Cualidades del toro bravo.

Cualidades y condiciones ideales de lo que bien puede llamarse el ‘toro de excepcional bravura’ … Yo diría que, salvadas las exageraciones que para nada son buenas y menos al aportar juicios ante la bravura del toro, sobre la que parece ser que cada cual tiene un concepto, donde parece ser que se mezclan estos dictámenes o apreciaciones que dan lugar al equivoco o cuanto menos a unas consideraciones desacertadas. Por esta razón, siempre he tomado uno y mil apuntes desde tiempo atrás preguntando a veterinarios, ganaderos, toreros mayorales, gentes, aficionados y críticos de sabiduría taurina, con el fin de elaborar un código y no entorpecerme en exceso cuanto tenga que evaluar la faena y cual es esa exigencia natural, para ir eliminando comportamientos de poco valor, de cuestiones que no pasan de lo vulgar, o como se elevan por encima de lo normal…

Esto es algo que siempre he tratado de tener presente a la hora de enjuiciar o simplemente valorar, no perder de vista el toro.

Bravura y condiciones excepcionales para considerar un toro de premio:

Una puntuación de entre 20 y 30 características pueden situarnos, para esa percepción e ir restando cualidades o sumar las que procedan (para definir mejor al toro).

Al salir al ruedo

Saldrá con alegría sin pensárselo.

No barbeará tablas, buscando la salida.

Rematará en los burladeros al ser llamado por el peonaje.

Ante el caballo (evidentemente picado a contraquerencia)

El toro se arranca de largo, con paso vivo, con fijeza.

En el embroque, el toro baja la cabeza, con ánimo de levantar al montado.

No cejará en su embestida al sentir el castigo, si no que se crecerá con nuevos brios.

Hará el máximo de fuerza por ganar la pelea sin rehuirla, no saliendo suelto.

No cabeceara el peto, por quitarse la vara.

En Banderillas

Acudirá presto al cite.

No se dolerá al sentir los garapullos.

Perseguirá al banderillero a la salida del par.

Último tercio

El toro presentará pelea, sin buscar la querencia a tablas.

El toro a lo largo de la lidia, donde bien se comprueban condiciones para catalogarlo de premio, y que no pocas veces estas se escapan de nuestra valoración.

No escarba.

No berrea.

No cocea.

Mantendrá la boca cerrada.

Iniciara la embestida con la cara alta, para humillar en el momento de tomar engaño.

Embestirá con rectitud de largo sin cortar el terreno.

Embestirá con temple de forma rítmica y acompasada.

Embestirá con prontitud y alegría respondiendo al cite del torero.

Embestirá de forma reiterada, es decir, ‘repetirá’.

Mantendrá estas características a lo largo de toda la lidia, aunque acompasadas a la fuerza de cada momento.

Tipo zootécnico

Desarrollo físico proporcionado y armonioso.

Bien armado de pitones, correctamente desarrollados.

Su trapio, estará dentro de las características distintivas que corresponda a su encaste.

Por Fermín González.

Publicado en Salamanca RTV Al Día.

Deja un comentario