Fermín Spínola confirmó en Madrid

Spínola sorprendio en las Ventas...

De SOL y SOMBRA

Madrid, 12 oct.- El mexicano Fermín Spínola ha formado un buen alboroto en su confirmación de alternativa, hoy, en Las Ventas de Madrid, con un toreo reposado, clásico y puro, sin embargo, castigado por «el palco», que le dejó sin trofeo.

Asi lo vieron algunos medios españoles:

Aplausos: Fermín Spínola ha cuajado una importante actuación en la tarde de su confirmación en Las Ventas donde se ha lidiado una corrida de Valdefresno en la que destacaron dos toros de alta nota.

El mexicano confirmó alternativa con «Buscatodo», número 50, colorado de 538 kilos. El torero azteca realizó una faena estimable en la que sujetó en la media altura a un toro noble pero blando. Destacó al natural logrando muletazos templados y de mucha entidad.

El quinto fue un toro extraordinario, por su clase y buen ritmo en sus embestidas. Spínola rayó a un gran nivel en una faena reunida y compacta en la que toreó con cadencia y hondura. Los muletazos surgieron largos y encajados. Estuvo a la altura el mexicano en una faena en la que destacó la enorme despaciosidad. La pena fue que la estocada cayó baja ya que de no ser así hubiera paseado una oreja de peso.

Mundotoro: Fermín Spínola confirmó ante un toro serio y de buena condición al que faltó fuerza. El mejicano anduvo muy digno con él y dibujó un toreo pausado, en el que destacó la entidad de algunos naturales y el manejo de toda su faena. En el núcleo central fue volteado, pero sin consecuencias. Saludó una ovación tras dejar una grata impresión. Spínola dio una vuelta al ruedo tras pasaportar al quinto, un extraordinario toro de Valdefresno al que supo entender perfectamente. El toro tuvo clase, ritmo y hondura y el mejicano construyó con él una faena despaciosa y elegante, con algunos muletazos eternos sobre ambas manos. Labor reunida en el anillo que caló mucho en el tendido y que hubiese tenido premio de no caer baja la estocada.

Burladero.com: Fermín Spínola se ha enfrentado al mejor toro de la tarde. Buscador ha tenido nobleza, recorrido, transmisión y humillación, cualidades que ha aprovechado el mexicano para pegar buenas tandas. El de Nicolás Fraile casi hacía el avión al embestir pero ha faltado ligazón y transmisión por parte del mexicano. Lo ha matado, además, de una estocada baja.

COPE: Entre todos destacó el quinto, “Buscador”, prototipo de toro ‘Lisardo’, que fue poco a poco calentándose para llegar al último tercio embistiendo con muchísimas cualidades: humillación, ritmo, temple, profundidad y codicia. Enfrente estuvo el mexicano Fermín Spínola, que pese a dejar momentos destacables por ambos pitones, dejó la sensación de no aprovechar al notable ejemplar de Valdefresno. El toro hacía el avión y pedía larga distancia, sin embargo el azteca se empeñó en el cite en corto, pese a lo cual el toro siguió embistiendo con buen son. La estocada baja restó aún más los méritos de Spínola y rebajó el valor de la vuelta al ruedo final.

Antes, su primero, el toro de la confirmación, intentó en dos ocasiones saltar al callejón sin conseguirlo en ambas. Este astado tuvo tanta clase como escasa fortaleza de remos. El toro siempre quiso seguir por abajo los engaños del mexicano, pero en cuanto ligaba dos muletazos, el siguiente acababa con el animal rodando por el ruedo venteño. Spínola llegó a ser volteado sin consecuencias en el último tramo de la faena cuando intentaba el toreo en redondo.

La Razon: Con acento azteca. La tradicional corrida de la Hispanidad se tiñó ayer de mexicano. Fermín Spínola vino a Las Ventas a confirmar alternativa y dejó una grata impresión que, a punto estuvo de cristalizar en una oreja del importante quinto, de no ser por el bajonazo con el que lo pasaportó. El azteca, que ya había gustado en el colorado e inválido Valdefresno de la confirmación al que arrancó –a costa de una tremenda voltereta– limpios naturales, creció en su segundo. Los doblones del inicio, con personalidad, como los cambios de mano. Menos amontonado, trazó una buena serie al natural que encontró continuidad en dos series en redondo de mano baja. Bien colocado, estirando cada pase y pasándose al burel por el fajín, pero mató de feo bajonazo, que endureció el brazo del presidente. Grato debut. (Ismael del Prado)

El Pais: Las banderas de México ondearon en los tendidos. Querían apoyar a unas de sus promesas, Fermín Spínola, que llega tarde para confirmar, casi a final de temporada. Sin embargo, el buen sabor de boca que dejó ayer tendría que servirle para cotizar más alto en la temporada de invierno en su país.

En Las Ventas, de todos modos, suceden fenómenos paranormales. Cualquier día viene Iker Jiménez a grabar psicofonías. No se entiende que la afición se vuelva loca pidiendo la oreja en el quinto, como si no hubiera un mañana, y que, tras negarla el presidente, hagan como si nada y vuelvan a sentarse. Le costó al torero romper a dar la merecida vuelta al anillo. No lo hizo porque sí. Antes había aguantado algún parón y dominado una embestida noble, pero con tendencia a rajarse. Puso ambición, entrega y ganas de destacar en una fecha que marca su carrera para siempre.

Estuvo a punto de pasar por la enfermería. Los segundos que estuvo prendido se hicieron eternos. Tuvo los reflejos de esquivar la cornada mientras el astado se lo echaba a los lomos. Tras el susto, volvió todavía con más arrojo y tesón a la cara del toro. (Rosa Jimenez)

FICHA DEL FESTEJO.- Cinco toros de Valdefresno y uno -el sexto- de Fraile Mazas, del mismo encaste y casa ganadera, parejos de presencia, serios y hondos, de juego variado. El quinto, a más, el que mejor lució en la muleta; tuvo calidad el primero, sin embargo, demasiado flojo; el segundo se dejó mucho por el derecho; tercero y cuarto, deslucidos; y el sexto, se movió pero demasiado soso.

Carlos Escolar «Frascuelo»: tres pinchazos y tres descabellos (ovación tras aviso); y estocada corta y tres descabellos (ovación con algunas protestas).

Fermín Spínola: media y descabello (ovación tras aviso); y estocada caída (vuelta tras petición).

Andrés Palacios: cuatro pinchazos y descabello (silencio tras aviso); y tres pinchazos, media tendida y dos descabellos (silencio tras aviso).

En cuadrillas, saludaron David Adalid y Ángel Sopeña en el cuarto.

La plaza tuvo media entrada en tarde de calor soportable.

 

Twitter:@Twittaurino

1 comentario »

Deja un comentario