Cayetano en la Corte de Buckingham

SOL y SOMBRA

No es el título de una novela ni estamos copiando a Mark Twain. Pero el Yanqui en la Corte del Rey Arturo se podría extrapolar perfectamente a nuestros días. ¿Y por qué? Por la presencia de Cayetano Rivera en una fastuosa fiesta celebrada hace unos días en Buckingham Palace.

El diestro formaba parte de un grupo de notables españoles que, capitaneados por la Duquesa de Alba, sus hijos, Eugenia y Cayetano que viajaron hasta Londres como invitados de honor del príncipe Carlos. Él los recibió en audiencia privada. De Alfonso, ni rastro en la cena…. Es notorio que Cayetana es admiradora de los dos hermanos Rivera, y en esta ocasión se dejó acompañar del segundo de ellos en esta aventura. Aunque el selecto grupo no fue recibido por Su Graciosa Majestad (medio parienta de la de Alba), sí lo hizo el Príncipe de Gales y esposa, anfitriones de la fiesta.

Y dicen quienes lo vieron que Camilla hizo cuanto pudo, y lo consiguió, para fotografiarse con el apuesto matador. Eso que no iba vestido con su traje de luces, sino de smoking, como manda el prococolo.

Lujo, glamour y alta sociedad. Porcelanosa reunio en el Palacio de Buckinghan al príncipe Carlos de Inglaterra con la mujer que tiene más títulos nobiliarios en España, la Duquesa de Alba. A la cena también asistió Isabel Preysler, Cayetano Martínez De Irujo, María Chávarri y su madrido Javir Fitz-James Stuart (sobrino de la Duquesa de Alba), Nuria González y Luis Alfonso de Borbón y su mujer Margarita. La cena se celebró en el Palacio de Buckinghman, un lugar por el que la Duquesa de Alba estaba especialmente interesada pues su padre fue embajador en la corte de Jorge VI. Además, ella vivió en Londres desde los ocho hasta los dieciséis años.

La magnífica velada consistió en una cena de gala de la Fundación Children and The Arts, que patrocina el Príncipe Carlos. Lo que sí se puede asegurar es que Cayetano no tuvo problemas de idioma, pues ya se encargó su madre, “la Divina”, de enviarlo a estudiar al extranjero.

Otra historia es imaginar de qué hablarían el Príncipe y el torero (¿se acuerdan de la deliciosa película El Príncipe y la Corista?) habida cuenta de las inclinaciones ecológicas y verdes del heredero al trono.

A la vuelta de Londres, una parada en la feria Arco. Parece que Cayetano está bastante interesado en el arte moderno, no así su novia, Eva González, que aunque lo acompañaba declaró que ella es más tradicional.

Mientras tanto, a Francisco Paquirri, no dejan de salirle novias. En esta ocasión la agraciada parece ser una joven, muy joven estudiante de Derecho, que atiende al nombre de María Parejo. Se les ha visto entrar solos y salir juntos de un restaurante tras la cena, y qué cosas, con un tercero que hacía de carabina. Pero les ha delatado un furtivo beso, que a pesar de la oscuridad, no ha pasado desapercibido a la prensa.

Twitter: @Twittaurino