonista.

Por Antonio Lorca.

Dentro de unas horas, Pamplona estará tomada por los toros; los primeros descansan desde el pasado miércoles en los corrales del Gas, y allí esperan a los demás, que viajan desde las lejanas dehesas hasta la capital navarra para ser los protagonistas de los sanfermines, una de las fiestas más populares del mundo.

Este jueves, a las 12 de la mañana, el presidente del Club Atlético Osasuna, Luis Sabalza, tendrá el honor de lanzar el chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento, que marcará el inicio de nueve días de bullicio y diversión, encierros, festejos taurinos, comida, bebida, conciertos, fuegos artificiales y la alegría contagiosa de miles de personas, pamplonicas y foráneos llegados del resto de España y de los lugares más alejados del planeta, en torno a la figura del toro bravo. Es la feria de San Fermín, patrón de Navarra, la feria del Toro.

Desde la tarde del pasado sábado, los corrales del Gas, cerca del casco antiguo, en el barrio de Rochapea, están abiertos para que, por el precio de 3,5 euros para los adultos y la entrada gratis para los menores de 12 años, los aficionados y curiosos puedan visitar los toros que correrán los encierros. Allí se aclimatan ya las reses de José Escolar, Cebada Gago, La Palmosilla y Fuente Ymbro, y tienen anunciada su inminente llegada las de Núñez del Cuvillo, Jandilla, Victoriano del Río y Miura.

Los toros, no lo saben, pero toda la fiesta gira en torno a ellos. Así, el pasado 2 de junio, comenzó el montaje del vallado del encierro por las calles de Pamplona, ese recorrido de 848 metros, desde el Corral de Santo Domingo, la cuesta del mismo nombre, la plaza del Ayuntamiento, la calle Mercaderes, la de Estafeta, la curva de Telefónica y el callejón de entrada a la plaza de toros; en total, 900 postes, 2.700 tablones, 4.000 cuñas, 120 empalizadas y 80 puertas, todo ello sujeto con unos 10.000 tornillos.

Todo estará en perfecto estado de revista la mañana del día 7, cuando a las ocho en punto suene el cohete, y los toros de La Palmosilla sean los primeros en correr por las calles de Pamplona. Los animales se sorprenderán con la reluciente indumentaria blanca y la faja y el pañuelico rojos de los humanos que salen a su paso, abastecida por numerosos establecimiento de la ciudad, donde su puede comprar un pack completo por 20 euros, un pantalón por 8, una camisa o camiseta por 5, una faja por 1,9 y un pañuelo por 1,5 euros.

A lo largo de la carrera, nueve puestos de atención sanitaria compuestos por profesionales de la medicina, enfermería y socorrismo, más ocho puestos de apoyo, 16 ambulancias y la enfermería de la plaza, integrados en total por 100 personas, velarán por la seguridad de los mozos y mozas que se atrevan cada mañana a sentir en su piel la respiración de los toros y cabestros.

Pero todo habrá comenzado mucho antes. El Ayuntamiento de la ciudad se ha esmerado en la organización de la fiesta más importante del año que incluye 542 actos festivos, de ellos 283 conciertos musicales que se celebrarán en distintas zonas de la capital, en especial en la plaza del Castillo, donde tienen anunciada su participación artistas de la talla de Ana Torroja, Fangoria, Ana Mena y Dani Fernández.

Y la Casa de Misericordia, una entidad benéfica con tres siglos de existencia y que gestiona una residencia de ancianos que acoge a unos 500 internos en situación de vulnerabilidad, es la responsable de toda la actividad taurina que se celebra durante los nueve días de fiesta: las visitas a los corrales del Gas, los encierros, las entradas a la plaza para ver la llegada de los toros y la posterior suelta de vaquillas —a un precio que oscila entre los 6 y 11 euros según los días y 3 para los menores de 12 años—, y la llamada Feria del Toro. Una comisión taurina visita las ganaderías y elige los toros de más trapío, diseña los carteles y organiza un ciclo compuesto por una novillada con picadores, un espectáculo de rejoneo y ocho corridas de toros, cuyo presupuesto asciende a 4,4 millones de euros, de los cuales el 60 por ciento se destina a los toreros y el 40 restante a las ganaderías. Y todos los beneficios económicos de las distintas actuaciones se reservan para el mantenimiento de la residencia asistencial.

El pasado día 21, la citada Comisión hizo pública una nota de agradecimiento a sus clientes “por seguir renovando de manera masiva los abonos para la próxima feria”, cuyos precios han aumentado un 2,7 por ciento y fluctúan entre 1.173 euros en barrera de preferencia de sombra, 629 euros en las primeras filas de tendido, y el apartado especial peñas, que va desde los 148 euros en tendido de sol a los 116 en la grada. Cada día, y de acuerdo con lo que marca el Reglamento autonómico, se pondrán a la venta 1.950 entradas del aforo total de 19.500 espectadores, a un precio ligeramente superior al de los abonados.

Todo está listo para que comience la fiesta. Bares y restaurantes hacen acopio de provisiones para afrontar nueve jornadas de ajetreado gentío; los hoteleros anuncian que para los días 6 y 7 la ocupación se acercará al 90 por ciento, y para el resto, en torno al 80 por ciento en el centro y el 70 en la periferia.

Para los que no puedan viajar hasta Pamplona o prefieran vivir los encierros desde el salón de sus casas, TVE vuelve a retransmitirlos cada mañana con un despliegue de medios humanos y técnicos: más de 100 profesionales y 30 cámaras, con el objetivo de superar los 1,4 millones de espectadores diarios del año pasado. En esta ocasión, el ente público anuncia, además, que hará uso de la inteligencia artificial para convertir al escritor Ernest Hemingway —ahora se cumplen 100 años de su primera visita a Pamplona— en corresponsal del pasado para comparar los sanfermines de 1923 con los de ahora.

Este año se estrena la nueva alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola, como presidenta de la corrida de la festividad de San Fermín; y como ya es habitual, ha delegado en distintos concejales para el resto de los días. Presidirán festejos tres representantes de UPN, dos de PSN, uno del PP y uno de Geroa Abai. Por su parte, Bildu ha preferido no estar en la presidencia, aunque sí ha recogido las entradas que le corresponden como grupo municipal, según publica navarra.com.

Este miércoles se inician los festejos taurinos con una novillada con picadores en la que Christian Parejo, Marcos Linares y Cristiano Torres lidiarán novillos navarros de Pincha, y el jueves, día 6, está anunciado un espectáculo de rejoneo —otra vez con la ausencia de Diego Ventura, por una supuesta imposición de Hermoso de Mendoza y la inexplicable anuencia de la Casa de Misericordia—, en el que el rejoneador navarro, su hijo Guillermo y Roberto Armendáriz lidiarán toros de El Capea.

Solo las ocho corridas de toros serán retransmitidas por Mundotoro TV, cuyos carteles son los siguientes:

  • Viernes, 7 de julio. Rafaelillo, Manuel Escribano y Leo Valadez (toros de La Palmosilla).
  • Sábado, 8. Fernando Robleño, Juan del Álamo y Borja Jiménez (toros de José Escolar Gil).
  • Domingo, 9. Adrián Torres, Román e Isaac Fonseca (toros de José Cebada Gago).
  • Lunes, 10. Miguel Ángel Perera, Daniel Luque y Ginés Marín (toros de Fuente Ymbro).
  • Martes, 11. Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Andrés Roca Rey (toros de Núñez del Cuvillo).
  • Miércoles, 12. Antonio Ferrera, El Juli y Cayetano Rivera (toros de Jandilla).
  • Jueves, 13. Emilio de Justo, Andrés Roca Rey y Tomás Rufo (toros de Victoriano del Río).
  • Viernes, 14. Rubén Pinar, Juan Leal y Jesús Enrique Colombo (toros de Miura).

Publicado en EL PAIS

Deja un comentario