Temporadas Novilleriles en Mexico

Por el Bardo de la Taurina

Ya llegaron los vientos de la esperanza al ‘Trébol Taurino’ que lo conforman el trío de las temporadas que por orden arrancaron en “Los Ibelles”, para que luego se engarce la de Arroyo y culmine con La México. Lo que nos lleva a abrigar ilusiones de que las semillas toreras empiecen a dar frutos y en el caso como en “Los Ibelles” hay que referirse al proceso de germinación, que se vivirá muy pronto cuando la empresa presente a un par de chavalillos toreros plenos de magia que lo son: José Mari Mendoza y Sebastián Ibelles. Los que muy pronto van a derramar tinta a raudales, y es que ambos derrochan lo mero principal que es afición y entrega, que les llega hasta la pasión, amén del rebase de academia torera y del estilo propio que cada uno posee.

José Mari Mendoza es un iluminado, que ha de andar como en su primera docena de años y que ya sabe perfectamente que la cabeza le sirve para mucho más que ponerse la montera y esto hace que desarrolle un toreo pleno de inteligencia, es decir estamos ante un torero natural, nítido e intuitivo por naturaleza y con una solvencia para la lidia admirable, lo que le permite siempre estar cómodo frente al animal y lograr una limpieza en su toreo, que se convierte en arte puro, por su parte . Sebastián Ibelles nació con eso que los gitanos llaman ‘duende’ por lo que su gracia torera le da para pincelear de arte cada lance o pase, Sebastián posee además el don de la transmisión, lo que para el torero es una bendición y él lo sabe, por ello ejecuta un toreo cascabelero que lo basa primeramente en el valor, y lo apuntala con un quebrar de cintura para acompañar la suerte con hondura y sabor singular, hay que resaltar que es un niño que torea con la frescura de su edad, así que a grabarnos estos nombres José Mari Mendoza y Sebastián Ibelles.

De la temporada de Arroyo , pues a esperar que siga echando al ruedo novillos plenos en seriedad, trapío y peso que ha sido la característica de esta plaza, con lo que logr que todo lo que realicen los novilleros sea digno de tomarse en cuenta, y solo confiar en que las oportunidades y sobre todo las repeticiones se den con sobrada justificación, lo cual bien se podrá lograr pues Arroyo tiene una cantera interesante de novilleros a los que habrán de sumarse los debutantes. Ahí a diferencia de otras plazas, los novilleros irán a burel por piocha y esto los obligara a dar todo desde el primer capotazo y solo recordar que Arroyo viene de una temporada donde las campanas del triunfo no repiquetearon, por lo que se espera que desde la primera tarde aparezcan los gallitos finos como Mirafuentes de Anda, un chaval del que se dice tiene ‘El arte de hacer arte’.

Y sobre la Plaza México desear fervientemente que la temporada se de completa, es decir que cuando menos se den los 12 festejos de rigor, pues se ha escuchado con alarmante preocupación el que se pretende reducir la temporada a 8 ó 7 novilladas. Las razones que argumenta la empresa para imponer la castración son varias, entre ellas que las entradas han venido siendo más que paupérrimas, lo cual es cierto y lamentable, y es muy probable que así sigan a menos que se amalgamen varios factores como sería que desde un principio, los novilleros Lorenzo Garza Gaona y Paulo Campero prendan la mecha y den vida a una rivalidad taurina que florezca en el tendido, con el surgimiento de los ‘istas’ y a ellos se les debe unir ‘El Mercurio del Toreo’ Jorge Rizo y apuntalar estos imanes con la presencia de Rodolfo Bello y sus caballos, que en presencia no le piden nada a los de Hermoso de Mendoza y Ventura, además de que su rejoneo es espectacular y ¡claro! habrá que respaldarlos con una impactante publicidad y un plan promocional para que la gente se retrate en las taquillas. En fin, por ese tenor pintaran las temporadas novilleriles, la que en México debe comenzar en breve (por cuestión del reglamento de espectáculos) ¿Con Diego Silveti y Sergio Flores?, ¿O solo Madrid los merece?, ¡Venga Empresa, toreros y apoderados!, ¡Ah! ¿Y ojala el serial inicie develando una placa que rece ‘En esta plaza, se discrimina a los toreros Mediocres y faltos de Enjundia’

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s